Las Ciencias Agrarias y Ambientales de la USAL, un impulso para la provincia

Además del Grado en Ciencias Ambientales y del Grado en Ingeniería Agrícola, la Facultad del Estudio Salmantino oferta másters, que forman a los nuevos profesionales del sector primario en Castilla y León

Alumnos de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Salamanca, durante una visita.
Alumnos de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Salamanca, durante una visita.

La Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Salamanca cierra el curso académico 2018/2019, manteniendo su apuesta por la formación de profesionales expertos en el cuidado y la gestión del medio ambiente. Con más de 500 alumnos totales matriculados en sus Grados en Ciencias Ambientales e Ingeniería Agrícola, y cerca de un centenar de nuevos ingresos, la institución del Estudio Salmantino muestra, una vez más, su capacidad de atracción para los universitarios, principalmente, de aquellos nacidos en Castilla y León.

Las cifras son claras al respecto. De acuerdo con los datos facilitados por la USAL en cuanto al perfil de sus estudiantes, más del 70 por ciento los alumnos que cursan las titulaciones ofertadas por la facultad, pertenecen a la comunidad autónoma. De ellos, entre el 30 y el 40 por ciento, son salmantinos.

Como ha asegurado Carmelo Ávila Zarza, decano de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales, ambos grados se caracterizan por su “gran porvenir” en materia de empleo. “Preparamos a nuestros estudiantes para afrontar dos de los retos más importantes a los que se enfrenta la humanidad en los próximos decenios. Por un lado, alimentar de manera sostenible a un número cada vez mayor de habitantes del planeta y, por otro preservar y mejorar el estado de nuestro planeta”, asegura.

Alumnos de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Salamanca.
Alumnos de la Facultad de Ciencias Agrarias y Ambientales de la Universidad de Salamanca.

Actualmente, la agricultura y la ganadería constituyen la principal actividad económica en la mayor parte de núcleos rurales de la provincia, lo que requiere de profesionales capacitados en el sector. En esta línea, Ávila Zarza señala que “nuestros grados forman a las futuras generaciones en la defensa del medio ambiente, el combate del cambio climático, el consumo y la producción sostenible y la Agricultura 4.0.”

El Grado en Ciencias Ambientales, cualifica a quien lo posea para la profesión de ambientólogo, ya sea en su ejercicio por cuenta propia o ajena. Además, corresponden a sus titulados, actividades dirigidas a la formación y educación ambiental, en la aplicación de los sistemas de gestión de calidad ambiental en la empresa y organizaciones, la realización de auditorías ambientales y la consultoría y evaluación de impacto ambiental, entre otros.

Por su parte, el Grado en Ingeniería Agrícola cuenta con las siguientes salidas laborales: dirección y asesoramiento técnico de explotaciones agropecuarias, gestión de cooperativas agrícolas, valoración y medición de fincas, y tasación de seguros agrarios, actividades en empresas de fitosanitarios y abonado de tierras, a las que suma un largo etcétera.

Como paso posterior a estas titulaciones, los egresados pueden acceder a los másteres que ofrece la facultad salmantina, en los que podrán ampliar sus competencias de cara al ejercicio profesional.

Nuevo campus

La Universidad de Salamanca, el Ayuntamiento, la Diputación y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, se han unido para crear un Campus Agroambiental en la capital del Tormes. La Facultad de Ciencias Agrarias y Medioambientales será el germen de este proyecto, que además aglutinará al Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología del CSIC.

Foco de atracción para investigadores y también para nuevas empresas del sector, este ambicioso proyecto se enmarca en la estrategia municipal de generar más oportunidades y crear empleo en torno a la investigación, desarrollo e innovación en Salamanca.

El nuevo campus se levantará en parcelas cedidas por el Ayuntamiento de Salamanca en el nuevo sector denominado La Platina, próximo al Campus Miguel de Unamuno y al Instituto de Biología Funcional y Genómica.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*