Vanesa Romero y el vídeo del Grand Prix del que se avergonzó ante Broncano en La Resistencia

0
1520

El pasado lunes Vanesa Romero se pasó por el todavía casi vacío teatro Arlequín de Madrid para participar en una nueva entrega de La Resistencia, el programa que cada noche presenta David Broncano en Movistar. La popular actriz de Aquí no hay quien viva y La que se avecina reconoció, entre otras cosas, haber superado el coronavirus, después de “dos meses horribles”, teniendo en cuenta, además, que Vanesa es paciente de riesgo al padecer asma.

El motivo de la presencia de la actriz alicantina en La Resistencia era la publicación de su primera novela, segundo libro que escribe después de Reflexiones de una rubia. Música para Sara es su nueva obra que, por cierto, está obteniendo críticas más que notables. Romero le contó a Broncano que en el libro participa también su novio, el músico Albert Jiménez, batería del grupo Showpay, que ha compuesto una canción que se puede escuchar activando un código QR que aparece en el libro.

Vanesa Romero logró irse del programa sin ser interrogada por David Broncano con las dos preguntas con las que más hace dudar a sus invitados: la del dinero que tienen en el banco y esa otra que tiene que ver con la actividad sexual en el último mes. La falta de tiempo se lo impidió.

Sin embargo, Broncano, friki de tantas cosas en general y de programas de televisión antiguos en particular, se cebó cuando leyó que Vanesa Romero había participado en dos engendros televisivos llamados Impacto TV y El Grand Prix. Respecto al primero, hubo risas entre el presentador y Vanesa Romero, pero al recordar el segundo a la actriz de La que se avecina se le cambió la cara.

Y es que su participación en la versión del concurso que presentó Carlos Lozano en Canal Sur quedará en la memoria de muchos. Vanesa participó en una prueba que consistía en aguantar el mayor espacio de tiempo posible subida a los lomos de un toro mecánico de los de la feria. Pero, como bien reconoció en La Resistencia, no llevaba el vestuario más apropiado para salir con bien de aquel atraco. El pronunciado escote no parecía lo más oportuno y pasó lo que tenía que pasar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here