13.7 C
Salamanca
miércoles, septiembre 30, 2020

Así son los Satmar, los judíos ultraortodoxos que aparecen en “Unorthodox”, la serie de moda

Lo más leído

El Peñaranda cancela el amistoso ante el Santa Marta por no cumplir con las medidas reglamentarias

El Peñaranda y el Santa Marta se tenían que ver las caras este miércoles a las 20:00 horas en el Alfonso San Casto. Sin...

Agenda semanal: 28 de septiembre – 4 de octubre

Miércoles 30 de septiembre Triangular: Zamora – Valladolid B – Guijuelo, a las 19:30 horas en el Ruta de la Plata. Viernes 2 de octubre Liga Femenina:...

Jordi Ferrer sale del Guijuelo en forma de cesión y pone rumbo al Sariñena aragonés

Jordi Ferrer cumplirá esta temporada el segundo de los tres años del contrato que firmó con el Guijuelo. Sin embargo, deberá esperar para tratar...

18 personas ingresan con COVID-19 en el Hospital en las últimas 24 horas

Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad de la Junta, Castilla y León notifica hoy 727 nuevos casos de la...

Sin hacer demasiado ruido, sin grandes campañas de promoción ni presencia en carteles y marquesinas por las calles (vacías ahora); así se ha colado Unorthodox, la miniserie de Netflix, entre las que hay que ver, sí o sí, en estos días de cuarentena, y más pronto que tarde.

La propuesta es, hay que decirlo rápido, interesantísima, sobre todo por el desconocimiento generalizado de la temática que trata. Se trata de una adaptación libre de la obra autobiográfica que Deborah Feldman escribió bajo el título Unorthodox: The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots (Heterodoxo: El escándalo rechazo de mis raíces jasídicas) y que cuenta su dolorosa ruptura total con el mundo en el que nació y creció.

Cualquier que haya viajado a Nueva York se habrá cruzado por la calle con cantidad de personas que, por su vestimenta, dejan traslucir su origen judío y la práctica de su religión. Son habituales, sobre todo en determinados barrios, los sombreros negros, el pequeño gorro denominado kipá, las ropas oscuras, las barbas, los bigotes y esos extraños tirabuzones que cuelgan a ambos lados del rostro.

Como en la mayoría de las creencias religiosas, también en el judaísmo existen grupos que apuestan por una doctrina más ortodoxa, con una aplicación más literal de las escrituras sagradas (el Talmud y la Torá, en este caso). Uno de los más destacado es el jasidismo. El más estricto lo practican las comunidades Satmar, movimiento en el que está inspirado Unorthodox, la serie de moda en Netflix.

Los personajes viven, como la mayoría de los poco más de 100.000 personas que practican su férrea disciplina en la actualidad, en el distrito neoyorquino de Williamsburgh, situado en el barrio de Brooklyn, a pocos metros de uno de los puentes más famosos de mundo. Allí, apartados en cierta forma del mundanal ruido, siguen a ultranza las enseñanzas de la doctrina que fundó en la actual Rumanía el rabino Yoel Teitelbaum (1887-1979), apoyado en la traumática experiencia de supervivientes directos del Holocausto Nazi.

Antisionistas declarados, están en contra del establecimiento del Estado de Israel, el altísimo índice de natalidad que se da entre ellos es una de las principales características de un sistema familiar claramente dividido entre hombres y mujeres, con evidentes discriminaciones para estas últimas. La media de hijos de cada familia es de 8, con la meta puesta en, como recuerda la serie, recuperar los millones de judíos que fueron exterminados por la locura de Hitler y sus bárbaros secuaces. Las bodas, increíblemente bien reflejadas en la que aparece en la serie de Netflix, son recurrentes y los divorcios, de ahí lo trascendental de la experiencia de Deborah Feldman, prácticamente inexistentes.

El papel de la mujer en las comunidades jasídicas, especialmente en la doctrina Satmar, se reduce a la faceta reproductora y al cuidado de la casa, del marido y de los futuros hijos. Siempre cubiertas, su vestimenta es puramente estoica y un metafórico detalle resume a la perfección su tratamiento: a temprana edad, todas las mujeres se rapan el pelo y su cabeza es cubierta por una peluca durante el resto de su vida. Por contra, sobre la cabeza de los hombres casados, los lujosos shtreimels.

Estas comunidades de judíos ultraortodoxos se comunican a través del Yidis, lenguaje milenario que comenzaron a hablar hace diez siglos los primeros judíos que llegaron a Alemania. Nunca, hasta ahora, una serie de televisión había utilizado esta lengua y ha sido Unorthodox la que, como tantas otras cosas, nos la ha descubierto. Si tenéis oportunidad de verla en Netflix, ni lo dudéis.

- Advertisement -

Más Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

Katie Lou Samuelson ya ejerce como jugadora perfumera

Perfumerías Avenida ha sumado este martes una nueva pieza al grupo. Tras dar negativo en la prueba PCR, Katie Lou Samuelson ha pisado por...

Un aula del colegio San Estanislao de Kostka, nuevo grupo en cuarentena en la ciudad

Los positivos por PCR detectados en miembros de la comunidad educativa obligan a la Consejería de Educación a cerrar una nueva aula...

Henry Warrington

La canción de las 18:32. Yo, por quedarme en Galicia, mato y hasta me declaro culpable. Lo hago, aunque tenga que compartir algo de...

El Peñaranda no puede con el Valladolid de División de Honor

El Peñaranda ha caído este martes ante el Real Valladolid de División de Honor en un nuevo amistoso de pretemporada. El conjunto morado no...

Nono baja de categoría para recalar en el Ribert

Tras muchos meses de espera y numerosas despedidas, poco a poco se va dilucidando la plantilla que tendrá el Ribert la próxima temporada, para...

Uso de cookies

De conformidad, tras la entrada en vigor de la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones y su afectación en el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web-, propias y de terceros, con la finalidad de recabar información de entrada o identificación de usuarios; reproducción y carga de formularios y/o plug-in de contenido; publicitarias; estadísticas; entre otras.

ACEPTAR
Aviso de cookies