El teatro se reinventa para sobrevivir en Ciudad Rodrigo con la XXIII Feria

El consejero de Cultura y Turismo, Javier Ortega Álvarez, ha presentado hoy la XXIII Feria de Teatro de Castilla y León, que en esta nueva edición y a pesar de las circunstancias seguirá conservando elementos distintivos como la calidad, la novedad, la diversidad de las creaciones, el acceso a la participación en la creación cultural y la promoción interior y exterior de las compañías profesionales de artes escénicas de Castilla y León.

La compañía segoviana Nao d’Amores, dirigida por Ana Zamora, inaugurará el próximo 25 de agosto la Feria de Teatro de Castilla y León con su último trabajo: Nise, la tragedia de Inés de Castro, una propuesta producida en colaboración con el Teatro de la Abadía que recupera, a partir de dos textos de Jerónimo Bermúdez, la singular peripecia vital de la amante de don Pedro de Portugal. A esa puesta en escena se sumarán hasta el día 29 más de medio centenar de representaciones de distintos formatos, para todos los públicos y de géneros variados: teatro de actores, de títeres, gestual, montajes multidisciplinares, danza, circo y artes de calle. Prácticamente la mitad de la programación se presentará en primicia, 12 como estrenos absolutos y 2 más que se estrenarán en su versión en castellano.

El repertorio de espectáculos se ha diseñado tras seleccionar entre las 834 candidaturas presentadas, un 19 % menos que en la pasada edición. Las propuestas nacionales cayeron un 17 %, hasta las 723, y en porcentaje similar lo hicieron las de Castilla y León (60, de las que por fechas de estreno eran válidas 52). Pese a las dificultades de movilidad internacional, 111 compañías extranjeras se han postulado para participar, aunque finalmente, y dadas las circunstancias, la presencia foránea se ha reducido a una sola formación, la portuguesa Este Estación Teatral, en virtud de los acuerdos de intercambio con la Feria Ibérica de Fundâo, a la que acudirá una compañía de Castilla y León en otoño.

Medidas de protección ante el coronavirus

Los quince espacios habituales se han reducido a los que permiten cumplir las medidas de seguridad, con un menor aforo, garantizando la distancia entre espectadores y habilitando itinerarios diferenciados de entrada y salida. La reducción de compañías, escenarios y aforos se compensará, no obstante, con un mayor número de funciones, más de medio centenar, lo que supondrá igualar prácticamente las representaciones de años anteriores.

En la programación de este año se han impuesto propuestas más íntimas, de pequeño formato, vinculadas a los nuevos lenguajes escénicos y dirigidas a un aforo reducido. También se potenciará la programación online. La página web de la Feria de Teatro de Castilla y León habilitará dos nuevos apartados: uno para incluir todas las actividades que podrán seguirse online, denominado Feria Virtual, y otro para informar de todas las medidas y protocolos de seguridad.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*