La Sala de Santo Domingo acogerá las esculturas de Venancio Blanco

La muestra, titulada 'El capricho de la idea', cuenta con más de cien obras entre dibujos y esculturas, y podrá visitarse hasta el mes de junio de forma gratuita

Venancio Blanco, en Capa ante su escultura Sonata-Homenaje.
Venancio Blanco, en Capa ante su escultura Sonata-Homenaje.

La creación de Venancio Blanco sigue viva en Salamanca. La Sala de Exposiciones de Santo Domingo de la Cruz acoge, desde hoy martes, 29 de enero, una nueva muestra del salmantino, fallecido en febrero de 2018. Bajo el nombre de ‘El capricho de la idea’, la exposición está formada por más de un centenar de esculturas y dibujos, realizados entre 1959 y 2018. En ellos, se puede percibir el lado más personal e íntimo del artista de Matilla.

Además, los visitantes que se acerquen a la Sala de Santo Domingo también podrán disfrutar de una parte de la colección ‘Los Dibujos de desayuno‘. Se trata de una serie de trazos libres, que Venancio realizaba durante el café de la mañana, utilizando como soporte la servilleta de bar. Estos vieron la luz en 2015, cuando la Fundación Venancio Blanco los mostró por primera vez con motivo del Centenario de Santa Teresa.

Las obras podrán visitarse de forma gratuita hasta el mes de junio. El horario de apertura es de martes a viernes, de 17:00 a 21:00 horas; sábados, domingos y festivos, de 12:00 a 14:00 horas y de 17:00 horas a 21:00 horas.

De acuerdo con fuentes de la organización, ‘El capricho de la idea’ muestra al visitante la capacidad de trabajo, la ilusión y el interés por la experiencias vitales. En palabras del propio Venancio  “la idea nace misteriosamente en lo más profundo del artista, donde su sensibilidad guarda un sitio para ella. Desde allí pide salir para tomar forma plástica, y se dirige al dibujo e inicia su recorrido hacia otras materias, si su capricho es convertirse en pintura, escultura, música o arquitectura. El artista tiene la obligación de conocer el oficio y el dominio de la materia como instrumento para servir a la idea, y gozar con ella del hecho creativo.”

Venancio Blanco, junto a una de sus obras.
Venancio Blanco, junto a una de sus obras.

Esta es la octava exposición de Venancio Blanco que la ciudad alberga de forma permanente. Al igual que las anteriores, ‘El capricho de la idea’  se enmarca dentro del acuerdo firmado en septiembre de 2014 entre el Ayuntamiento de Salamanca, la FUNDACIÓN MAPFRE y la propia Fundación Venancio Blanco.

Durante la inauguración de la muestra, el alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo ha afirmado que se trata un atractivo para quienes visitan la ciudad, además de una nueva oportunidad para seguir conociendo a uno de los grandes creadores de nuestro tiempo. Por otra parte, ha querido destacar los logros de Vicente Blanco, al que ha calificado como “un artista inagotable.”

Venancio Blanco, un artista galardonado

Nacido en Matilla de los Caños (Salamanca) en 1943, Venancio Blanco formó parte del grupo de los Seis Escultores que se creó en Madrid en los años sesenta. Desde 1977 fue miembro de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y perteneció a otras Academias en España y en Roma. Años después, en 1981 fue nombrado director de la Academia Española de Bellas Artes en Roma.

Entre los numerosos premios con los que fue galardonado, destacan Premio Nacional de Escultura, Primera Medalla en la Exposición Nacional de Bellas Artes. Sin olvidar el Gran Premio de Escultura en la V Bienal de Arte de Alejandría, Medalla de Oro en la IV Bienal de Arte Sacro de Salzburgo, Premio de las Artes de Castilla y León y Medalla de Oro de la Ciudad de Salamanca.

Con una obra repartida en diversos museos de España y del extranjero, el legado del salmantino continúa presente gracias a la Fundación Venancio Blanco. Creada en el año 2009, esta organización pretende fomentar y difundir la escultura y el dibujo.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*