Los secretos de la restauración, al alcance de todos en la UPSA

La Biblioteca de la Universidad Pontificia de Salamanca ha desarrollado, este jueves, varias actividades con el objetivo de acercar a la Comunidad Universitaria y a la sociedad salmantina la importancia de la restauración, conservación y preservación del fondo documental patrimonial

Katia Martín, mientras muestra a los asistentes las labores de restauración.
Katia Martín, mientras muestra a los asistentes las labores de restauración.

Este jueves, la Biblioteca de la Universidad Pontificia de Salamanca ha celebrado una jornada de puertas abiertas al Taller de Restauración de la UPSA. Para conmemorar el Día Internacional de la Conservación y Restauración, que tendrá lugar el próximo 13 de octubre, se han llevado a cabo varias actividades, con el objetivo de acercar la importancia de esta labor tanto a la Comunidad Universitaria y a la sociedad salmantina.

Una de las técnicas de restauración empleadas.
Una de las técnicas de restauración empleadas.

Así, se han realizado demostraciones sobre los procesos de restauración de libros, manuscritos y papiros. Estas han estado a cargo de especialista, Katia Martín, que ha explicado los pasos a seguir desde la primera valoración de la obra, a la propuesta de tratamiento e intervención que se requiere según el grado de deterioro y de restauración.

Durante el taller se han mostrado las técnicas empleadas, muchas de origen oriental, que son inocuas y se realizan con el objetivo de que la obra vuelva a ser funcional. “La diferencia entre una buena o mala restauración se basa en respetar los materiales originales y siempre que sea posible, la estructura”, indica Martín. Las técnicas de restauración incluyen, por ejemplo, el uso de almidón, que permite adherir el papel antiguo y respeta las tintas; tisús de fibras vegetales para unir los espacios rotos de la obra y vapor para retirar el adhesivo.

Más de 35.000 volúmenes

El fondo histórico de la Universidad cuenta con más de 35.000 volúmenes (incluidos incunables y documentos desde el siglo XIII) entre los que se establecen prioridades para la reparación de la obra, en función del deterioro o la extensión de su intervención. Además, la Biblioteca custodia, conserva y preserva fondos documentales externos recibidos de donaciones, legados o cesiones.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*