Prebenjamines de Trinitarios, de 0 a 100 en un año

El conjunto prebenjamín del Club Deportivo Trinitarios de Salamanca se ha erigido vencedor de la liga Tercera Provincial, que finalizará este domingo, 19 de mayo, cambiando por completo los resultados de la temporada pasada, cuando el marcador no les dio ni un solo triunfo en la competición

El equipo de los prebenjamines del Club Deportivo Trinitarios, durante un entrenamiento.
El equipo de los prebenjamines del Club Deportivo Trinitarios, durante un entrenamiento.

La sociedad es, cada vez, más consciente de la importancia que tiene la actividad deportiva en la infancia. Prueba de ello es el notable incremento de clubes que ha experimentado la ciudad en los últimos años. Según los datos facilitados por la Federación de Castilla y León de Fútbol, actualmente, la provincia cuenta con 23 equipos prebenjamines, que ofrecen a los niños y niñas de entre seis y siete años la oportunidad de desarrollar sus capacidades físicas al mismo tiempo que se divierten.

Más allá de las ventajas citadas, la práctica continuada de este deporte también ha demostrado ser una vía inmejorable para el aprendizaje de grandes lecciones vitales. Porque, de vez en cuando, detrás de los resultados reflejados por el marcador, se esconden verdaderas historias de superación colectiva. Este es el caso del Club Deportivo Trinitarios, que desde el 28 de abril, ostenta el título de campeón de la liga tercera provincial después de que el pasado año no logrará anotar una sola victoria.

Conjunto prebenjamín del C.D. Trinitarios, al completo.
El conjunto prebenjamín del C.D. Trinitarios, al completo.

Con tres jornadas de antelación a la final, que se celebrará este domingo, 19 de mayo, y una distancia de 12 puntos separándoles del segundo clasificado, los prebenjamines del Club Deportivo Trinitarios han logrado hacerse con el oro de la liga en la base, gracias a un esfuerzo constante que se ha mantenido desde el comienzo de la temporada, en septiembre de 2018, hasta los últimos encuentros disputados. Y es que con 115 goles a favor y 28 en contra en 18 partidos, los trece niños y dos niñas que forman el equipo, han logrado cambiar por completo las cifras del año pasado, cuando el marcador no les dio ni un solo triunfo.

Sin embargo, los pequeños, que entrenan dos veces por semana en las instalaciones del colegio Padres Trinitarios, no parecen darle demasiada importancia a su nuevo estatus de campeones. “¿Estáis felices por la victoria?”, “¡sí!”, afirman al unísono. “Pero, ¿más o menos que el año pasado?”, “¡igual!”, vuelven a coincidir. Y es que para ellos no es una competición, sino un juego.

En cuanto a las razones de este cambio, Joaquín Sánchez, presidente del club, no duda en su respuesta: “Ha sido trabajo, trabajo y trabajo”, comenta. Pero insiste en que lo importante no es el triunfo, sino conseguir que los niños se diviertan a través del fútbol. “La actividad deportiva es fundamental a cualquier nivel. Les ayuda a relacionarse, a pasarlo bien, a tender la mano al contrario, y a aprender unas reglas y una serie de valores muy necesarios”, asegura. A lo que añade que, bajo su óptica, la colectividad hace muy interesante al fútbol, una característica que lo diferencia de otras disciplinas en las que prima la individualidad. “No importa de qué color vistan los niños que se encuentran en el terreno de juego, les enseña lo que es el compañerismo.”

Los prebenjamines del C.D. Trinitarios, entrenando.
Los prebenjamines del C.D. Trinitarios, entrenando.

Además, desde el colectivo intentan transmitir a todo el conjunto el significado de la humildad. Consecuentes con ello, han decidido que no van a realizar ningún tipo de celebración especial por la victoria. “Preferimos no darle importancia a estas situaciones porque creemos que ellos tienen que saber que con el esfuerzo se consiguen los objetivos. Si hacemos algo este año por el hecho de haber ganado, los niños podrían interpretarlo como un premio”, afirma Joaquín Sánchez. Eso sí, confiesa que una vez finalizado el encuentro con el que consiguieron el oro, los pequeños se sacaron una fotografía para inmortalizar el momento.

Además de transmitir las técnicas y los valores del fútbol, desde el equipo técnico se insiste a los niños y niñas que no deben dejar a un lado estudios. “Todos quieren ser futbolistas, pero les intentamos hacer ver que tienen que aprobar los exámenes. Los tratamos con naturalidad, como si fueramos una gran familia”, comenta Sánchez.

Medio siglo del C.D. Trinitarios

Fundado en el año 1968 con el nombre de Brunete Club de Fútbol, el Club Deportivo Trinitarios, decidió cambiar su denominación con la llegada de la democracia, eligiendo su nueva nomenclatura en agradecimiento al colegio que, desde aquel momento, y hasta el día de hoy, les ha cedido sus instalaciones.

Medio siglo de historia después, ha sido cantera de grandes figuras del fútbol salmantino, entre las que destacan Miguel Torrecilla; Benito Gregón, mejor conocido como ‘El Gato’; o los hermanos Roberto y David Rodríguez Encinas, entre otros. “Todos han salido de este humilde club”, asegura Sánchez.

Con más trofeos a sus espaldas de los que se pueden contar a simple vista, los Trinitarios cuentan con una larga trayectoria, en la que no han faltado los viajes. Alevines, infantiles y cadetes, se han trasladado hasta países europeos como Francia, donde han jugado numerosos torneos.

Abierto el plazo de inscripción

Ya es posible incribirse en el C.D Trinitarios, tanto para las categorías de iniciación como para las superiores. Los interesados pueden ponerse en contacto con el colectivo a través de su cuenta de Twitter @CDTrinitariosSA o telefónicamente, llamando al número 606640904. Cabe recordar que pueden acceder a él todos los niños y adolescentes que lo deseen con edades comprendidas entre los 6 y los 18 años, independientemente del centro docente al que pertenezcan o a su lugar de residencia. “Aquí tiene las puertas abiertas todo el mundo”, asegura su presidente.

Respeto al rival y en la grada

Los incidentes que se producen en las competiciones infantiles son, desgraciadamente, un hecho que se repite con demasiada frecuencia. Situaciones que no solo ofrecen un mal ejemplo a los niños y niñas que participan en los torneos, si no que echan por tierra el trabajo de compañerismo y respeto al rival que tanto se esfuerzan por inculcar clubes como el C.D. Trinitarios.

Como sostienen Joaquín Sánchez, presidente del colectivo; Quintín Maide, entrenador titulado; y Jose Pacheco, delegado; controlar este tipo de sucesos es primordial en todas las categorías, tanto dentro como fuera del campo. “En los partidos de los prebenjamines predomina el compañerismo y no hay tanta picardía a la hora de jugar”, comentan haciendo referencia al ‘fair play’ de los pequeños. En cuanto a los problemas en la grada, también están de acuerdo: “es necesario erradicarlos.”

Para evitar estas situaciones y conseguir que el deporte sirva para fomentar el respeto y el compañerismo, la Concejalía de Deportes de Salamanca ha iniciado este curso académico un ambicioso proyecto denominado ‘Juego Limpio’. El objetivo es impulsar entre todos los participantes un aprendizaje significativo de los valores positivos que aporta el deporte, así como, conseguir hacer efectiva la educación integral que debe transmitir el deporte escolar. En definitiva, evitar las acciones provocativas o expresiones irrespetuosas que se produzcan en la celebración de cualquier encuentro deportivo de niños y jóvenes en edad escolar, entre participantes, entrenadores o entre familiares y acompañantes.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*