La magia de viajar de una forma diferente

El salmantino Sergio Pérez ha creado ‘Los viajes de Lugh’, una iniciativa que ofrece itinerarios personalizados para descubrir los lugares más recónditos del planeta en contacto con la naturaleza

Sergio Pérez, creador de ‘Los viajes de Lugh’ en la isla de Lantau, en Hong Kong.
Sergio Pérez, creador de ‘Los viajes de Lugh’ en la isla de Lantau, en Hong Kong.

Recorrer los hermosos parajes que nos ofrece el planeta es una de esas decisiones de las que es imposible arrepentirse. Ya lo decía el escritor estadounidense Mark Twain: “Dentro de veinte años estarás más decepcionado de las cosas que no hiciste que de las que hiciste. Así que desata amarras y navega alejándote de los puertos conocidos. Aprovecha los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre”. A cualquiera le entrarían ganas de hacer las maletas y escaparse lejos después de leer estas palabras. Lejos de la rutina y de la comodidad del hogar, para dejarse sorprender.

Sin embargo, el concepto que plasma Twain en esta cita célebre poco o nada tiene que ver con una de las formas más comunes de viajar hoy en día. Hablamos de los paquetes cerrados que ofertan las agencias de viaje. Horarios y destinos prefijados con antelación, en los que lo importante es ver el mayor número de monumentos marcados en la guía. Prisas y más prisas, sin espacio a la improvisación. Con el objetivo de romper con esta idea de conocer el mundo, el salmantino Sergio Pérez ha creado ‘Los viajes de Lugh’, una iniciativa que ofrece una forma distinta de descubrir los rincones más recónditos. “Este proyecto surge a partir de mis grandes pasiones: viajar, la naturaleza e Irlanda. Durante muchos años viví allí y me enamoré de este país, de su gente y de su cultura musical”, explica.

Sergio Pérez, junto a unos amigos en una de las playa de Irlanda.
Sergio Pérez, junto a unos amigos en una de las playa de Irlanda.

“La cultura celta siempre ha estado ligada a la naturaleza y a la magia. Lugh es el patrón celta de los viajeros. No encontré un nombre mejor para mi negocio que ‘Los viajes de Lugh’, como reflejo de esa pasión por Irlanda y por unos viajes en los que la naturaleza es la protagonista. En ellos surge la magia, esa que aparece cuando se disfruta del viaje, del camino”, añade.

Y de Irlanda, al resto del mundo, porque Sergio no ha parado de conocer ciudades en los últimos años. Ámsterdam, Bruselas, Londres, Oxford, Edimburgo, Tánger, Marrakech, Chauen, Múnich, Stuttgart, Génova, Camogli y Dublín son solo algunos de los destinos que ha visitado.

“La meta no es tan importante si no eres capaz de mezclarte con lo más auténtico”

No obstante, si tuviera que elegir una aventura que le ha marcado, esa sería la que vivió en su periplo por diferentes países asiáticos y que le llevó hasta Nueva Zelanda. “Me cambió en dos aspectos: en la forma de viajar y en la de pensar. Cuando tomé contacto con las culturas de estos países, me di cuenta de que hay estilos de vida muy diferentes al occidental y que son tan buenos como el nuestro. También conocí a otros viajeros que habían decidido dejarlo todo para conectar con la parte más humana del mundo”, comenta.

“Además, fui testigo de la bondad humana, gracias a todos aquellos que estuvieron dispuestos a echarme una mano, incluso si no me entendían. Todas esas vivencias consiguieron que mi forma de viajar cambiara. Ahora ya no busco ver todo de un país o ciudad, si no disfrutar del camino. La meta no es tan importante si no eres capaz de mezclarte con lo más auténtico de cada lugar, con su gente, con su cultura.”

Servicios

‘Los viajes de Lugh’, presta tres servicios a todos aquellos que compartan una filosofía similar a la de Sergio. En primer lugar, cuenta con un blog en el que se puede encontrar información relacionada con los viajes y con formas de vida alternativas.

Por otra parte, presta asesorías de viajes basadas tanto en las experiencias viajeras como profesionales de su creador. “Ofrezco el diseño completo y 100% personalizado de un viaje para que se convierta en un aventura única y especial. En base a un cuestionario y a una conversación telefónica con el cliente, presento varias propuestas adaptadas a sus gustos y preferencias. Una vez elegida su favorita, él se encarga de adquirir los billetes de avión y las habitaciones de hotel, contando siempre con mi ayuda.” El precio de esta asesoría es de 25 euros por día de viaje.

Sergio en Mui Ne, el desierto de Vietnam.
Sergio en Mui Ne, el desierto de Vietnam.

Finalmente, también se organizan viajes en grupo, una alternativa en la que cliente comparte experiencias con otras personas con sus mismos intereses. En ellos, Pérez ejerce de guía. “El objetivo de estos itinerarios, en los que yo mismo asisto como acompañante, es tomar conciencia del lugar que se visita, mediante un contacto auténtico con los locales y con la cultura. Una parte importante de los mismos es la realización de rutas de senderismo, que permiten admirar toda la belleza natural de los diferentes parajes. Antes de comenzar cada uno de los viajes se prepara un recorrido, pero se da pie a la improvisación. Así, cada integrante del grupo juega un papel activo y, entre todos, se lleva a cabo la toma de decisiones”, asegura.

En cada uno de los viajes pueden participar un mínimo de seis personas y un máximo de diez. “Todos ellos son seleccionados cuidadosamente para crear un verdadero equipo en el que todos se sientan parte de algo especial. No importa si alguien viene solo, ya que al compartir valores e intereses, la conexión con el resto de integrantes es sencilla. Además, se crean grupos de WhatsApp pre-viaje, en los que se comparte información y se produce la primera toma de contacto.”

El próximo itinerario en grupo se realizará, previsiblemente, a finales de mayo y tendrá Cuba como escenario.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*