“Posiblemente el Dakar sea el mayor reto al que me he enfrentado”

Lorenzo Santolino, el piloto guijuelense campeón de España de enduro, participa por primera vez en el rally Dakar. La prueba es una de las más duras del mundo con diez etapas y 5.000 kilómetros

Dakar
Lorenzo Santolino, en una imagen junto a su moto.

– Es la primera vez que participas en el rally Dakar, ¿cómo afrontas esta nueva experiencia?

– Es un gran reto, pero se trata de una carrera que me hace especial ilusión. La he seguido desde que era un niño y la verdad es que es muy importante para mí poder vivirla en persona.

– ¿Por qué decidiste competir en esta prueba?

– La razón principal es que se trata de un paso lógico en mi carrera deportiva, ya que comencé en el motocross y posteriormente me cambié a la especialidad de enduro. Después de doce años compitiendo en el Mundial, necesitaba un cambio de aires.

– Se trata de una de las competiciones más duras, con diez etapas y 5.000 kilómetros, ¿cómo te has preparado físicamente?

– Es la carrera más dura del mundo del motor en cuanto a días y dificultad de condiciones. Así que, junto a mi preparador físico, hemos hecho un plan de entrenamiento durante toda la temporada enfocándonos en ella. Además de trabajar la navegación, tanto técnicamente en la moto, como con ejercicios en casa, creo que hemos intentado que esté preparado en todos los aspectos.

Dakar
Santolino, en la tercera etapa del Dakar.

– ¿Y mentalmente?

– Mentalmente no hemos hecho un trabajo específico con un psicólogo deportivo. Quizá es un trabajo pendiente para el próximo año.

– ¿Cuál es el objetivo que te has marcado para esta carrera?

– El objetivo para esta carrera es acabar. Para este primer año no me quiero marcar un resultado numérico, ya que sería meterme presión y querer lograr algo para lo que quizá no sea el momento. De todo lo que hemos trabajado, lo que nos falta es la experiencia. Es algo que se acumula con el tiempo. Entonces el objetivo es sumar el mayor número de kilómetros posible y la única manera de conseguirlo es estando en la carrera.

– ¿Crees que tu moto es competitiva?

– Tengo un buen equipo y una moto que creo que es competitiva. Seguramente no sea la mejor pero es muy equilibrada. La verdad es que desde Sherco han trabajado bien y yo soy optimista. Confío en la moto y ya he visto en otras carreras que podemos estar a la altura.

– ¿Es el mayor reto al que te has enfrentado?

– Puede que sea así porque es la carrera para la que más me estoy preparando si se tiene en cuenta que es un solo evento. Yo estoy acostumbrado a preparar campeonatos que son de siete, ocho o diez pruebas a lo largo del año, entonces vas paso a paso. Ahora ha sido bastante distinto para mí, ya que el objetivo era el Dakar. Ha sido un año de preparación dedicado a él. Por eso, y por la gran atención mediática que recibe, posiblemente sea el mayor reto al que me he enfrentado.

– ¿Sientes respeto por el trazado?

– Tengo mucho respeto a las condiciones a las que nos enfrentamos, ya que a veces te engaña mucho la visibilidad, sobre todo, en las zonas de dunas y de arena. Te sientes confiado porque parece que puedes ir más rápido y de repente hay una trampa o una duna cortada.

– A Perú han asistido otras figuras del motor españolas como Carlos Sainz o Nani Roma, ¿has podido conocerles?

– En el Dakar hay una buena participación española. A Carlos Sainz le conozco poco, he coincidido alguna vez con él pero no hemos llegado a entablar una conversación. Con Nani Roma tengo más contacto porque él viene del mundo del enduro. Le conozco desde hace años y es un gran tipo.

– ¿Te has sentido acogido por ellos?

– Sí, Nani Roma incluso me dio su perspectiva de lo que es el Dakar y cómo afrontar este paso del enduro al rally.

– ¿En el Dakar participa algún piloto que sea un referente para ti?

– Tengo muchos referentes porque hay pilotos de mucha calidad. Cada uno de ellos tiene distintas cualidades: unos son más rápidos, otros son mejores navegantes y otros tienen una manera de hacer las cosas que marca la diferencia. Lo que intento hacer es fijarme en ellos y aprender lo máximo posible. Esa es la mejor manera de evolucionar.

– ¿Te costó encontrar patrocinadores para asistir al Dakar?

– El tema de los patrocinadores es complicado. Sin embargo, es cierto que el rally Dakar es una prueba muy mediática, por lo que hay más posibilidades de buscar apoyo en otros campos que no se centren solo en el motor. Estoy muy contento de contar con el apoyo de Neumáticos Andrés, que es la empresa líder en España de distribución de neumáticos. Además, me hace especial ilusión porque es propiedad de una familia de Salamanca y está vinculada a nuestra tierra, así que me enorgullece poder llevarlos como colaboradores. A parte de esta empresa, han confiado en mí Castilla y León es Vida, Pont Grup o Red Sand.

– ¿Qué retos deportivos te marcas a corto plazo?

– Actualmente todo se enfoca en el Dakar. Una vez finalice esta prueba, evaluaremos con el equipo cómo ha ido la carrera y marcaremos nuevos retos. El objetivo del próximo año será de nuevo el Dakar 2020.

– ¿Cuál de tus logros recuerdas con más cariño?

– Yo diría que cuando ganamos el Mundial Junior por equipos en 2007 en Chile. Me hizo muchísima ilusión, fue una carrera muy bonita y competimos muy bien junto a todo el equipo. También destacaría la victoria en el Mundial Junior individual en el año 2010 porque fue un trabajo largo de aprendizaje en la especialidad de enduro. Por último, otro de los logros que recuerdo con cariño fue en los años 2014 y 2015 cuando conseguí mi primer pódium e hice una carrera en el Mundial Absoluto.

– Para lograr tantos éxitos, habrás tenido que dedicarle mucho tiempo al deporte. ¿Cuántas horas entrenas al día?

– Prácticamente dedico toda mi vida al deporte, no hay horario. La prioridad es estar preparado para competir y hago lo que haga falta para ello en cuanto a horario, entrenamientos o desplazamientos. Normalmente entreno entre cinco o seis días por semana en los que hago doble sesión.

– ¿Cómo comenzó tu incursión en el motociclismo?

– Empezó cuando era muy pequeño, siempre como un juego. Creo que así es como tiene que comenzar. Mi padre, que es un apasionado de las motos, fue el que me ayudó a dar mis primeros pasos y, tiempo después, a competir. Luego comencé a trabajar con equipos y fui creciendo y mejorando mi nivel.

– ¿Cómo recuerdas esos años?

– Era una época muy distinta a lo que estoy viviendo ahora pero fue muy bonita. Nos lo pasábamos muy bien dando una vuelta por los caminos y la montaña mientras disfrutábamos del paisaje. Después, cuando empecé las competiciones con ocho años, esperaba a que llegara el fin de semana para asistir a alguna carrera o a entrenamientos a los que iba con toda mi familia. Siempre hemos estado muy unidos y me han apoyado al 100%. Si estoy aquí es por ellos, si no sería imposible.

– ¿Alguna vez pensaste que llegarías a competir en el Dakar?

– Competir en el Dakar ha sido una cuenta pendiente que siempre he tenido. Sobre todo cuando era más pequeño y lo veía por televisión. Con el tiempo me convertí en profesional y en la etapa del enduro conocí un poco más esta competición por las experiencias de otros pilotos. Ahí fue cuando empecé a sentir respeto por ella porque realmente comprendí la peligrosidad que conllevaba. Creo que este es el momento en el que llego con un buen equilibrio.Dakar

– ¿Sientes que has tenido que renunciar a algo durante estos años por el motociclismo?

– Realmente renunciar, no. He tenido que adaptarme a muchas cosas, pero no me arrepiento de nada. Es una forma de vida, parte de mi trabajo y de mi pasión.

– Hablando de los éxitos y de las cosas a las que has tenido que renunciar, ¿el balance ha sido positivo?

– De momento estoy contento. He tenido que dejar muchas cosas de lado pero soy feliz con lo que hago. Me apoya mucha gente que me quiere y me rodea, entonces no puedo pedir más.

Al cierre de esta edición, Lorenzo Santolino iba undécimo en la tercera etapa del rally Dakar disputada el 9 de enero.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*