Un estudio del agua revela un repunte en el consumo de cocaína en España

La profesora e investigadora Iria González Mariño, del Departamento de Química Analítica, Nutrición y Bromatología de la Universidad de Salamanca, es la primera autora de un estudio mundial sobre adicciones mediante el análisis de aguas residuales en 120 ciudades

La profesora e investigadora Iria González Mariño, líder del estudio.
La profesora e investigadora Iria González Mariño, líder del estudio.

El estudio liderado por la profesora e investigadora Iria González Mariño, del Departamento de Química Analítica, Nutrición y Bromatología, de la Universidad de Salamanca, ha confirmado los datos obtenidos por otros indicadores sobre las adicciones en Europa mediante un análisis de las aguas residuales. Los resultados de su trabajo, titulado ‘Evaluación espacio-temporal del consumo de drogas a gran escala: evidencias de 7 años de monitorización internacional de aguas residuales’ se han dado a conocer este miércoles en ‘Adiction’, catalogada como la primera revista mundial en el campo de las adicciones.

El estudio, en el que han participado 71 investigadores de 27 países diferentes, se ha centrado en el análisis de aguas residuales con fines epidemiológicos para evaluar el consumo de drogas en 120 ciudades durante el periodo comprendido entre 2011 y 2017. En total, el estudio ha analizado el agua residual generada por una población estimada de cerca de 60 millones de personas durante al menos una semana, lo que ha permitido evaluar las tendencias espaciales de uso de cuatro sustancias ilegales: anfetamina, metanfetamina, éxtasis y cocaína.

Mientras el consumo de cocaína es mayor en los países del sur de Europa, la metanfetamina prevalece en el este del continente

Entre las principales conclusiones extraídas, destaca la detección de un aumento considerable del consumo de cocaína en España, siendo la droga predominante por encima de la metanfetamina. Sin embargo, este incremento, no solo se ha producido dentro de nuestras fronteras. De acuerdo con los datos obtenidos, éste se ha generalizado en la mayor parte de las ciudades monitorizadas durante el periodo analizado, siendo la droga predominante en los países del sur y oeste del continente europeo. No obstante, y según ha aclarado González Mariño, no se ha podido determinar con exactitud si éste repunte responde, efectivamente, a un aumento del consumo o a una mayor pureza de las sustancias.

Por otra parte, en los países del este, se aprecia un consumo especialmente elevado de metanfetamina. Aunque menor que el de las otras cuatro sustancias estimulantes consideradas, es especialmente elevado en Eslovaquia, República Checa y este de Alemania y está expandiéndose al norte y al centro de Europa.

Los resultados obtenidos por el trabajo en el continente europeo.
Los resultados obtenidos por el trabajo en el continente europeo.

Más allá de estos resultados, que están en consonancia con los derivados de indicadores establecidos, como encuestas poblacionales, ingresos hospitalarios o muertes por consumo de drogas, “el análisis de muestras tomadas directamente desde las depuradoras municipales se presenta como una forma eficaz, relativamente económica y rápida de obtener información sobre lo que está pasando en este ámbito en las ciudades analizadas; de hecho, en países como Australia, Nueva Zelanda o Finlandia, son los propios Gobiernos quienes financian los estudios dentro de sus programas de prevención y salud pública”, explica la profesora Iria González Mariño.

“En España, se ha contado con la colaboración de los ayuntamientos de Santiago de Compostela, Barcelona, Castellón, Molina de Segura y Valencia, pero el objetivo en el futuro es seguir incorporando más ciudades. Estamos intentado que dentro de esta red haya cada vez más ciudades implicadas y, en mi caso, ya he iniciado los contactos con algunos ayuntamientos en Castilla y León para poder incorporarlas al estudio”, asegura la profesora de la Universidad de Salamanca, que ha preferido no desvelar sus nombres por el momento hasta el cierre de las negociaciones.

Una disciplina con potencial

El análisis de aguas residuales con fines epidemiológicos es una disciplina científica de reciente desarrollo que presenta el potencial de monitorizar el uso de drogas a nivel poblacional y “en tiempo prácticamente real”, como ha asegurado González Mariño. Mediante el análisis del agua de entrada de una estación depuradora de aguas residuales (EDAR), y a partir de la concentración de la propia sustancia y/o de los metabolitos que se excretan por orina, se puede estimar la cantidad de droga consumida por la población.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*