“El cincuenta aniversario de la parroquia es un gran logro”

Con motivo del medio centenario de la Parroquia de Santa Teresa, su responsable, Santiago Bertólez, explica cómo fueron los inicios del templo, las actividades que ofrece y las celebraciones que se están realizando para conmemorar esta fecha

Santiago Bertólez, responsable de la parroquia de Santa Teresa.
Santiago Bertólez, responsable de la Parroquia de Santa Teresa.

Santiago Bertólez, párroco y Superior de la Congregación del Santísimo Redentor, llegó a la capital del Tormes hace tres años, después de trabajar en numerosas ciudades repartidas por gran parte de la geografía española. Ha dedicado su vida a la pastoral y a la enseñanza. Su último destino ha sido la Parroquia de Santa Teresa de Salamanca, templo que este año celebra cincuenta años de historia:

– Este año la Parroquia de Santa Teresa cumple medio siglo, ¿cuáles fueron sus orígenes?
– Esta casa nació con vistas a la Universidad de Salamanca, como una residencia para estudiantes religiosos redentoristas, orden a la que yo mismo pertenezco. Con el paso del tiempo, se creó un pequeño templo, que en el año 1968 dio lugar a la parroquia. En un principio, estaba ubicada en el bajo de un edificio, muy cerca de la Plaza del Oeste y no fue hasta el 1976 cuando se construyó la iglesia que conocemos hoy. Para nosotros, el cincuenta aniversario de la parroquia es un gran logro.

– Se trata de la única parroquia de Salamanca que lleva el nombre de la Santa de Ávila, ¿por qué se eligió esta nomenclatura?
– Efectivamente, somos la única parroquia de la ciudad que lleva el nombre de Santa Teresa, título que también comparte el arciprestado. La elección de esta patrona obedece a que el fundador de los redentoristas, San Alfonso María de Ligorio, era muy devoto de la Santa.

– Esta parroquia se ha convertido en un emblema del barrio del Oeste y en un punto de reunión para los más jóvenes, ¿qué actividades realizan con ellos?
– Esta parroquia ha tenido mucha actividad enfocada a los jóvenes desde sus inicios. Actualmente, contamos con un grupo de chicos y chicas llamado Ajonjolí, que se reúne todos los sábados por la tarde y que organiza diversas actividades, no solo religiosas. Entre ellas, destaca, por ejemplo, el campamento de verano.

– ¿Vienen muchos jóvenes?
– La Iglesia, a partir del año 2000, comenzó a sufrir una crisis en España, lo que provocó un descenso de los feligreses. En este barrio, al estar cerca de la Universidad de Salamanca, hay mucho movimiento de juventud pero sentimos que la Iglesia les queda a un lado. Los que más vienen son jóvenes americanos y personas de color.

– ¿Cómo atraen a las nuevas generaciones?
– Llevamos a cabo algunas actividades destinadas a ellos como la Misa para los Niños, una costumbre que no se ha perdido con el paso de los años. Sin embargo, cómo atraer a las nuevas generaciones a la Parroquia de Santa Teresa, en particular, y la Iglesia, en general, es una pregunta que aún nos hacemos a día de hoy.

– En sus inicios, esta parroquia supuso mucho para la congregación de la juventud, ¿esta labor continúa siendo necesaria?
– En aquel momento tuvo una gran importancia tanto para los jóvenes como para el movimiento de la parroquia. Ahora mismo, esta labor sigue siendo del todo necesaria, a pesar de que en los últimos años hayamos notado un descenso importante de los jóvenes que nos visitan.

“Cómo atraer a las nuevas generaciones a la Parroquia de Santa Teresa, en particular, y a la Iglesia, en general, es una pregunta que aún nos hacemos a día de hoy”

– ¿A qué cree que se debe este descenso?
– Creo que obedece a múltiples factores que afectan a la sociedad de hoy en día. Los jóvenes tienen una forma de vivir el presente, el aquí y el ahora, y la Iglesia enseña otros valores diferentes. Es cierto que los chicos y las chicas suelen recibir la Primera Comunión y la Confirmación con mucha ilusión, pero una vez se han celebrado ambos Sacramentos, ya no regresan.

– Sin embargo, la Iglesia ha hecho una gran labor de acercase a los jóvenes conociendo su mundo a través de la incursión en las redes sociales:
– Sí, por ejemplo nuestra Iglesia tiene una página web y una página de Facebook. La verdad es que nos servimos de las redes para llevar a cabo nuestra labor.

– ¿Cuál es la media de edad de las personas que asisten a esta parroquia?
– La media de edad es alta, incluso tenemos a varios centenarios. El año pasado falleció uno de nuestros feligreses con ciento ocho años, aunque eso es lo de menos. Lo importante es que, cada domingo, cruzaba la calle con su andador y venía a misa prácticamente hasta el día en el que nos dejó.

– También cuenta con una delegación de Cáritas, ¿cuál es su labor?
– Tenemos una delegación parroquial formada por tres jóvenes tituladas y treinta y cinco voluntarios. Nuestra Cáritas se dedica a diferentes cuestiones como dar apoyo a los inmigrantes, enseñándoles a leer o a hablar el idioma. También se les ofrece orientación laboral y se les ayuda a encontrar una vivienda. Además, realiza actividades con las personas mayores, entre los que destacan los talleres de manualidades, de pintura o de gimnasia. Con todo lo que se elabora en estos talleres, se celebra un mercadillo y el dinero que se obtiene se destina a los fondos de Cáritas.

– Para realizar estas actividades, ¿con cuántos voluntarios cuentan?
– Que pertenezcan a Cáritas, tenemos a treinta y cinco personas repartidas en distintas actividades. También hay voluntarios que colaboran prestando su ayuda en otras iniciativas. Entre ellas se incluye acercar la comunión a los domicilios de las personas mayores que nos lo solicitan o confesarles.

– ¿Podría hablarme de la ONG Asociación para la Solidaridad?
– Se trata de una ONG que pertenece a nuestra congregación redentorista. Sin embargo, es importante mencionar que funciona en la Parroquia de Santa Teresa de Salamanca como un grupo delegado de la central que se encuentra situada en Madrid. Con el objetivo de recaudar fondos, la Asociación para la Solidaridad lleva a cabo numerosos rastrillos, cuyos beneficios se destinan, sobretodo, al tercer mundo. La razón que se encuentra detrás de que nuestra labor se enfoque a estos países, es que los redentoristas nacimos como un grupo misionero y se quiere seguir manteniendo esta seña de identidad.

– ¿Continúan con esas misiones?
– En los últimos años han disminuido, pero los redentoristas hemos viajado desde el Congo hasta la Costa de Marfil en África. También hemos llevado nuestra misión hasta Venezuela, Colombia, México, Perú, El Salvador o Guatemala.

– ¿Cuál es la relación que mantiene la parroquia con la Asociación de Vecinos del Barrio del Oeste (ZOES)?
– La verdad es que nos llevamos muy bien con ZOES. Nosotros contamos mucho con esta asociación y ella con la parroquia. Nos prestamos el material y las instalaciones si las necesitan. Como organización somos dos instituciones diferentes, aunque sí realizamos reuniones conjuntas a las también asisten otros organismos para tratar asuntos del barrio.

Actuación de Carmen Sara y Juan Luis Guitarra en la Parroquia de Santa Teresa.
Actuación de Carmen Sara y Juan Luis Guitarra en la Parroquia de Santa Teresa.

– Como reza el lema creado con motivo del medio centenario de la Parroquia ’50 años haciendo comunidad’, las personas siempre han sido las protagonistas y con ellas se está celebrando esta fecha tan especial. ¿Qué actividades se están llevando a cabo?
– Se ha organizado un conjunto de actividades de todo tipo. Algunas de ellas son religiosas como, por ejemplo, la novena del Perpetuo Socorro. Por otra parte, se han organizado actos culturales como el certamen ‘Relatos y canciones para despertar el alma’, en el que Carmen Sara y Juan Luis Guitarra actuaron para un templo completamente lleno de público. El domingo, 24 de marzo, en torno a las 17:00 horas, se llevará a cabo otro concierto titulado ‘Caminos del alma’, a cargo del grupo ‘Alma di Voices’. También está previsto que próximamente se realicen excursiones y visitas.

– Además, se han efectuado mejoras en la parroquia:
– Sí, una de ellas es la instalación de unas nuevas vidrieras para la Iglesia, que han sido elaboradas en Salamanca. Estas cuentan la historia del cuadro del Perpetuo Socorro, un icono oriental procedente de la isla de Creta que finalmente fue entregado a la Congregación del Santísimo Rendentor. Próximamente, continuaremos añadiendo más vidrieras en el otro de los laterales del templo.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*