‘Erasmus’ en el moderno campus de Leicester

Eduardo de Arcos disfruta de la experiencia de una beca Erasmus en Leicester, Inglaterra, donde estudia el último curso de Filología inglesa. Regresará en enero, para realizar la recta final del Grado en Salamanca

Leicester
Eduardo de Arcos, en una imagen durante su 'erasmus' en Leicester.

Eduardo de Arcos le queda un puñado de días para despedirse de su aventura en Inglaterra. Una beca Erasmus ha sido su pasaporte para vivir durante cuatro meses en Leicester, capital del condado de Leicestershire, al Este de la isla británica. Estudiante de último curso del Grado de Filología Inglesa, ha preferido hacer el ‘spring’ final en Salamanca y graduarse con sus compañeros en la facultad de Anaya, “porque como Salamanca no hay nada”. De ahí que optara por una beca de medio curso.

Tiempo suficiente, no obstante, para adentrarse en una cultura nueva y una ciudad con notables diferencias y algunas similitudes. La primera, el idioma, “ningún problema,-asevera-aunque reconozco que las primeras semanas me costó coger la fluidez del lenguaje coloquial”. Sí extrañó la ciudad, su tamaño y organización. Asegura que las distancias son mucho mayores y desplazarse de la universidad al centro supone invertir demasiado tiempo, si tenemos en cuenta la facilidad de movimiento que existe en Salamanca.

“Por otra parte, el campus es un gran complejo, -explica- donde encuentras lo necesario para vivir. Está pensado para que los estudiantes tengan todo a su mano, incluida la residencia y no tengan que salir de allí”. “También me sorprendió que mi facultad y el resto de instalaciones son muy modernas, claro, nada que ver con el edificio de la plaza de Anaya y el entorno del casco antiguo salmantino”.

La multiculturalidad de la comunidad estudiantil es factor común de cualquier complejo universitario, sobre todo, teniendo en cuenta la población ‘Erasmus’ que flota cada curso. Para Eduardo este hecho favorece la adaptación de los extranjeros, y nos hace sentir bienvenidos rápidamente. “No obstante, me ha sorprendido gratamente la buena acogida por parte de los ingleses, tanto de los compañeros como de la gente de la ciudad. Te hacen sentir a gusto. Son educados y muy correctos”, afirma el salmantino.

Horarios

Leicester
Eduardo de Arcos, en una visita al monumento megalítico de Stonehenge.

La vida en Leicester no comienza antes que en Salamanca, a eso de las siete u ocho de la mañana, pero, eso sí, termina mucho antes que allí, “a las cinco de la tarde, la ciudad se apaga. Los habitantes dejan de circular por las calles y todo el mundo vuelve a sus casas. Es difícil encontrar algún establecimiento abierto a partir de esa hora y los bares de copas no tienen nada que ver con los que conocemos en Salamanca”. Los jóvenes, continúa Eduardo, se divierten en grandes discotecas de pago. “Echo de menos la oferta cultural y el acceso a la misma con la que contamos en Salamanca. Aquí es más complicado, por distancia y por precios”, aunque revela eso sí, que existe un programa de actividades especial para los estudiantes Erasmus muy bien organizado.

Durante estos meses, a Eduardo no le ha faltado tiempo para conocer maravillosos lugares de su entorno, como el monumento megalítico de Stonehenge, en el condado de Wiltshire; la Catedral de Salisbury; o los acantilados de Whitecliff.

En el apartado de añoranzas, que ‘haberlas haylas’: la familia, el ambiente estudiantil de la USAL y la comida casera. “La verdad es que me las he arreglado bastante bien con las clases de cocina de mi madre. Preparo pasta y patatas fritas sin ningún problema”.

Brexit

Tema candente aquí y, sobre todo allí, la salida del Reino Unido de la Unión Europea. El salmantino ha podido tomar conciencia de la realidad en la calle: “la sociedad está dividida. Los jóvenes son más europeístas y son los ingleses de más edad los que quieren salir de la Unión. Es una pena, pues sin ir mas lejos, desaparecerían las becas Erasmus para los ingleses; y, para el resto, la posibilidad de venir a Inglaterra a estudiar”.

Casi cinco meses que van a dar para mucho. Se llevará a España una mochila repleta de experiencias, el nombre y apellido de nuevos amigos que permanecerán a través de la Red y la llave, quién sabe, de la puerta de un futuro laboral, pues no descarta regresar para trabajar como profesor. Solo un asunto ha quedado pendiente como buen ‘futbolero’ que es: las gradas del Etihad Stadium, del Mancester City. Las entradas para la Premier League se le han resistido esta vez, así que queda la vuelta para disfrutar de su gran pasión.

Perfil

  • Nombre: Eduardo de Arcos
  • Ocupación: Estudiante ‘Erasmus’
  • Lugar de residencia: Leicester
  • Habitantes: 443.760
  • Distancia: 1.887 km por carretera
  • Diferencia horaria: Una hora más

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*