Una exposición en la Torre de los Anaya de Salamanca repasa la intensa aportación del escultor Agustín Casillas

0
135

La recientemente inaugurada sala de exposiciones de la Torre de los Anaya de Salamanca acoge hasta el 30 de enero una muestra que repasa la trayectoria del artista que más obra reparte por todo el espacio público de la ciudad, Agustín Casillas.

Sus piezas descansan en la Plaza Mayor con el medallón de Cervantes, en el Huerto de Calixto y Melibea con su obra de la Celestina o junto al Puente Romano con su grupo escultórico del Lazarillo.

Algunas de ellas, a pequeño tamaño, junto a otras también con clara referencia a su pasión por la sociedad salmantina, se pueden ver en este espacio expositivo, en la que es la primera exposición individual del artista tras su fallecimiento hace cinco años.

El alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, y el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, han presentado este martes esta iniciativa conmemorativa, que lleva el título de ‘Agustín Casillas. Centenario (1921-2021)’.

En esta muestra realizada en colaboración con la familia del escultor, sus hijos Antonio y Lydia Casillas han estado presentes en la puesta de largo, se exponen por primera vez obras como ‘Pícara Justina y el estudiante’, ‘La hospitalidad charra’ o ‘Sembrador’, así como la última creación realizada por Agustín Casillas antes de su fallecimiento, que fue bautizada con el nombre de ‘Alegoría a Salamanca’.

También se muestran cuadros de dibujos realizados por el artista a lo largo de su vida que tratan los tres temas más queridos por Agustín Casillas y más representados en sus obras: la figura femenina, el retrato y la figura rural. Están realizados en distintos materiales, como plumilla, carboncillo, tinta o pinturas.

La exposición incluye un total de 62 obras, entre las que se encuentran veinte dibujos, seis relieves y treinta y seis esculturas realizadas en barro cocido, escayola, hormigón, bronce o alabastro.

En su intervención, el alcalde de Salamanca ha destacado que Agustín Casillas ha sido “uno de los grandes escultores” de la tierra, cuyas creaciones” siguen sorprendiendo cada día a miles de personas, ya que sus esculturas han modelado el paisaje urbano de la ciudad”.

Además, García Carbayo ha señalado que con esta exposición el Ayuntamiento quiere rendir tributo, no solo al artista, sino también a la persona que destacó por “su amabilidad, humanidad y afabilidad hasta convertirse en un salmantino muy querido y admirado por todos, un salmantino universal y embajador de su Tierra“.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, ha destacado la colaboración interinstituicional para “una muestra especial” con la que quieren rendir homenaje a un artista “irrepetible y emblemático”.

AGUSTÍN CASILLAS

Nació el 2 de octubre de 1921 en Salamanca, estudió dibujo en la Escuela de Bellas Artes de San Eloy y, posteriormente, en Artes y Oficios de Salamanca. Ha sido distinguido con numerosos premios y reconocimientos a lo largo de su trayectoria artística, entre los que destacan el Primer Premio Nacional de Escultura, la Primera Medalla Nacional de Escultura, el Primer Premio Regional de Escultura o la Medalla de Oro de la ciudad de Salamanca en 2015.

Ha realizado numerosas esculturas de carácter público que se encuentran en su mayor parte ubicadas en Salamanca. Entre ellas están la del Lazarillo y el ciego, junto al Puente Romano de la ciudad; la de ‘la Celestina’, en el Huerto de Calixto y Melibea; el busto de Diego de Torres Villarroel; la escultura de Rafael Farina que se encuentra en la Vaguada de la Palma; o el medallón dedicado a Cervantes en la Plaza Mayor de Salamanca, entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here