6.3 C
Salamanca
viernes, noviembre 27, 2020

Ensayo general

Lo más leído

Pallá, pallá, pallá, pallá

La semana fue cargadita en el trabajo, así que a hacer un esfuerzo para las actividades deportivas. La piscina la he cambiado a los...

La Diputación destinará dos millones de euros a ayudas para autónomos afectados por la pandemia

El presidente de la Diputación de Salamanca ha anunciado, este martes, que destinará dos millones de euros destinados a ayudar a los...

Así llega el Salamanca UDS de Regional Juvenil al inicio de la temporada 2020-21

Cuanto más cerca está el final de la etapa formativa de sus jugadores, más obligados están a reinventarse los equipos del fútbol base en...

Jonathan Martín: “Tanto para el club como para mí era impensable hace diez años vivir un día como el del domingo”

¿Qué sentiste al recibir la camiseta antes del partido del Deportivo de La Corurña con tu nombre y el número 300 a la espalda? Sentí...

Acto primero. Una pequeña polilla juguetea entre la tela de la manga de mi camiseta y el vello de mi brazo. Es una polilla minúscula y muy, muy bonita. Tiene dos antenas largas recogidas hacia atrás que dibujan una curva perfecta, un fragmento de cicloide, dos hilos de oro finísimos enhebrados en su cabeza diminuta. Se deja coger en mi mano y se esconde dentro, en un hueco trémulo que intento no mover para evitar causarle algún daño. Salgo a la calle. Abro la mano. Y la polilla vuela en la noche de la sierra de Francia. Suenan olas. El viento que mueve las olas en las hojas de un laurel cercano a mi casa. Me siento bien entonces. Me siento mejor. Alejado de los dientes y del hambre sin límites. Alejado del rencor y el miedo. Me siento pequeño y ligero. Y libre. O casi. Era preciosa la polilla. Como un broche diminuto y vivo y perfecto.

Acto segundo. Noche de tormenta en la sierra. Noche de otras cosas, también. Noche de sonidos que no encuentran nadie cerca para transformarse en eco. Dan ganas de salir a gritar con los truenos, con los árboles, con los monstruos que no existen, con todos los monstruos que sí, que sí existen. Dan ganas de gritar y correr y volar como un ser nunca visto. Ganas de ser otra cosa, de ser ese ruido esplendoroso que anuncia y a la vez arrebata la luz, que calla a los grillos y a las fieras y a vosotros. Ganas de ser tormenta y recorrer la tierra arrastrando unas botas descomunales. Y cuando llegue el agotamiento descansar en el bosque y dejar caer la lluvia. Una lluvia mansa.

Entreacto. En la ciudad, en la avenida. Hay una mujer sentada en un banco con un libro abierto sobre las piernas. Lee. Pero si atendemos a su posición, con las dos manos entrelazadas en un puño que clava en su pecho y el cuello inclinado hacia abajo, parece que, más que leer, está escuchando. Con una atención y una fascinación casi infantiles. Como si acabara de oír, por primera vez, con tan solo ocho años de edad, la voz de Stevenson que describe a Long John Silver, cocinero mutilado de la goleta Hispaniola. Suenan olas. Pasa una ambulancia. Pero después, otra vez: suenan olas.

Acto tercero y final. El tipo que escribe se sienta en un banco de la avenida una noche de martes. Los martes son días funestos. Son días de pozos abiertos. Pero el tipo saca una libreta y escribe, lo escribe todo. Para no olvidar. Y escribe que, en ocasiones, los martes se iluminan por la noche. Y lo escribe para que quede fijado en un papel que nadie, más que él, leerá. Y escribe que, en ocasiones, el aliento virtual y algunos emoticonos son un bálsamo que clausura pozos. Y escribe algo sobre los brazos y su anhelo. También escribe que, en ocasiones, una charla con libros bajo el brazo ilumina las calles con una luz que se lleva la noche. Y lo escribe para que quede escrito junto con todo lo ya escrito y duerma con todos los piratas muertos, como deseaba Stevenson, y no desaparezca hasta el final de los tiempos. Cuando cierra la libreta, adivinen. Suenan olas. Y cae el telón.

mvallsgordejo@hotmail.com

- Advertisement -

Más Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

Así llega el Villamayor de Regional Juvenil al inicio de la temporada 2020-21

Será la quinta temporada consecutiva que el CD Villamayor tenga representación en la categoría de Regional Juvenil. El pasado curso estaba séptimo antes del...

Así llega el Guijuelo de Regional Juvenil al inicio de la temporada 2020-21

Todas las miradas de la categoría Regional Juvenil giran esta temporada hacia el Municipal Luis Ramos. El Guijuelo ha confeccionado una plantilla muy potente,...

Así llega el Salamanca UDS de Regional Juvenil al inicio de la temporada 2020-21

Cuanto más cerca está el final de la etapa formativa de sus jugadores, más obligados están a reinventarse los equipos del fútbol base en...

El Santa Marta quiere continuar con su buena racha ante el líder

Después de dos semanas sin competir (aplazado el partido contra el Atlético Bembibre y por semana de descanso), el Santa Marta vuelve al Santa...

Ribert y Ciudad Rodrigo disputan el derbi salmantino de la segunda jornada de Regional

Ribert-Ciudad Rodrigo Llamados a pelear por la zona alta de la clasificación en el subgrupo B2, los dos equipos que disputan el derbi salmantino de...

Uso de cookies

De conformidad, tras la entrada en vigor de la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones y su afectación en el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web-, propias y de terceros, con la finalidad de recabar información de entrada o identificación de usuarios; reproducción y carga de formularios y/o plug-in de contenido; publicitarias; estadísticas; entre otras.

ACEPTAR
Aviso de cookies