13.9 C
Salamanca
viernes, junio 18, 2021

Nos tiramos al puente

Lo más leído

El país se va a hacer puñetas pero, al menos, este fin de semana los de Salamanca ya podremos tomarnos nuestras cañitas en los bares y, entre trago y trago, contarnos a voz en grito y sin mascarilla lo mal que lo estamos pasando. Y si pasamos frío, podremos quedar a cenar en un restaurante, donde la distancia de metro y medio es orientativa, porque nadie va a venir a medir la distancia como los árbitros de fútbol. Vamos a dar otro pasito a la Nueva Normalidad 2.0, o a la Novísima Normalidad, llámenlo como quieran. Una maravilla.

No sé si salvaremos la Navidad, pero se ve que hay que salvar el puente. Y en comunidades tan turísticas como Castilla y León hay mucho en juego. Sobre los puentes está casi todo inventado. Echemos un vistazo a la historia. Ya los romanos perfeccionaron la técnica de los griegos y demostraron cómo vencer la gravedad al construir los puentes con grandes arcos, en los que las piedras se comprimían en fuerzas horizontales. Pues esto es un poco lo mismo: para que no se nos caiga el puente de la Constitución, hay que hacer caso a las fuerzas de los bares, restaurantes y hoteles. Unas fuerzas que son muy horizontales, porque tanto los profesionales del sector como los ciudadanos estamos deseando que abran para lo de la cañita que les decía antes. Y eso tiene que autorizarlo la fuerza vertical que está arriba, concretamente en Valladolid.

Dirán ustedes que tengo el corazón de piedra, que la gente está sufriendo y que necesita esparcimiento. Y acertarán en las tres cosas. Como hombre de ciencia que soy, aunque a veces no lo parezca, pienso más en los riesgos de contagio que en las ganas de fiesta. Así que desde que Mañueco, Igea y compañía han levantado el pie, tengo los diez dedos cruzados de dos en dos dentro de los guantes y las botas.

Las estatuas vecinas me miran raro, porque ellas son partidarias de ir levantando las restricciones. “El personal necesita divertirse: ¡Un poco de música!”, me dice el Maestro Salinas. “Homes y mulieres salmanticenses han sufrido penurias e necesitan holganza”, me recuerda al príncipe Juan, señor de Salamanca, que suele hablar así de extraño. Pero qué quieren, conozco el percal. No quiero ser agorero, PERO. Dejemos así este párrafo.

Y oigan, que soy el primero que quisiera confiar en la prudencia del personal. Pero visto lo visto, los más cerca que muchos van a estar de ver en mar en mucho tiempo es la llegada de una posible tercera ola del virus. Y descontrolar la movilidad tirándonos en masa al puente puede tener los mismos efectos que tirarnos del puente. Alguien tenía que decirlo.

astroimper@telefonica.net
TW e Instagram: @astroimper

Más Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

Uso de cookies

De conformidad, tras la entrada en vigor de la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones y su afectación en el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web-, propias y de terceros, con la finalidad de recabar información de entrada o identificación de usuarios; reproducción y carga de formularios y/o plug-in de contenido; publicitarias; estadísticas; entre otras.

ACEPTAR
Aviso de cookies