No menu items!
19.7 C
Salamanca
lunes, septiembre 21, 2020

El burofax de la rana de la Universidad

Lo más leído

Aquí seguimos

Escribió hace unas cuantas semanas, en un pequeño pueblo de Levante, lo siguiente: “Voy a recordar esto”. Lo escribió sentado en la...

El Salamanca UDS no pasa del empate ante el Atlético Astorga

El Salamanca UDS continúa con su preparación y este miércoles ha empatado a cero con el Atlético Astorga en el segundo amistoso de la...

El Salamanca CF UDS y Unionistas deben acelerar en sus pretemporadas por la Copa RFEF

La próxima Copa RFEF contará con la presencia de los dos equipos de la capital salmantina que militan en Segunda B. Dicha participación permitirá...

El Ayuntamiento ofrece ayudas para contratar a cuidadores de menores confinados

El Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Concejalía de Familia e Igualdad de Oportunidades, que representa Ana Suárez, ha anunciado esta...

Hastiada de su estática existencia, objeto de las miradas de miles y miles de turistas (últimamente alguno menos, todo hay que decirlo) y harta de disfrutar de la gloria sin apenas esfuerzo, la rana envió un burofax a la Universidad anunciando que quería marcharse, que era el final, que no quería saber nada más de la fachada plateresca del Patio de Escuelas. Ya nada le motivaba para seguir montada en la calavera, cabalgando en una historia que ya carecía de emoción, de alicientes, de retos. Había llegado el momento de cambiar de aires.

El escándalo fue monumental. Se lio pero muy parda. El equipo de Gobierno de la Universidad celebró una reunión de urgencia para analizar la situación. ¿En qué estaban fallando para que la rana se sintiese tan decepcionada? ¿Qué podrían hacer para solucionar ese desastre? Se convocó el Claustro académico para dos días después de forma extraordinaria. Era época de vacaciones, faltaban la mayoría de profesores y casi todos los representantes de alumnos, pero se habilitó rápidamente una plataforma telemática para que todos y cada uno de sus miembros pudieran expresar sus opiniones y aportar propuestas. Ninguna era descartable: todo podría valer para atajar la crisis más grave en los 800 años de existencia de la institución académica: la pérdida de su símbolo más popular. No podía ser de ninguna de las maneras.

Pronto surgieron las especulaciones. La rana de la Universidad tampoco podría lanzar ese órdago tan definitivo si no tuviera un destino esperándole con los brazos abiertos. ¿Preparaba tal vez un retiro dorado en la fachada del Taj Mahal? ¿Sería una figura invitada entre la iconografía maya de la ciudad de Chichén Itzá? Pero pronto las más negras sombras se cernieron sobre la comunidad universitaria: ¿estaría la Universidad de Valladolid detrás de todo el pastel? ¿Tal vez la Complutense? Irse a otra universidad histórica europea dañaría gravemente la imagen de la institución salmantina.

Hora a hora crecía la presión sobre la rana de la Universidad. El rector lo dijo muy claro ante los suyos: si el problema era él mismo, no tendría ningún problema en dar un paso a un lado para que llegase otro rector más del agrado de la rana. Sería un varapalo durísimo al prestigio de la Universidad como institución y, sobre todo, a la propia autoridad académica. Esa minúscula rana, apenas un grano en la huesuda cabeza que los turistas apenas podían distinguir desde el suelo, no podía hacer ese alarde de tener bajo su yugo los destinos de un noble templo del saber con más de ocho siglos de historia. El pétreo anfibio debía explicarse, y hacerlo cuando antes. ¿Por qué quería marcharse ahora? ¿Era consciente del daño que infligía a la Universidad? ¿Cómo se comportaba de una forma tan desagradecida con la que siempre fue su casa?

Salamanca entera era un hervidero, todos estaban encendidos por el asunto de la sorprendente marcha de la rana, y con tanto hervido y encendido yo sentía mucho calor, cambié de postura y me desperté de aquel angustioso sueño. Sobresaltado, salí corriendo hacia Libreros y allí estaba la rana encima de la calavera, como todo la vida. Había sido una pesadilla. Como el final de “Los Serrano”, maldita sea. Intenté dormir otra vez pero ya no había manera.

- Advertisement -

Más Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

Derbi entre Peñaranda y Santa Marta para comenzar la temporada

La Tercera División ya tiene calendario oficial de competición. La Federación de Castilla y León de Fútbol ha publicado este lunes el orden de...

Acuerdo para instalar diez nuevos puntos de recarga para vehículos eléctricos

El alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo; el director general de AEO Energía, Miguel Ángel Arbaizar; y el delegado de zona de...

Casi un centenar de nuevos positivos y 1 fallecido más en Salamanca por el COVID

Como tristemente no podía ser de otra manera, la semana no ha comenzando bien en lo que respecta al impacto del coronavirus...

Agenda semanal de partidos

Miércoles 23 de septiembre DUX Internacional de Madrid – Guijuelo, a las 12:30 horas en Villaviciosa de Odón. Triangular: Valladolid B – Atlético de Madrid B...

Mario Sillero, José Ángel Curto y Alejandro Gómez Rengel ganan con Castilla y León el Campeonato de España de Federaciones Autonómicas

La selección de Castilla y León, con tres salmantinos aportando su granito de arena, se impuso el sábado en el Campeonato de España de...

Uso de cookies

De conformidad, tras la entrada en vigor de la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones y su afectación en el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web-, propias y de terceros, con la finalidad de recabar información de entrada o identificación de usuarios; reproducción y carga de formularios y/o plug-in de contenido; publicitarias; estadísticas; entre otras.

ACEPTAR
Aviso de cookies