Tordesillas

roberto bernal

Monasterio de Santa Clara en Tordesillas.
Monasterio de Santa Clara en Tordesillas. FOTO: TURISMO TORDESILLAS

Tordesillas, en pleno corazón de Castilla, a orillas del río Duero y cruce de caminos desde antiguo, es un lugar de significada historia en la misma concepción universal del mundo. Surgió en el siglo XV tras el descubrimiento de América y cuenta con nada menos la importante y trascendente firma del Tratado de Tordesillas entre los reinos de Castilla y Portugal.

Cuando llegamos a Tordesillas, su propia estampa sobre un otero mirando al río y su puente medieval nos da idea ya de su privilegiado emplazamiento histórico. Al recorrer su casco antiguo saborearemos la historia de aquellos siglos tan trascendentes que simboliza Tordesillas, llenan la mirada del viajero de más curiosidad de la que en principio le llevó a este lugar.

Hay dos lugares destacables y emblemáticos que hay que visitar necesariamente: el Real Monasterio de Santa Clara, que fue antiguo palacio construido por Alfonso XI hacia el año 1340, posteriormente, convertido en monasterio. Las instancias son de estilo mudéjar y destacan los baños árabes.

Y el Museo del Tratado, ubicado en las llamadas Casas del Tratado. En dicho edificio se muestran objetos relacionados con el proceso de las negociaciones del acuerdo, como mapas, reproducciones de barcos, instrumentos de navegación, etc. En este lugar, nos trasladaremos a aquel momento histórico. Es el 7 de junio de 1494 cuando ambos reinos firmaron este acuerdo en el que fijaban los límites de las tierras americanas descubiertas o por descubrir, dividiendo el océano Atlántico por medio de una ‘raya’, trazada de polo a polo a 370 leguas al oeste de las islas de Cabo Verde y quedó el hemisferio occidental para Castilla y el oriental, para Portugal. De esta forma, los Reyes Católicos y el rey Juan II de Portugal, se pusieron de acuerdo sobre qué conquistas podían realizar ambos reinos en relación con el mundo recién descubierto, consiguieron así evitar un conflicto entre ambos.

El Tratado de Tordesillas fue inscrito en 2007 por la UNESCO en el Registro de Memoria del Mundo. Y no nos podemos olvidar de otro acontecimiento muy unido a Tordesillas, como es que allí vivió durante 46 años Juana I de Castilla, conocida históricamente como ‘Juana la Loca’. En ese casi medio siglo, recibiría en Tordesillas las visitas entre otros, de Carlos I, Felipe II y los Comuneros de Castilla. Triste historia la de esta reina, al constituir su estado mental uno de los enigmas de la historia de España. Era una mujer culta e inteligente que, sin embargo, no fue capaz de evitar ser utilizada por reyes y nobles en sus disputas por el poder. Casada con Felipe el Hermoso, de Flandes, tras la muerte en 1504 de su madre, Isabel la Católica, Juana es proclamada reina, pero fue obligada a aceptar compartir reinado con su marido y con su padre Fernando. Tras la muerte de su marido, se la declaró incapacitada para ejercer las tareas de gobierno y es el 18 de febrero de 1509 cuando llega a Tordesillas en la que vivirá hasta su muerte en 1555.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*