Évora, una joya portuguesa en la comarca del Alentejo

la mirada del viajero | roberto bernal

Uno de los rincones turísticos de la localidad portuguesa de Évora.
Uno de los rincones turísticos de la localidad portuguesa de Évora.

Viajar a Portugal, siempre es interesante, pero si lo hacemos con ánimo de conocer su historia y cultura, en gran medida unida a la nuestra, y nos dejamos llevar por esa calma y forma de ser de los portugueses, disfrutaremos más del viaje.

En esta ocasión la parada es Évora, otro de esos lugares de estancia obligada, que nos encontramos en nuestro camino iniciado desde Badajoz y con destino a Lisboa. En todo este recorrido nos encontraremos también con otros lugares con encanto, todos ellos con un denominador y estampa común, pues fueron poblaciones fortaleza, construidos para defender el corredor desde la frontera con España, hasta el Atlántico y Lisboa. Denominador común de todas ellas son sus murallas y castillos. Mención especial a Estremoz, población que encontramos en el recorrido y que merece la pena visitar.

Évora, que es Ciudad Patrimonio de la Humanidad, no está en una atalaya o zona elevada como suele ser típico en este tipo de localidades, pero su recinto amurallado ya nos indica su historia y encanto propio. Es una ciudad histórica situada en el corazón de la región del Alentejo, que destaca porque fue fundada por los romanos y de ello son testigos los numerosos elementos y restos de construcciones que podemos ver en ella. El más significativo de esa época es su templo romano. O como el singular acueducto con sus casas o tiendas construidas dentro de los arcos o sobre él, dando un aspecto distinto y singular al monumento, amén del aprovechamiento posterior que sus habitantes han hecho de la construcción romana. También podremos ver los restos de las antiguas termas romanas situadas dentro de lo que ahora es el propio edificio del ayuntamiento de Évora pero que se pueden entrar a visitar.

Pasear por sus calles y plazas, como la de Giraldo, centro urbano del lugar, es muy agradable pues nos iremos encontrando con diferentes rincones y monumentos, como su catedral o pequeñas iglesias llenas de encanto con sus exuberantes azulejos. Podremos ver también su antigua universidad y su colegio Do espírito Santo, hoy en uso; el gran acueducto del siglo XVI, y los grandes baluartes y murallas que rodean toda la ciudad.

Évora, es un lugar muy recomendable para hacer una parada al menos de un día y poder disfrutar de su encanto y ensanchar la mirada del viajero.

Acerca de Dirección 6 Articles
Estamos en: Paseo de Carmelitas 35 – 39 Bajo C 37006 Salamanca. 923 219 588 direccion@dgratisdigital.com www.dgratisdigital.com

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*