La foto que no se hizo el ministro

Óyeme, Pedro Duque, tiene delito que en dos años o así no hayas tenido la decencia y la elegancia de venir a saludar

Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.
Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades.

Mira, Pedro, ya sé que tú no eres uno de esos políticos populistas que aprovecha cualquier oportunidad para hacerse fotos de postureo con personajes de moda para ganar popularidad. No vas del mismo rollo que tu jefe, Pedro Sánchez, al que le reservan dos plazas en los aviones y coches oficiales para él mismo y para su carisma. Porque el paseo unamuniano que se marcó el miércoles por Salamanca se las trae. Porque tú, Pedro, no eres un político y se te nota. Tú vas a lo que vas. Si te conciertan una aparición estelar en la Universidad sobre investigación científica, tú vienes, saludas, intervienes, escuchas un poquito y te llevan de vuelta al Ministerio. Pero óyeme, Pedro Duque, tiene delito que en dos años o así no hayas tenido la decencia y la elegancia de venir a saludar a la casí única estatua –la otra está en una rotonda de Valdemoro, pero de ella hablaremos otro día- de un colega de tu gremio en este país- Ni una vez.

Y ya me puedo despedir del selfi con el compañero Pedro, y menos con el otro. Lo cierto es que en poco más de dos semanas tendremos elecciones y es probable que ni tú ni tu jefe renovéis en el sillón. En estos días en los que los sucesos de Cataluña copan todos los titulares, resulta que octubre está siendo un mes histórico para la astronáutica. La cosa empezó mal, con la muerte de Alexéi Leonov, el soviético que en se convirtió en 1965 el primer ser humano en dar un paseo espacial. Pasó 12 minutos fuera de la cápsula Vostok 2 atado a la vida por un cordón umbilical de 5 metros. No consta que hiciera grandes cosas en ese rato pero… fue el primero. Pues resulta que 55 años después nada menos, la NASA organizó el primer paseo espacial protagonizado por dos féminas, Christina Koch y Jessica Meir. Salieron con la misión de reemplazar una unidad de carga y en lugar de las cinco horas y media previstas, estuvieron de paseo casi dos horas más. La misión tenía que haberse realizado en marzo, pero no había un traje de la talla adecuada para una de las dos pioneras. No me digan que no es de chiste.

Tú no volverás al espacio, Pedro, y te perderás la única foto que en tu mandato te habría garantizado la posteridad. Otros querían dar paseos unamunianos, pero a ti te faltó ese paseo espacial a la Portada de Ramos.

astroimper@telefonica.net

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*