7.6 C
Salamanca
domingo, enero 24, 2021

Entendedme

Lo más leído

El Salamanca UDS Femenino visita al Getafe, el gran favorito

El Salamanca UDS Femenino tiene este domingo el examen más duro de la temporada. El conjunto charro visita a partir de las 11:30 horas...

Aplazado el partido entre el Peñaranda y el Palencia Cristo Atlético

Finalmente el partido que se debía disputar esta tarde entre el Peñaranda y el Palencia Cristo Atlético ha sido aplazado. Así lo ha comunicado...

Lolo Escobar comienza su etapa al frente del Salamanca UDS con un empate ante el Depor

Casi tres meses ha tenido que esperar el Salamanca UDS para volver a sumar algún punto, algo que ha logrado en el estreno como...

Lolo Escobar: “Espero que los jugadores se dejen todo lo que les quede y sigamos creciendo en muchas cosas”

Tercer partido en ocho días. Hay que ir con lo que quede, con los restos del esfuerzo acumulado. Con mucha ilusión de sacar algo...

El camino es el camino. Tantos años fuera del camino. O tantos años dentro del camino, no lo tengo muy claro. Qué palabra, camino. Después de leerla cinco veces, o lo que es peor, después de pronunciarla cinco veces, pierde su significado. Como los senderos se diluyen en mitad de la vegetación de una selva.

Porque fuimos engañados y nos presentaron un mapa repleto de líneas que estábamos obligados a seguir cuando, en realidad, no hay caminos. Solo hay un bosque, solo un desierto, solo un páramo, solo el mar. Confiado y engañado lo hice; caminé. Porque era obligatorio caminar, entendedme. Me dijeron: es por allí. Respondí: muchas gracias. Perdón, respondí: ¡muchas gracias! Alegre, contento de saberme guiado. Y lo hice todo. Todo, joder. Fui bueno. Fui trabajador. Mucho.

Situé el deber por encima de mi persona. Situé a los demás por encima de mi persona. Os puse por delante a todos. Vuestro bienestar era el mío. Vuestra felicidad era la mía. Procuré hacer el bien y no molestar a nadie con mis impertinentes deseos.

Entendedme, yo no sabía hacer otra cosa, estaba programado para ello. ¿Me entendéis? No lo sé. Yo no lo entiendo. Tenía diecisiete, dieciocho, diecinueve años y solo deseaba querer y que me quisieran. Le di la espalda a muchas cosas. Me di la espalda. Es complicado darse la espalda. Anatómicamente jodido, la verdad. Intelectualmente no lo es menos, pero si te acostumbras puedes llegar a sentirte muy cómodo en tu madriguera y no desear salir de allí en todos los días de tu vida.

“Le di la espalda a muchas cosas. Me di la espalda. Es complicado darse la espalda”

Entonces no sabía mucho, no sabía nada, solo deseaba, entendedme, querer, tocar, ser querido. Creo que solo quería vivir. Y bueno, todo transcurrió como transcurren las cosas y las vidas, muy bien, y bien, y regular, y al final es cierto lo de los muros que caen y las montañas reducidas a llanuras.

Y todo por culpa de nadie, todo por el miedo. El insoportable miedo inyectado en el torrente sanguíneo desde antes de abrir los ojos a la luz. Nacemos llorando de puro pánico. Entendedme: no me arrepiento de nada. Pero también entended el dolor, y el fuego devorando todo y haciendo estallar el aire, los muebles, los juguetes, el tiempo, la vida, las vísceras. Y las lágrimas de plomo fundido, cómo quemaban. Y la tristeza.

Había días que me ponía triste viendo un simple calcetín sin agujeros. Eran tristes las horas y las calles y las flores brotando en los árboles. Era triste la alegría de los niños. Era triste mi empeño en volar, en llevar la contraria a la gravedad implacable. Entendedme. Pero, como escribió Roberto Bolaño en algún momento, nadie puede estar eternamente desesperado.

Y llega un instante en el que la cabeza emerge a pesar de la tierra y el peso mineral de la culpa. Y hay luz, una luz indescriptible para los habitantes de la oscuridad y los túneles. Y hace calor, el necesario para dormir sin ropa. Y la comida sabe a mantequilla. Y cobran una importancia absoluta las horas empleadas en recorrer geografías nunca registradas en los atlas. Y la imagen en el espejo se atreve a sonreír. Y el sonido de la música del azar, que diría Paul Auster. Y el paisaje del rayo. Entendedme. O no. Pero sí, entendedme: el paisaje del rayo.

vallsgordejo@hotmail.com

Más Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

El Piensos Durán Albense cae en la recta final ante el Deporcyl Guardo

El Piensos Durán Albense no ha podido con el líder. El equipo de la Villa Ducal ha caído este sábado con el Deporcyl Guardo...

El Aquimisa Carbajosa recibe un severo correctivo a manos del CAM Enrique Soler

El Aquimisa Carbajosa ha recibido una severa derrota por 48-75 frente al CAM Enrique Soler en un partido en el que no le ha...

El Alhambra de Guijuelo se crece para vencer al River Zamora

El Alhambra de Guijuelo ha logrado este sábado una victoria de muchísimo mérito ante el River Zamora. El conjunto chacinero se ha impuesto por...

El Congesa XXI Ciudad de Salamanca saca la garras y logra una enorme victoria ante Finetwork Gijón

Increíble triunfo de Congesa XXI Ciudad de Salamanca ante el Finetwork Gijón, segundo clasificado, demostrando una enorme capacidad defensiva y una reacción tremenda en...

Un gol de penalti de La Virgen del Camino deja sin ganar al filial del Salamanca UDS en el añadido

Como ya le ocurrió en la primera vuelta, el filial del Salamanca UDS vio truncada una racha de dos victorias consecutivas en su encuentro...

Uso de cookies

De conformidad, tras la entrada en vigor de la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones y su afectación en el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web-, propias y de terceros, con la finalidad de recabar información de entrada o identificación de usuarios; reproducción y carga de formularios y/o plug-in de contenido; publicitarias; estadísticas; entre otras.

ACEPTAR
Aviso de cookies