Se ofrece candidato molón

Cada vez tenemos más candidatos virtuales reducidos a iconos escogidos para atraer los votos del sector social que interesa

Esta primavera se celebrarán las elecciones generales.
Esta primavera se celebrarán las elecciones generales.

La llegada de la primavera debería inspirarme ideas floridas, aromas a naturaleza, ecos de amor y felicidad. Pero qué quieren que les diga, en esta estación solo veo un único andén donde para el tren que nos llevará a elecciones y a más elecciones. Y qué horror, oigan. Qué pereza máxima. En la Portada de Ramos hemos pactado no mencionar asuntos de política porque en las últimas discusiones que se produjeron se vio al cangrejo de río persiguiendo a la liebre y amenazándola ostentosamente con sus pinzas. No quisimos preguntar más.

Llevamos una semana conociendo caras y nombres de los que serán candidatos locales, regionales y nacionales. No tengo palabras para describir el espectáculo. Aún colea el vergonzoso espectáculo que protagonizaron los de Ciudadanos en Castilla y León con el fichaje de la escocida Silvia Clemente. Hay que agradecer al karma que supiera hacer su trabajo frustrando esta operación de oportunismo que ha hecho más daño que favor a la formación naranja en nuestra comunidad. Desde ahí en adelante, y además de los cruces de acusaciones e insinuaciones a las que tanto nos tienen acostumbrados unos y otros líderes políticos, me llamó siempre la atención pero más aún este año la presencia de cabezas de cartel escogidas por méritos tan honrosos como defender más o menos airosamente unas ideas en un debate televisivo o una columna de prensa, lograr éxitos en el deporte o, lo que aún me sorprende más, ser víctima colateral de un crimen. Poco o nada sabemos sobre la capacidad de gestión de estos personajes, sobre sus habilidades para el diálogo, sobre sus propuestas para hacer una ciudad, una comunidad, un país mejor. Qué más da. Importa una imagen y lo que esa imagen inspira. Cada vez tenemos más candidatos virtuales reducidos a iconos escogidos para atraer los votos del sector social que interesa. Ya les escoltarán después con una tropa de técnicos y asesores que hagan el trabajo sucio.

Pablo, Albert, Pedro. Si lo que buscáis son iconos molones que caigan bien a la gente, no sabéis lo que os habéis perdido ignorándome. Un día os daréis cuenta y será demasiado tarde, porque yo soy segundo plato de nadie.

astroimper@telefonica.net

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*