El derbi del Carnaval

Para carnaval, el más divertido y animado –o el más patético- es el que tienen montado los vecinos del Helmántico ante su derbi

Este domingo. se producirá el derbi entre el Unionistas de Salamanca y el Salmantino, en Las Pistas.

Puede ser que febrero resulte ser uno de los meses más aburridos del año, si no el que más. La ausencia de números rojos en el calendario y, por tanto, de fechas festivas en las que se nos presenten esas típicas hordas de turistas armados con sus móviles hacen los fines de semana más anodinos aquí en la plaza de Anaya. Dirán ustedes que, para fiesta, los carnavales que ya se nos echan encima este fin de semana. Pero el personal carnavalero no está para hacer turismo, va a lo que va.

Pero para carnaval, el más divertido y animado –o el más patético, que todo va según los gustos- es el que tienen montado los vecinos del Helmántico ante su derbi. Ahora es el Salamanca el que despide a su entrenador, el quinto en esta temporada, por los malos resultados que está cosechando en los últimos enfrentamientos. Se descarta, por supuesto, que cualquier otro motivo distinto a la competencia de entrenador explique el derrumbamiento del equipo en los últimos partidos. Ya van cinco técnicos y el club estará pensando que el sexto será el que lo solucione todo. Así va el país. Nos damos de cabezazos contra una pared en vez de encontrar la puerta para pasar al otro lado.

Para más inri, el anfitrión del choque, el Unionistas, ofrece a su rival un lote de entradas para que las venda entre sus aficionados y el Salamanca las rechaza porque, a su juicio, están mal ubicadas en Las Pistas y, atención, porque “las relaciones entre los dos clubes están rotas”. -Oiga, que le voy a hacer un favor. -No caballero, no me lo haga que yo no me hablo con usted. Ya podrán decir lo que quieran, pero yo lo veo como el enésimo ataque de orgullo en este enfrentamiento fratricida en el que, de nuevo, solo sale perdiendo el público salmantino. Qué hartura.

El derbi local de este fin de semana anuncia otro nuevo follón con el acceso al campo de determinados medios de comunicación para retransmitir el partido. En la ida los afectados fueron los unos y ahora, en la vuelta, les toca a “los otros”. Si todo sigue igual de enconado y aplicando la ley del péndulo, el toma y daca seguirá eternamente hasta que un día, en una disputa sobre si son galgos y podencos, el fútbol semiprofesional salmantino se vaya a hacer puñetas.

astroimper@telefonica.net

La ‘conspiranoia’ sobre el virus

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*