La belleza de los grises

Yo reivindico la belleza del gris en todas sus distintas tonalidades, bellos matices intermedios alejados de los extremismos

La revista Nature Astronomy ha publicado el primer mapa de Titán, una de las lunas de Saturno, y francamente aquello tiene una pinta tan estupenda que estoy pensando largarme allí en mis próximas vacaciones. Tres grandes mares, enormes dunas alineadas en la zona ecuatorial, amplias llanuras en las latitudes medias jalonadas de zonas abruptas y grandes lagos cerca de los polos. Yo no sé qué más queréis, mejor que cualquier resort de lujo y que el más imaginativo circuito de aventura. Cuando por la próxima primavera la legislatura vuelva a hacer crack y nos inviten a una nueva fiesta de la democracia, no se me ocurrirá un mejor sitio a donde huir.

No sé cómo lo verán ustedes, pero para mí este otoño se siente más gris de lo que ya era desde las pasadas elecciones generales. Y me parece una gran paradoja, porque precisamente ahora que todo parece que tiene que ser blanco o negro, yo reivindico la belleza del gris en todas sus distintas tonalidades: gris azabache, gris plata, gris oscuro, gris pizarra, gris plomo, gris ceniza, gris frío, gris estándar, hasta el gris perla y el gris marengo. Y gris Titán. Bellos matices intermedios alejados de los extremismos y que a menudo son mucho más saludables. Con tanta línea roja y tanto cordón sanitario, nuestros políticos están logrando radicalizar al personal de tal modo que resulta prácticamente imposible dar una opinión en las redes sociales sin que algún francotirador, generalmente anónimo, le tache a uno de ‘rojo, ‘progre’, ‘facha’ o, directamente fascista.

A la grisura general se une el crecimiento del voto del cabreo, que yo lo identifico con el aumento de Vox. Los sesudos analistas ya han destripado esta semana suficientemente los designios que revelan el contenido de las urnas, pero este que les escribe, creado un día como símbolo del progreso humano, se avergüenza de que Salamanca haya sido uno de los territorios que ha impulsado el enorme crecimiento del partido de Abascal en el Congreso, que prefiere mirar al pasado para establecer sus referencias ideológicas.

Que digo yo que muchas luces navideñas hemos de encender para iluminar este presente tan oscuro, ¿no creen?

astroimper@telefonica.net

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*