Las personas con autismo reclaman, en su Día Mundial, poder ejercitar sus derechos y libertades

Desde el 2007, que fue el año en el que Asamblea General de Naciones Unidas declaró el día 2 de abril como el Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, cada año, desde Federación Autismo Castilla y León se conmemora este día, promoviendo campañas de sensibilización, en coordinación con Autismo España y Autismo Europa, para visibilizar la realidad y necesidades del colectivo y poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de su calidad de vida, para que puedan disfrutar de una vida plena y gratificante como parte integrante de la sociedad.

Este año, la campaña cuenta con el lema “Puedo aprender. Puedo trabajar”, centrando la atención en dos de los derechos básicos: acceso a una educación y a un empleo de calidad que se adecuen a sus capacidades y necesidades.

Esta conmemoración se ve envuelta este año por la pandemia de coronavirus que asola el mundo y que, por supuesto, afecta a las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA). Desde la Federación se pide que sean consideradas como población de alto riesgo y prioritaria para que no queden fuera de los protocolos clínicos de atención, ni en la detección ni en la hospitalización. Además, se considera necesaria la implantación de “ajustes razonables” en la hospitalización de las personas con TEA contagiadas por Covid-19, para minimizar los efectos sobre su bienestar emocional e integridad. Entre ellos, flexibilizar las medidas que establecen el ingreso individual y el aislamiento de la persona afectada, permitiendo el acompañamiento en todo momento por parte de una persona cercana.

Por tanto, en el marco tan especial de este 2 de abril, Federación Autismo Castilla y León hace un llamamiento a la solidaridad ciudadana, para que los castellano y leoneses muestren su apoyo y comprensión con todas las personas con TEA, sus familias y las personas que les están atendiendo durante esta crisis sanitaria del Covid-19.

En el contexto actual que vivimos y conscientes de que los balcones de nuestro país se han convertido en el epicentro de la solidaridad y reivindicación social, el movimiento social del autismo en España, ha trasladado la iniciativa LIUB (Light It Up Blue), por la que edificios y monumentos de todo el mundo se iluminan de azul la tarde-noche del 2 de abril, a las terrazas, balcones y ventanas de nuestras calles, y que sean estos los que  inunden de luces de móviles y linternas a las 21 horas como muestra de respeto, comprensión y solidaridad.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*