El Hospital de la Santísima Trinidad empieza a normalizar su actividad

La Fundación Hospital General de la Santísima Trinidad ha comenzado este pasado miércoles la normalización progresiva de la actividad en consultas presenciales, pruebas diagnósticas, servicio de rehabilitación y fisioterapia, área quirúrgica y demás servicios, priorizando la asistencia según la clínica del paciente.

Desde que a principios del mes de marzo la pandemia de coronavirus se hiciera triste realidad en Salamanca, el Hospital habilitó un sistema de video-consulta gratuito que ha tenido un gran rendimiento y ya en abril, puesta al servicio de la Sanidad pública, la Santísima Trinidad fue escenario de diversas operaciones quirúrgicas llevadas a cabo por profesionales del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca con el objetivo de liberar el hospital para los enfermos de COVID-19.

En el plan de regreso a la actividad habitual se establecen todas las medidas, de carácter general y específicas, que permitan, una vez superada la fase más crítica de la situación de crisis sanitaria provocada por el COVID-19, atender la necesidad asistencial de los pacientes y retomar la actividad de la Fundación, garantizando la confianza, seguridad y protección de los pacientes, trabajadores y profesionales sanitarios que acudan al hospital.

El plan incluye una serie de medidas generales como la necesidad de pedir cita previa para todos los servicios, respetar los horarios de las citas para evitar la acumulación de pacientes en las salas de espera, el uso obligatorio de mascarillas, la política de acceso con acompañantes, los circuitos de entrada y de salida, etc.

Asimismo, se ha establecido un punto informativo en cada una de las puertas de entrada, cuyo personal se encarga de recibir al paciente, atenderle y facilitarle la información que precise, comprobando además que accede por la puerta que le corresponde y en el horario señalado.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*