Día Internacional del pilates: Este es el mejor evento para que aprendas a practicarlo

0
597

El cuidado de nuestro cuerpo, tanto a nivel físico como a nivel mental, se ha convertido en una de nuestras obsesiones en los tiempos de obligado confinamiento a los que nos ha llevado el maldito coronavirus. Es éste, curiosamente, un magnífico momento para realizar ejercicio, consciente y pautado, y para salir más fortalecidos de una pandemia atroz que ninguno de nosotros ha vivido antes y que ya se ha llevado por delante a decenas de miles de compatriotas.

Las sesiones de yoga por múltiples canales virtuales se han multiplicado, de igual modo que las clases de gimnasia; quizá el ejemplo de Patry Jordán y el crecimiento exponencial de su popularidad en estas semanas sea uno de los casos más sobresalientes.

Lo mismo está sucediendo con el pilates,  una disciplina ya centenaria, cuya práctica, ya de por sí multitudinaria, la experimentado un ascenso imparable en estas últimas semanas de confinamiento. Curiosamente, este sábado se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Pilates y la mejor forma de acercarse a su práctica es conectándose, desde las once de la mañana, al evento webinar que organiza la escuela de formación de monitores Pilates Inside Out y la cadena de centros de Pilates Training Center, la más importante de las radicadas en España, ya que cuenta con 11 estudios en nuestro país, atiende a más de 1.600 clientes e imparte casi 3.000 horas de clases cada mes.

Este Pilates Day, que será conducido por las prestigiosas profesoras Marida Sieve y Myriam Arias-Salgado, tiene como objetivo principal difundir la práctica del pilates y, sobre todo, dar a conocer sus evidentes beneficios a través de una clase multitudinaria de nivel básico. Todo se podrá seguir, por zoom, a través de este enlace.

Habrá espacio y tiempo también para introducir a los participantes en el conocimiento de esta espectacular disciplina puesta en marcha gracias a la pericia y el talento del alemán Joseph Hubertus Pilates (1883-1968). Su vida fue la de una obsesión por el conocimiento del cuerpo humano y la búsqueda de su fortalecimiento físico a partir de una infancia enfermiza. Quedémonos solo con un dato de los muchísimos interesantes de la apasionante trayectoria de quien fuera atleta, boxeador, trabajador de circo, instructor de defensa personal y hasta profesor de bailarines profesionales.

Durante la Primera Guerra Mundial, internado en un campo para prisioneros en Inglaterra, trabajó también como camillero y así comenzó a tratar a los heridos por la contienda bélica. Ninguno de los presos y soldados que pasaron por sus manos falleció a causa de la terrible pandemia de gripe que acabó con la vida de más de 200.000 ingleses. Les suena, ¿verdad?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here