Contestada, por fin, la pregunta del millón: Sí se puede salir a correr sin mascarilla

A partir de mañana, el uso de la mascarilla será obligatorio en todos los lugares públicos en los que no esté asegurado que se puede mantener la distancia de seguridad de dos metros. Así lo ha anunciado un Boletín Oficial del Estado que deja muchísimos detalles en el aire. Uno era, por ejemplo, si hay que llevar la mascarilla puesta cuando uno sale a hacer ejercicio físico, tanto en el turno de mañana, de 6 a 10, como en el de tarde-noche, de 8 a 11.

Ayer, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, medio respondió a la pregunta que sobre este particular le hizo un periodista. “Siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad…”, contestó, dubitativo, Illa. Más rotundo ha sido, por fin, Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, al ser preguntado un día después por este asunto.

“Lo que tenemos que hacer es lo razonable. Si uno hace un deporte de alto esfuerzo es muy difícil que pueda usar mascarillas. Pero lo importante es llevarla, aunque sea en el bolsillo, por si estamos en una zona en la que no podemos mantener cierta distancia. Con el patinete o la bicicleta es lo mismo”, ha asegurado.

Lo que también ha quedado claro que, en el caso de personas que estén realizando deporte al aire libre, la distancia de seguridad debería ser algo superior a los dos metros convencionales ya que el movimiento del corredor y la alteración que le supone el propio ejercicio incrementan la posibilidad de hipotético contagio.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*