28 millones de euros para una reconstrucción municipal apoyada por unanimidad

El conjunto de las fuerzas políticas con representación municipal en el Ayuntamiento de Salamanca han rubricado hoy un pacto para atender las necesidades económicas y sociales derivadas de la crisis sanitaria, en el que se recogen 33 medidas, que suponen una inversión de más de 28,2 millones de euros, a los que hay que añadir los 40 millones de euros previstos en los presupuestos en materia de inversión.

El acuerdo ha sido presentado en una rueda de prensa en la que por parte del Grupo Municipal Popular ha intervenido el alcalde, Carlos García Carbayo, por el Grupo Ciudadanos, Ana Suárez; por el Grupo Socialista, José Luis Mateos, y por el Grupo Mixto, Virginia Carrera, de Izquierda Unida; y Carmen Díez, de Podemos.

Durante su intervención, García Carbayo ha puesto el acento en el diálogo y el consenso y ha destacado que a todos los grupos políticos “nos une Salamanca”. “Por encima de los matices de las ideologías, estamos aquí reunidos para priorizar la fuerza de las propuestas y de las acciones; que siempre exigen más diálogo y menos líneas rojas; más grises y menos blancos y negros; en definitiva, más política”, ha dicho.

 

Medidas económicas

En el bloque correspondiente a las medidas de tipo económico, García Carbayo se ha referido a nuevas medidas tributarias que se suman a las que ya se han avanzado, como los aplazamientos y fraccionamientos en el pago de tributos municipales. En concreto, ha anunciado que en 2020 se va a reducir en un 99% las tasas por instalación de terrazas o mesas altas, por reservas de estacionamiento en establecimientos hoteleros, o por la instalación de puestos en el Rastro.

Asimismo, para facilitar el acceso a la liquidez a las empresas y a los autónomos, ha explicado que se establecen ayudas directas. Al respecto, ha detallado que el ayuntamiento va subvencionar, con un importe máximo de 3.000 euros, los gastos derivados de la comisión de apertura, gastos de intervención notarial e intereses generados en el primer año de operaciones de préstamo, formalizados a través de la línea ICO Avales Covid-19.

También, con un importe máximo de 3.000 euros, el consistorio va a apoyar la segunda oportunidad para los autónomos que hayan tenido que cesar su actividad, y a los desempleados que decidan apostar por el autoempleo, y que se acojan para eso a créditos del ICO, ENISA, microcréditos o Iberaval.

Además, por el mismo importe máximo de 3.000 euros, se va a ayudar a las empresas y a los autónomos que se hayan acogido a  las líneas de financiación ICO o Iberaval, con la finalidad de acometer la modernización y transformación digital de sus negocios.

Del mismo modo, se va a proporcionar ayudas a los establecimientos en la implantación de medidas de seguridad sanitaria, con ayudas de hasta 600 euros; al tiempo que se mejorará el plazo de pago a los proveedores, hasta situarse entre diez y veinte días.

Fomento del consumo en el pequeño comercio y la hostelería

Otras medidas de este bloque consisten en duplicar el importe previsto para la convocatoria de ayudas a la rehabilitación de viviendas de 2020, hasta los dos millones de euros, y destinar esta misma cantidad a la convocatoria de 2021; así como diversas iniciativas para el fomento del consumo en el pequeño comercio y en la hostelería, tales como un programa de obtención de puntos por compras o gastos realizados en establecimientos salmantinos, que el consumidor podrá después canjear por bonos para la compra de libros en librerías salmantinas o por servicios municipales de ocio y cultura.

Además, en materia económica, también se recoge el compromiso con las inversiones en obra pública; el desarrollo de suelo industrial en el sector de ‘Peña Alta’; la agilización de la concesión de licencias de obra y apertura de establecimientos; la promoción de Salamanca como destino “seguro” para el turismo y el aprendizaje del español; así como la generación de tejido productivo en torno a la investigación, el desarrollo y la innovación, a través de la consolidación del programa ‘Salamanca, ciudad del Talento’ y la colaboración con las universidades para este mismo fin.

El respaldo al sector cultural salmantino también está reflejado en el bloque de medidas económicas, con el mantenimiento de la programación en el formato que permitan las condiciones sanitarias y la priorización de la contratación de artistas locales, entre otras acciones.

Atención Social

Por otro lado, en relación con el bloque de medidas para reforzar la atención social de familias y personas, el alcalde de Salamanca ha anunciado la creación de una nueva línea de ayudas para atender las necesidades de las familias que se encuentren en situación de vulnerabilidad sobrevenida como consecuencia de la crisis sanitaria.

Paralelamente, se van a incrementar los recursos destinados a la línea de ayudas de urgencia social ya existente, así como la colaboración con Cáritas y Cruz Roja. Además, se triplicará la cantidad destinada a las ayudas para la adquisición de material escolar, ampliando los conceptos subvencionables, al tiempo que se anticipará el pago de la convocatoria del próximo curso a este año 2020.

Por otro lado, García Carbayo se ha referido al refuerzo del programa de ludotecas municipales para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral; de los servicios de atención domiciliaria; de los programas de atención a las personas sin hogar y en riesgo de exclusión social; y al mantenimiento de las ayudas al fomento de la natalidad. Asimismo, entre las medidas sociales está reflejado el impulso a las promociones de vivienda protegida en régimen de alquiler y la agilización de la puesta en marcha del programa ‘Salamanca Acompaña’.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*