El Salamanca se coloca a sólo dos puntos de la permanencia tras golear al Ceares en el Helmántico

0
52

Enfrascado en la necesidad de sumar puntos para lograr la permanencia y con el buen tono de haber cosechado una sola derrota en los últimos cinco partidos. Así encaraba el Salamanca CF UDS el encuentro en casa contra el Ceares, contra el equipo que ya está matemáticamente descendido de categoría. Bajo este panorama favorable salieron al terreno de juego los de José María Hernández, con la intención de tener la pelota, arriesgar poco y firmar una victoria que les permite llegar al tramo final de temporada con un mayor desahogo. Los salmantinos se sitúan en la decimoquinta posición con 36 puntos y con el sueño de salvar la temporada. Habrá que ver si las mejores apuestas deportivas están en lo cierto y el equipo gana frente al Palencia Cristo el próximo domingo.

Arrancó el duelo en el Helmántico con el aroma a gol planeando sobre los minutos iniciales. Fue el delantero Juan David Victoria el jugador que estaba resultando más incisivo en el ataque blanco, sobre todo a base de desborde por el carril izquierdo. El dominio local en la circulación empezaba a fijar el juego en las inmediaciones del área rival, con una ofensiva centrada en la apertura hacia las bandas y en las jugadas a balón parado. La respuesta visitante fue clara: tocaba encerrarse atrás con una línea defensiva de cinco y esperar a que se diera el momento oportuno para lanzar un contragolpe.

Con esta dinámica instalada en el césped, no tardó Álex Menéndez en firmar el primer aviso a los seis minutos, con una falta sacada desde la media luna que a punto estuvo de ver puerta. Hubo hasta dos ocasiones más del cuadro charro antes de que se abriera el marcador. Primero la tuvo Ribeiro dentro del área, pero su disparo se marchó fuera; luego llegó la de Juancho, que se perfiló en la frontal para dejar un lanzamiento que terminó rozando el poste derecho de la portería defendida por Guille.

No hubo que esperar demasiado para asistir a la primera alegría del Salamanca. El 1-0 llegaba en el minuto quince gracias al gol de falta marcado por el zaguero canario Arencibia, que con un gran golpeo lograba mandar el esférico al fondo de la red. La reacción del equipo gijonés cobró peso en el 25. David Blanco remataba de cabeza un córner botado por Prosi que hizo sacar lo mejor de Salcedo para evitar el empate. La mano salvadora del guardameta local dejaba el respiro en la grada.

Los siguientes compases transcurrieron con el Salamanca tocando y manteniendo la posesión hasta adormecer el juego. Descendió la intensidad y lo hizo también el caudal de fútbol. Tocaba asegurar y dosificar las fuerzas para el resto de la contienda. Apenas hubo más ocasiones manifiestas de gol en este tramo final, pero llego el giro inesperado al filo del descanso. Arencibia sellaba su particular doblete enganchando un balón suelto dentro del área que encajó con suma potencia en la escuadra de Guille. 2-0 y una brecha abierta que dejaría lo mejor para la segunda mitad.

La vuelta de los vestuarios sirvió para sentenciar el partido, haciéndolo además el Salamanca con absoluta prontitud y con una definición inapelable. Sólo habían pasado tres minutos de juego cuando subió el 3-0 al electrónico. En esta ocasión le llegó el turno a Ribeiro, que se resarció del fallo de la primera mitad marcando un golazo a través de un soberbio remate en plancha ante el que poco pudo hacer el guardameta visitante.

Con el choque ya prácticamente decidido, el interés salmantino volvió a centrarse en tener la pelota y calmar un poco el rumbo que estaba adoptando el juego. Ni siquiera los cambios realizados por José María Hernández parecían buscar una goleada más abultada. La estrategia pasaba a ser otra: defender, defender y defender. Supo obtener recompensa el Ceares de una decisión así, con Óscar Fernández marcando en el 67 tras un pase prolongado de Orviz que lo dejaba solo ante Salcedo. No sólo no falló el delantero del conjunto gijonés, sino que su compañero Juan Carlos estuvo a punto de hacer el segundo cabeceando a la salida de un saque de esquina. Llegó a inquietarse el Salamanca.

La respuesta del técnico local fue contundente al respecto, que veía cómo el Ceares empezaba a sentirse cómodo en la creación de peligro. Hernández ordenó a los suyos desplegar un carácter más ofensivo y la fórmula le dio resultado. Ya en el minuto 83 llegó el tanto definitivo gracias a un disparo certero del colombiano Juancho, que exprimía sin error un pase atrás proveniente de la banda derecha. El 4-1 deja a los salmantinos a sólo dos puntos de la permanencia y con el espíritu renovado de cara a la próxima jornada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí