“Me siento en la obligación de difundir mi cultura”

Xu Jinjing es el presidente de la asociación de estudiantes e investigadores chinos en Salamanca

Xu Jinjing, Presidente de la Asociación de Estudiantes e Investigadores chinos.
Xu Jinjing, Presidente de la Asociación de Estudiantes e Investigadores chinos.

Xu Jinjing llegó a España con su madre hace 18 años. Como una familia más de emigrantes chinos se asentaron en Huesca para emprender una nueva vida. Excelente estudiante, cuando llegó el momento de elegir universidad no dudó en optar por la de Salamanca, “porque era la más antigua y la de mayor prestigio”. Hoy es el único docente (profesor asociado) de nacionalidad china de la USAL y un referente de la cultura asiática en nuestra ciudad, como presidente de la Asociación de Estudiantes e Investigadores Chinos en Salamanca.

-¿Desde cuándo funciona la Asociación de Estudiantes chinos de Salamanca?
– Fue creada en noviembre de 2008. Yo soy el tercer presidente.

-¿Por qué surgió la necesidad de crear este colectivo?
– Hasta 2005 aproximadamente apenas había chinos en las aulas de la Universidad de Salamanca. En 2007 se produce una importante salida de jóvenes chinos para estudiar en España, en concreto por la apertura del Gobierno chino, que estableció un convenio para convalidar los títulos entre los dos países. Comenzaron a llegar jóvenes de China y ahí surgió la necesidad de dar apoyo y prestar servicios
a esta comunidad que ha seguido creciendo año tras año.

-¿Cuántos estudiantes de nacionalidad china cursan estudios en la Universidad de Salamanca?
– La cifra exacta la desconozco, pero supera los 400 matriculados en los centros de la USAL de Salamanca. En los de Ávila estimamos otro centenar. Cada año se incorporan más de cien alumnos nuevos.-

– A estas cifras habría que sumar los que cursan programas de idiomas…
– Exactamente, cada año aumentan los estudiantes chinos que se inician en el idioma del española través de los cursos de idiomas de la Universidad de Salamanca. Para ellos, es un primer contacto para continuar sus estudios en España.

– Y docentes…
– Yo soy profesor asociado y el único de nacionalidad china. Pero también hay otros dos profesores, no nacionales, que dominan la lengua y la cultura china. Además, gracias a las Becas Confuncio, la USAL cuenta con otros tres docentes de origen chino por estancias temporales.

– Entonces, ¿eres el único profesor de la Universidad de Salamanca con nacionalidad china?
– Bueno, profesor asociado, pero sí, soy el único. Y fui también el primer chino en cursar la licenciatura en Bellas Artes.

– ¿Por qué viniste a estudiar a Salamanca?
– Porque es la universidad más antigua y prestigiosa de España. Tenía claro que quería formarme aquí. Yo vivía en Huesca, donde
llegué siendo un niño con mi madre, que emigró para encontrar un futuro mejor. Desde entonces, vivo en Salamanca.

– ¿En qué estudios te matriculaste?
– Acabé la licenciatura en Bellas Artes, pero al acabar entramos en los planes de Bolonia y tuve que hacer un Máster en Asia Oriental para poder continuar con el doctorado. Después hice el doctorado en Historia y otro de Filología. Ahora soy profesor asociado en Filología y también doy chino en el Servicio de Idiomas de la USAL.

– También enseñas tu idioma materno en la sede de ZOES
– Sí, los lunes. Doy clases a un grupo de alumnos adultos. Creo que me corresponde difundir la cultura de mi país y lo hago a través del idioma y también mediante distintos programas culturales. Uno de ellos es el espacio de Radio USAL, Babel Chino, que lleva ya muchos años retransmitiéndose. Lo podéis escuchar los jueves a las 12:30 horas. Pero además celebramos otras actividades como el Año Nuevo Chino que ha tenido lugar hace solo unas semanas, en colaboración con ZOES. En esta ocasión ha coincidido con la Semana Cultural de Asia Oriental, que dirigimos a la comunidad universitaria.- El interés de nuestra sociedad por vuestra cultura y viceversa  es un hecho, que además se ha visto favorecido por esa apertura del gobierno chino al comercio y la cultura exterior

– Sí, es así. Entre España y China hay muchas similitudes. Entre otras, el cerdo. Amamos a este animal, que además es el símbolo de nuestro año lunar. Sólo en España y en China se cura el jamón y se elaboran embutidos, como anécdota de tantos lazos que nos unen.

– ¿Qué relación mantiene la asociación que presides con el resto de la comunidad china que vive en Salamanca?
– No mucha, la verdad. Se limita a algún restaurante y a alguna tienda donde compramos productos concretos de manera habitual. Pero la asociación está creada para apoyar a estudiantes e investigadores y no está abierta para el resto de la población china.

– ¿De qué manera prestáis ese apoyo a los miembros de la asociación?
– Tenemos tres grupos de whatsapp, de whatsapp chino, claro. Se denomina ‘Wechat’. También gestionamos redes sociales como Twitter, Facebook, Instagram… y todas las plataformas chinas. Mediante estos canales, se ponen en común experiencias y se resuelven dudas. Y por otra parte, ofrecemos actividades para cubrir las necesidades de estos jóvenes, desde concursos de fotografía a concursos de canto. Para nosotros el karaoke es una manera habitual de divertirnos y los que funcionan en Salamanca son realmente antiguos para lo que  están acostumbrados los chinos. Otra de las actividades más importantes para este grupo es la organización de la cena de Año Nuevo, que es como la cena de Nochebuena para los españoles. Tratamos de compartir este momento juntos, para que los que están tan lejos de casa no se sientan solos. Y, bueno, entre otras actividades que van surgiendo, también proponemos cafés de intercambio con los estudiantes de chino de la Universidad, que se realizan periódicamente.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*