La USAL rompe barreras con los Campus Inclusivos

Una veintena de jóvenes visitarán, hasta el próximo 14 de julio, las cuatro universidades públicas de Castilla y León, como parte de una iniciativa impulsada por la Fundación ONCE, que persigue reducir el abandono escolar temprano de los estudiantes con discapacidad o en riesgo de exclusión social

Fotografía de los participantes en el programa ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites, durante la inauguración celebrada en la USAL, el pasado sábado, 6 de julio.
Fotografía de los participantes en el programa ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites, durante la inauguración celebrada en la USAL, el pasado sábado, 6 de julio.

Vivir una experiencia universitaria es uno de los grandes retos a los que se enfrentan las personas con discapacidad. Según el IV estudio Universidad y Discapacidad, realizado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, la Fundación ONCE y el Real Patronato sobre Discapacidad, en colaboración con la Conferencia de Rectores, la presencia de este alumnado supone el 1,8% del total en los estudios de grado, el 1,2% en los posgrados y el 0,7% en el doctorado.

Entre los factores que frenan su ascenso en la escalada académica destacan el miedo al entorno y la falta de recursos, entre muchos otros. Con el objetivo de derribar estas barreras, la Universidad de Salamanca ha dado un paso al frente y se ha sumado, por tercer año consecutivo, a la iniciativa ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites’ promovida por la Fundación ONCE, junto con la Fundación Repsol, y el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Como señala Lorenzo García, técnico especialista en discapacidad del Servicio de Asuntos Sociales y uno de los organizadores de la actividad, el objetivo de este programa es reducir el abandono escolar temprano de los alumnos con discapacidad, ofreciéndoles la posibilidad de pasar estancias en los cuatro campus públicos de Castilla y León. De este modo, una veintena de estudiantes con y sin discapacidad participan en la octava edición de la iniciativa, que fue inaugurada el pasado sábado, 6 de julio, en el Estudio salmantino y que finalizará, de nuevo, en la capital del Tormes, el próximo día 14.

El programa permitirá a los participantes vivir la experiencia universitaria de primera mano

A lo largo de las jornadas, jóvenes de cuarto de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional, podrán conocer de primera mano, tanto la USAL como las universidades de Valladolid, Burgos y León. Además de los alumnos con discapacidad, esta iniciativa también está abierta a aquellos estudiantes que tengan necesidad de apoyo educativo o que se encuentren en riesgo de exclusión social, aunque no tengan discapacidad. De esta forma, se espera que ambos grupos se nutran y aprendan el uno del otro.

Durante este tiempo, todos ellos tendrán la oportunidad de disfrutar de la experiencia universitaria con actividades de divulgación académica, además de conocer la oferta formativa de las instituciones, los servicios disponibles para los alumnos con discapacidad y la oferta cultural y de ocio. “Pretendemos que vean la universidad de una forma diferente, evitando que piensen que este es un mundo ajeno a ellos”, comenta García. Por otra parte, se persigue favorecer una educación inclusiva para todos y contribuir a que las instituciones educativas puedan dar respuesta a la diversidad del alumnado.

Antonio Fuertes y Rafael de la Puente, durante el acto de presentación.
Antonio Fuertes y Rafael de la Puente, durante el acto de presentación.

Además, se les ofrecerá orientación sobre sus mejores opciones académicas. “A lo largo del programa les presentamos las diferentes ramas del conocimiento, es decir, la gran variedad formativa a la que pueden acceder en el campo de las ciencias, las humanidades, o el arte, ayudándoles a encaminar su futuro profesional. También llevamos a cabo talleres de primeros auxilios o de experimentos químicos; siempre enfocados desde un punto de vista lúdico”, añade.

En lo que respecta a la selección de los participantes, la organización ha apostado por la equidad entre hombres y mujeres, así como en la tipología de las discapacidades, tanto físicas como mentales, que se encuentran representadas en el programa. Además de los mencionados, otro de los baremos que se han tenido en cuenta durante el proceso, es la pertenencia de los jóvenes al medio rural.

Además de las instituciones castellanoleonesas, en la edición en curso participan un total de 15 universidades de siete comunidades autónomas, entre las que figuran Murcia, Madrid, Aragón, Andalucía, Extremadura y Navarra.

La USAL, líder en Castilla y León

Según los datos publicados por la Guía de Atención a la Discapacidad 2018, elaborada por la Fundación Universia, la Universidad de Salamanca es la institución autonómica que cuenta con más estudiantes con discapacidad matriculados durante el pasado curso académico. Así, en 2018, la cifra alcanzó los 247 alumnos, manteniendo constantes los datos del 2016 y del 2017, cuando, el Estudio salmantino acogió a 232 y 252 personas con discapacidad, respectivamente.

En la comunidad autónoma de Castilla y León también destacan la Universidad de Valladolid, que contó en 2018 con 236 estudiantes; la Universidad de Burgos, con 115; y la Universidad de León, con 114. Lejos de estas cifras se encuentran la Universidad Católica de Santa Teresa de Ávila y la Universidad Isabel I que no acogieron a ningún estudiante con discapacidad.

Durante el año 2018, la USAL contó con 247 estudiantes con discapacidad matriculados

Las universidades de Castilla y León se sitúan en el quinto lugar de la clasificación de las comunidades autónomas españolas, en un año en el que las cifras han alcanzado su máximo histórico desde que se creara el registro en 2008. Por delante, se sitúan la Comunidad de Madrid, con 9.471 alumnos; las universidades de Cataluña, con 3.108; Andalucía, 2.594; y Murcia, con 924.

VIII Edición

Tras siete ediciones, 36 universidades españolas y más de 800 alumnos con y sin discapacidad han participado en la iniciativa ‘Campus Inclusivos, Campus sin Límites’, impulsada por la Fundación ONCE.


“Siempre he estado muy sensibilizada con el voluntariado”

Mirela Saseba / Alumna del Grado Medio en Servicios de Restauración

“Tras iniciar el Grado Medio de Técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia hace un tiempo, decidí dar un giro a mi formación y tomar un camino distinto apostando por el mundo de la restauración. Eso sí, siempre he estado muy sensibilizada con todo lo relacionado con el voluntariado, por lo que cuando me enteré por una amiga de la existencia de este programa, no dudé en apuntarme. Creo que se trata de una iniciativa muy interesante en la que poder aprender y que me va a aportar nuevas ideas.“

“Esta experiencia es una gran oportunidad para crecer como persona”

Diego Marcos / Titulado en Educación Secundaria Obligatoria

“Me apunté a los ‘Campus Inclusivos’ de la Fundación ONCE por iniciativa de mi madre y creo que esta experiencia es una gran oportunidad para crecer como persona. El hecho de que chicos y chicas, con y sin discapacidad, vayamos a convivir juntos durante varios días, nos va a mostrar que todos debemos tener acceso a las mismas oportunidades como, por ejemplo, en lo que se refiere a la universidad. Además, conocer a otros compañeros va a ser algo muy emocionante.“

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*