Un avión del Ejército del Aire repatriará los cuerpos de Beriarin y Roberto Fraile, asesinados en Burkina Faso

0
332
El periodista afincado en Salamanca, Roberto Fraile.

EUROPA PRESS / Un avión del Ejército del Aire repatriará a España los cuerpos de David Beriain y Roberto Fraile, los dos periodistas asesinados en Burkina Faso durante el ataque de un grupo armado cuando grababan un documental sobre la caza furtiva.

El cuerpo de Roberto Fraile, junto a su compañero, llegará a Torrejón de Ardoz en un avión del Ejército y, posteriormente, será trasladado hasta un tanatorio de Valladolid, donde residen sus padres y donde podrá ser velado por sus familiares.

A continuación, según han confirmado a Europa Press fuentes familiares, los restos de Roberto Fraile serán enterrados y descansarán en Valdespino Cerón (León), una pedanía leonesa en la que se encuentran sus raíces familiares.

Fuentes de los ministerios de Defensa y de Asuntos Exteriores han detallado que el Ejército del Aire ya tiene un avión preparado para proceder a la repatriación en cuanto se completen todos los trámites necesarios.

Los cuerpos de los dos reporteros fueron trasladados este martes a la capital de Burkina Faso, Uagadugú, para la realización de la autopsia. Allí se encuentra la cónsul de España en Mali, con residencia en Bamako (y responsable también para Burkina Faso) para iniciar los trámites de repatriación de los dos periodistas.

Además, la familia permanece “puntualmente informada”, según asegura el Gobierno, de las gestiones que se están realizando tanto desde la Embajada como desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y del Ministerio de Defensa.

Además, la ministra González Laya conversó este martes con su homólogo en Burkina Faso, Alpha Barry, quien le trasladó el pésame por el asesinato de los dos periodistas españoles.

ASESINADOS AL ESTE DEL PAÍS

Beriain y Fraile estaban en Burkina Faso realizando un documental sobre los esfuerzos de las autoridades del país para proteger los parques naturales del país frente a la caza furtiva y las comunidades que habitan en ellos.

Ambos formaban parte de un grupo de unas 40 personas con las que se perdió el contacto hacia las 15.30 horas del lunes en un parque natural situado en la frontera entre Burkina Faso y Benín, una “zona peligrosa por ser campo de operaciones de terroristas, cazadores furtivos y bandidos”, según subrayó este martes González Laya.

Los dos españoles se encontraban en paradero desconocido junto a un irlandés y un miembro de las fuerzas de seguridad burkinesas tras un ataque ejecutado por personas armadas no identificadas contra una patrulla mixta de la unidad contra la caza furtiva en la provincia de Kompienga, al este del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here