Un trombonista en la Ciudad del Viento

Chicago (Estados Unidos) presume de tener una de las mejores orquestas sinfónicas del mundo y la sección de viento metal se ha consolidado como un referente; por este motivo, el músico salmantino Ignacio del Rey lleva cinco años haciéndose un hueco no sólo en la universidad en la que trabaja sino, también, en las más conocidas orquestas de la ciudad

Ignacio del Rey, frente al skyline de Chicago y el lago Michigan.
Ignacio del Rey, frente al skyline de Chicago y el lago Michigan.

Terminó Ingeniería Técnica en Informática de Sistemas y, después, estudió en el Conservatorio Superior de Castilla y León en Salamanca; más tarde, en Sevilla en la Academia de Estudios Orquestales Barenboim-Said. Pero la música le ha llevado a uno de los referentes mundiales en cuanto a las sección es de viento metal de las orquestas sinfónicas se trata. El salmantino y trombonista Ignacio del Rey lleva cinco años en Chicago.

“Desde que empecé en el conservatorio comencé a dar clases con Francisco Rosario, primer trombón de la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla. Él me animó desde el primer día a cruzar el charco por todos los beneficios que ello me iba a aportar. Con lo cual, cuando acabé la Academia Barenboim, decidí a dar el paso e ingresé en la Universidad de Roosevelt de Chicago, donde estudié un master en Interpretación y el diploma en Estudios de Orquesta”. Además, Ignacio añade que sus padres vivieron durante unos años en Ithaca, Nueva York y que su progenitor fue profesor en la Universidad de Cornell “y, desde pequeño, siempre habló de la excelencia de la educación en Estados Unidos”; con lo cual, siempre había tenido en mente “poder completar algún día los estudios” en la tierra de las oportunidades.

“Tuve que compartir habitación en un hostel hasta con nueve personas”

“Los inicios fueron difíciles. El primer año fui yo solo y en el segundo año ya vino mi novia conmigo. Al llegar me costó mucho encontrar piso. Mi solicitud para alquilar un piso nunca salía elegida”, recuerda. No obstante, tras un mes y medio encontró el estudio en el que residen hasta la actualidad. Hasta que lo encontró tuvo que compartir habitación en un hostel con nueve personas más. “Todas las noches dormía con el trombón metido en la cama y me iba a duchar con él, por si acaso. Siendo sincero, todo esto no me importaba en absoluto porque después de tantos años ¡estaba en Chicago!”.

Ignacio del Rey junto a su pareja en la Chicago Orchestra Hall.
Ignacio del Rey junto a su pareja en la Chicago Orchestra Hall.

En la actualidad, trabaja como asistente del Departamento de Viento Metal de la Universidad de Roosevelt y frecuentemente en orquestas como la Chicago Symphony, Lyric Opera, Elgin Symphony o la Chicago Philharmonic. Y además de deleitar al público en los conciertos también pone las notas de música como si de un cine se tratara. Las orquestas proyectan películas y se pone la música en tiempo real. “De esta manera, uno va al cine con el añadido de disfrutar en vivo de la música de la película”. Star Wars – El imperio Contraataca, Harry Potter – La Cámara de los secretos o Cantando bajo la lluvia son algunos de los títulos. “Con la Chicago Symphony he podido trabajar con directores de la talla de Riccardo Muti, Esa Pekka Salonen, Sir Mark Elder, Gennady Rozhdestvensky o, incluso, con el prestigioso

Ignacio del Rey, derecha, junto al célebre compositor John Williams antes de un concierto con la Chicago Symphony.
Ignacio del Rey, derecha, junto al célebre compositor John Williams antes de un concierto con la Chicago Symphony.

compositor de bandas sonoras John Williams”.

Chicago
“Siempre tienes que dar lo mejor de ti al más alto nivel porque de ellos depende que te vuelvan a llamar. Uno se convierte en un deportista de alto rendimiento toda su vida”, revela el salmantino quien asegura que, en Chicago, los músicos desarrollan carreras más longevas.

No conocía a nadie en Chicago antes de llegar y fue descubriendo una ciudad que le ha cautivado. Chicago bordea una zona del suroeste del Lago Michigan; por ello, “uno tiene la sensación de estar en una ciudad costera”.

Chicago ha sido siempre uno de los baluartes del partido demócrata y, además, da cabida a numerosas culturas, religiones, razas y diferentes formas de entender la vida formando un engranaje perfecto de convivencia y respeto sin importar en absoluto la apariencia, la orientación sexual, el color de piel o las creencias religiosas. El lado negativo de la ciudad es la inseguridad ciudadana” y el alto número de asesinatos.

La Ciudad del Viento es “dura en invierno”. “Hemos tenido, incluso, una sensación térmica de -30 grados”. “Aunque, ya en la primavera, Chicago despliega su encanto” con una oferta de ocio y gastronomías ilimitadas al son del Jazz, Gospel o Blues…

Perfil

En uno de los recitales en la Universidad de Roosevelt.
En uno de los recitales en la Universidad de Roosevelt.
  • Nombre: Ignacio del Rey
  • Ocupación: Asistente del departamento de Viento Metal en Roosevelt University y músico freelance
  • Lugar de residencia: Chicago, Illinois, Estados Unidos
  • Habitantes: 2.716.000
  • Distancia:  6.551’43 kilómetros
  • Diferencia horaria: Seis horas menos

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*