Siega Verde, el mural salmantino de arte paleolítico único en España

Esta singular zona arqueológica, situada en los márgenes del Río Águeda, fue declarada como Patrimonio Mundial por la UNESCO en el año 2010

El yacimiento arqueológico de Siega Verde.
El yacimiento arqueológico de Siega Verde.

Al oeste de Salamanca, bañada por las aguas del Río Agueda en tierras de la comarca de Ciudad Rodrigo, se encuentra la estación arqueológica de Siega Verde. Considerada como el conjunto de arte paleolítico al aire libre más importante de Castilla y León y declarada como Patrimonio Mundial por la UNESCO en el año 2010, este yacimiento data de entre el 20.000 y el 11.000 antes de nuestra era, momento de desarrollo de las culturas Solutrense y Magdaleniense. Durante esta época, conocida como Paleolítico Superior, los antiguos pobladores utilizaban el vado natural del transcurso del río para llevar a cabo sus expediciones de caza, una actividad que quedó reflejada en esta estación arqueológica.

Figura grabada en el yacimiento de Siega Verde.
Figura grabada en el yacimiento de Siega Verde.

Descubierta en 1988 por Manuel Santonja, contiene 645 figuras de caballos, bisontes, toros, ciervos, cabras, renos, y rinocerontes, entre otras especies, agrupadas en diecisiete conjuntos. Las representaciones rupestres que conforman este yacimiento han logrado llegar íntegras hasta nosotros gracias a su tardío conocimiento y difícil visibilidad.

Las figuras aparecen, generalmente, en pequeños grupos de entre dos y seis asociaciones, en forma de paneles de mediano y gran tamaño. No obstante, son frecuentes las figuras aisladas representadas en pequeños afloramientos rocosos.

La técnica utilizada es mixta, predominando el piqueteado y, en menor medida, la incisión y el grabado fino. Destaca la precisión de los diseños, que da como resultado imágenes muy plásticas y casi reales. Tanto es así, que las incisiones en la piedra resultan de gran exactitud y delicadeza.
El recorrido por los grabados se complementa con la visita al Aula Arqueológica y Centro de recepción de visitantes. Ambos permiten conocer la belleza y la importancia de este impresionante yacimiento arqueológico.

Diferentes recorridos

La visitas al yacimiento pueden realizarse en grupos de un máximo de 15 personas, por un precio de 6,50 euros por persona (4,50 euros la entrada reducida). Éstas tienen lugar de martes a domingo, durante el mes de septiembre, a las 10:30 y 12:00 horas. Los sábados, además, se lleva a cabo una visita nocturna.

Durante éstas últimas, los visitantes pueden observar cinco paneles, en los que se aprecian detalles que a la luz del día pasan imperceptibles al ojo humano. Desde la profundidad de los piqueteados hasta descubrir con todo lujo de detalles las incisiones que existen.

Se aconseja haber realizado en algún momento la visita diurna. Solamente se realizan un máximo de 2 visitas guiadas simultáneas y cada grupo debe contar con un máximo de 8 personas. Cabe destacar que el recorrido está debidamente balizado y que cada participante debe portar un chaleco reflectante por su seguridad. El precio por persona es de 8,50 euros.

Por otra parte, Siega Verde inauguró el pasado viernes, día 20, las visitas nocturnas teatralizadas. Estas continuarán los días 9, 11 y 12 del próximo mes de octubre. Impulsadas por la Junta de Castilla y León como parte del programa ‘Territorios unidos por el primer arte’, permitirán a los visitantes disfrutar de ‘Timeland’, una producción que recorrerá los diferentes grabados. A lo largo del trayecto, no faltarán los toques de humor y algún que otro susto. Éste se iniciará en el Aula de Interpretación de la Estación Rupestre.

Además de estas visitas, es posible contemplar el itinerario completo que discurre por 14 paneles con grabados. Este recorrido deberá ser previamente concertado y será realizado fuera de las horas de atención al público. Para obtener más información sobre el horario y las trarifas, haz clic aquí.

Interior del Aula Arqueológica.
Interior del Aula Arqueológica.

Visitas al Aula Arqueológica

El Aula Arqueológica de Siega Verde se sitúa en una edificación de nueva planta, junto al Río Águeda. Este interesante edificio, excavado en la roca natural que se aprovecha como pared de cierre, se divide en varias estancias alrededor de una sala central, presentando una original instalación didáctica sobre la vida en el Paleolítico Superior y el arte rupestre al aire libre.  En su interior, los visitantes también pueden asistir a una proyección audiovisual, que les transportará a la época glacial a través de diferentes imágenes.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*