Salamanca guarda sus tesoros mientras espera el día de poder mostrarlos de nuevo a los turistas

0
316
Imágen de las catedrales de Salamanca.

Salamanca es una ciudad turística, repleta de edificios emblemáticos y calles con encanto para conocer con un agradable paseo. No faltan actividades de interés para atraer la atención de visitantes y residentes, como por ejemplo, la búsqueda del tesoro en la fachada de la Universidad, un quehacer popular de Salamanca del que os hablaremos a continuación.

Cuando nos referimos a la búsqueda del tesoro nos vienen a la mente piratas surcando los mares en busca de cofres repletos de oro. Una visión romántica que a todos nos gustaría vivir; pero, desgraciadamente, no hay tanto tesoro esperando a que lo encontremos. Muchos medios han aprovechado a los piratas y sus tesoros para ganarse al público, como por ejemplo, la saga de Piratas de Caribe con Johnny Depp, interpretando al capitán Jack Sparrow. También están las tragaperras de piratas, una temática que a los slots le sientan fenomenal por sus premios. Y en portales como Genesis Casino tenemos las máquinas de Skulls of Legends, El tesoro pirata o Rage of the Seas. Incluso, otras sin piratas, como Gonzo’s Quest, sobre los conquistadores españoles buscando oro en América, o 9 Pots of Gold, con el gnomo Leprechaun y la marmita del otro lado del arco iris. En el caso concreto de Salamanca, hay ejemplos como El tesoro oculto del Titanic de La Huella Room Escape, un espace room que consiste en una sala con puzles, pistas y pruebas que tienen que resolver un grupo de personas durante un tiempo límite.

La rana y el astronauta

La búsqueda del tesoro en Salamanca es una metáfora, pues los turistas disfrutan de una actividad que se ha convertido en un verdadero reclamo: encontrar a la rana. Uno de sus edificios más emblemáticos es la Universidad, una joya de la arquitectura, cuya fachada repleta de grabados fue encargada por los propios Reyes Católicos en el año 1529.

Los visitantes se entretienen localizando entre sus tallas a la famosa rana, que se asienta sobre un cráneo. Por supuesto, la rana salmantina cuenta con su propia historia. Cuenta la leyenda, que el cráneo sobre el que se asienta pertenece al joven príncipe Juan, al que le sobrevino la muerte en la adolescencia. La rana representa al doctor Parra que estuvo cuidando al príncipe Juan hasta el último momento.

Aparte de la Universidad, los visitantes disponen de otro edificio para jugar a la búsqueda del tesoro, hablamos de la Catedral. La Catedral, que empezó a construirse en 1509, combina estilos góticos tardíos y renacentistas. Entre los ornamentos de su fachada, destacan dos figuras futuristas que se diferencian del resto, el astronauta de Salamanca y un dragón comiendo un helado. Tales tallas fueron añadidas en el año 1992 durante una restauración.

Sin duda, la búsqueda de tesoro en las fachadas de los edificios históricos de Salamanca se ha convertido en un curioso reclamo para los turistas. Un modo de descubrir otros numerosos detalles durante el proceso y conocer las historias que guardan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here