Salamanca, tercera provincia con mayor número de licencias en fútbol femenino

A la cabeza en la comunidad autónoma, se encuentran Valladolid, con 371 licencias femeninas, y León, con 325. La provincia cuenta con 259 jugadoras y diez equipos federados, pertenecientes a cuatro clubes: el C.D. Ribert, el C.D. Navega, el U.D. Santa Marta y el C.D. Salamanca U.D.S. Femenino

Un partido disputado por el equipo femenino regional de la U.D. Santa Marta y el del C.D. Salamanca U.D.S. Femenino.
Un partido disputado por el equipo femenino regional de la U.D. Santa Marta y el del C.D. Salamanca U.D.S. Femenino.

Este domingo, 9 de febrero, Salamanca escribirá un nuevo capítulo en la historia del deporte patrio con la celebración de la final de la Supercopa de Fútbol Femenino. Los encuentros previos se han producido, en el estadio Helmántico, entre la Real Sociedad, el Atlético de Madrid, el F.C. Barcelona y el Levante U.D. El evento, que tendrá lugar por primera vez de forma oficial en nuestro país, convertirá a la capital del Tormes en el centro de todas las miradas, en un momento en el que la provincia es una de las mayores canteras de jóvenes promesas de Castilla y León.

Con diez equipos femeninos federados –siete de fútbol 11 y tres de fútbol 7-, que pertenecen a cuatro clubes distintos, y 259 jugadoras, Salamanca se posiciona en tercer lugar en número de licencias de fútbol femenino en Castilla y León, solo por detrás de Valladolid, que se encuentra a la cabeza con 371; y León, en segundo lugar, con 325. Le siguen Burgos, con 252; Zamora, con 138; Ávila, con 123; Segovia, con 115; Palencia, con 98; y Soria, con 47; según datos facilitados por la Federación de Castilla y León de Fútbol.

Entre los conjuntos que forman la base charra en la actualidad destaca el Club Deportivo Ribert. Pionero en crear un equipo de fútbol femenino, no solo en la provincia, sino también en el resto del territorio nacional, en la temporada 1996/1997, el año pasado recuperó esta división. “El equipo femenino del C.D. Ribert nació en una época de expansión. Los inicios fueron muy buenos, estábamos en Primera División y las futbolistas tenían muchas ganas de jugar porque, en entonces, no había prácticamente equipos femeninos”, asegura Segundo De Bustos, entrenador del conjunto femenino del C.D. Ribert entre las temporadas 1997/1998 y 2000/2001.

El C.D. Ribert fue el primer club en contar con una sección femenina

Después, en el 2003, el club se disolvió debido a los costes económicos derivados de su funcionamiento y, con él, el equipo femenino. Catorce años más tarde, en septiembre del 2017, se refundó, recuperando la sección femenina en la temporada pasada. Actualmente, el Ribert compite en Segunda Regional y, en solo cuatro meses, ya ha alcanzado las veintidós fichas permitidas por la federación. “Comenzamos la temporada con trece jugadoras y, actualmente, ya hemos completado todas todas las plazas. La acogida ha sido muy buena y, quizá, si en la próxima temporada nos llegan más solicitudes, se reconsideraría abrir un segundo equipo”, comenta Javier Domínguez, entrenador C.D. Ribert Femenino.

La plantilla femenina del Club Deportivo Ribert en sus orígenes.
La plantilla femenina del Club Deportivo Ribert en sus orígenes.
La plantilla de la temporada 2019/2020.
La plantilla de la temporada 2019/2020.

 

 

 

 

 

 

Otro de los equipos que marcaron los comienzos del fútbol femenino charro fue el C.D. Navega, en el curso 2001/2002. Actualmente, cuenta con dos conjuntos. El primer equipo compite en la categoría Regional, en la Liga Gonalpi. El año pasado se quedó a las puertas de ascender a la Liga Doble G. Por su parte, cuenta con un segundo equipo en la Tercera Provincial Infantil, que fue creado en el 2019.

El equipo Infantil Femenino Femenino del Club Deportivo Navega.
El equipo Infantil Femenino Femenino del Club Deportivo Navega.
El equipo Regional Femenino del Club Deportivo Navega.
El equipo Regional Femenino del Club Deportivo Navega.

 

 

 

 

 

 

 

El Unión Deportiva de Santa Marta y el Club Deportivo Salamanca U.D.S. Femenino -primero dedicado íntegramente al fútbol femenino en la provincia- completan la lista de clubes con equipos federados. El de la U.D. Santa Marta se creó en el 2016/2017, lo que ya suma tres temporadas en activo. Actualmente, juega en Primera Regional.

Desde hace varios años, la institución se ha planteado la posibilidad de abrir una Escuela de Fútbol Femenino, aunque, por el momento, no se ha llevado a cabo. “Con un solo campo no podemos dar cabida a más equipos y, a pesar de que ha incrementado esa demanda, todavía no es suficiente como para crear otra escuela de fútbol femenino en la capital. Las niñas que quieren jugar al futbol optan por el C.D. U.S.D. Salamanca Femenino, que lleva varios años en funcionamiento y que está realizando una gran labor”, afirman fuentes del colectivo.

El Femenino Regional de la Unión Deportiva Santa Marta.
El Femenino Regional de la Unión Deportiva Santa Marta.

Por su parte, el C.D. Salamanca U.D.S. Femenino cuenta con seis equipos, uno de ellos en categoría Nacional. “Nació en el año 2012 de la necesidad de dar un impulso real al fútbol femenino. En aquel momento, empezamos con dos equipos y, con el paso de los años, ha aumentado la demanda hasta alcanzar las 105 jugadoras. El 90% de las chicas que comienzan en las categorías inferiores, continúan hasta llegar al primer equipo”, asegura Manuel Iglesias, presidente del club. “La pasión por el fútbol también se ve reflejada en un público fiel, que repite con bastante asiduidad”, añade.

Sin embargo, el fútbol femenino de la provincia no habla solo de cantidad, sino también de calidad. Un ejemplo de ello es Carmen Álvarez, delantera del C.D. Salamanca U.D.S. Femenino, que ha acudido a las jornadas de entrenamiento de la Selección Española sub-17, celebradas en la Ciudad Deportiva de Las Rozas de Madrid, entre el 3 y el 5 de frebrero.

Las entrenadoras, aún en minoría

Noelia Martín Marcos, actual entrenadora del equipo Regional del C.D. U.D.S. Salamanca Femenino y ex jugadora de la 1ª División Nacional Femenina, como parte del mismo club, es una de las pocas profesionales que ejercen como tal en la provincia. “Hasta el momento, las mujeres seguimos siendo una minoría con respecto a los hombres. Sin embargo, al igual que el número de jugadoras de fútbol ha ido aumentando en los últimos años, espero que el de entrenadoras también lo haga. Actualmente, algunos equipos de Primera División, ya cuentan con entrenadoras en el banquillo”, comenta.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*