La revisión de las estufas puede evitar accidentes

Esta semana hemos encendido las estufas y conectado la calefacción, debido a la bajada de las temperaturas, inaugurando así una temporada caracterizada por el avance de las energías renovables

Al cierre de 2018, operaban en España 298.399 estufas y calderas alimentadas con biomasa.
Al cierre de 2018, operaban en España 298.399 estufas y calderas alimentadas con biomasa.

Probablemente esta semana muchos de ustedes hayan encendido sus estufas o conectado la calefacción, inaugurando así la temporada de otoño. Y quizá alguno de nuestros lectores haya realizado la transición a las energía renovables, con la adquisición de estufas y calderas de biomasa. Y es que la instalación de calderas de este tipo ha crecido notablemente en el último año, según destaca el informe del Observatorio de Biomasa, referente al año 2018.

Así, “al cierre de 2018, operaban en España 298.399 estufas y calderas alimentadas con biomasa; 53.480 más que el año anterior. Las ventas de equipos se han incrementado un 16,2%, pero ha sido de forma desigual, más estufas que calderas de gran potencia”, indica el balance, que señala también que el mayor incremento de las instalaciones de calefacción con biomasa se ha visto impulsado por la venta de nuevas estufas de pellet, que en 2018 se elevaron hasta las 50.130 unidades. Esta cifra de ventas supone un nuevo récord en España, aunque lejos aún de las ventas en países como Italia o Francia con cifras que duplican y triplican al mercado español.

Mantenimiento

Al igual que en el resto de sistemas de calefacción, las estufas de biomasa requieren y están obligadas a pasar un control anual que garanticen la seguridad de los usuarios. Las estufas de pellet son dispositivos en los que se produce una combustión en su interior, y por ello la falta de limpieza y mantenimiento puede comprometer la seguridad y además generar humos que molesten a los propios usuarios y al resto de los vecinos.

Explica Yolanda García de la empresa Chimecal, que “todas las chimeneas, estufas o calderas tanto de carbón, leña, pellet o biomasa en general, deben de revisarse todos los años por personal autorizado que garantice la seguridad de la instalación, así como la correcta limpieza y mantenimiento de los tubos para evitar depósitos de hollín en el interior, que puedan ocasionar un incendio que afecte al resto de la vivienda”.

El Reglamento de Instalaciones Técnicas en Edificios (RITE/2007) en la IT 3.3 “Programa de mantenimiento preventivo” señala la necesidad de “comprobación y limpieza, si procede, de conductos de humos y chimenea” una vez por temporada (año) para instalaciones menores de 70 Kw y dos veces para instalaciones mayores de 70 Kw. Para llevar a cabo estas operaciones de limpieza, en Chimecal cuentan con un equipo profesional que se desplaza al domicilio del cliente para revisar y limpiar los equipos de calor.

Y, ¿en qué consisten estos trabajos? Resume Yolanda García, que los técnicos se encargan del recubrimiento de la puerta de la chimenea o estufa para evitar salidas de polvo y hollín y realiza un video inspección si fuera necesaria según el modelo. Se procede al deshollinado completo de tubería de humos y a la extracción del hollín mediante aspiración. Asimismo, realizan al raspado de paredes de la chimenea o estufa para evitar que adherencias en dichas paredes hagan que disminuya el rendimiento y calor que desprenden. El procedimiento continúa con la limpieza de deflectores y posterior colocación si los hubiera. También se comprueba el estado del cordón cerámico de sellado de la puerta y cristales para evitar la salida de gases de combustión a la estancia. En el caso de equipos de pellet, el técnico regulará los parámetros.

Lo último en calor, mejor desde el suelo

Chimecal comercializa un nuevo sistema de calor basado en un circuito de ventilación con distribución homogénea

Los sistemas de calefacción avanzan al ritmo de la tecnología y muestra de ello son las estufas con ‘sistemas multifuoco’, patentado por la firma italiana Piazzeta, que en nuestra ciudad sólo comercializa Chimecal (polígono El Montalvo I).

Sistema de calefacción mulifuoco de Piazzeta.
Sistema de calefacción mulifuoco de Piazzeta.

Esta técnica innovadora funciona de manera única y distinta a los tradicionales. Tiene la capacidad de distribuir el calor de forma homogénea por todo el espacio, por lo que no tendrá esa molesta diferencia térmica entre el suelo y el techo, que conllevan las tradicionales estufas o chimeneas. Por naturaleza, el aire caliente sube y el frío baja, pero en estos ‘sistemas multifouco’ de Piazzetta varía ese aspecto natural porque hace circular el aire de forma distinta, evitando la acumulación del calor en lo más alto.

El método hace que el aire que entra desde arriba se logre calentar al entrar en contacto con las paredes calientes y luego sea expulsado por las bocas que están en la parte inferior. Por lo que el calor es distribuido de forma uniforme.
El sistema multifuoco podría calentar una casa por el sistema de canalización que posee. Con el flujo de aire caliente se transporta a las habitaciones más lejanas, incluso a distintas plantas. El aire fluye a través de conductos flexibles, muy sencillo de instalar y con un diámetro de tan solo 75 mm. La difusión de calor en el sistema de convección forzada permite una mejor distribución del aire caliente, del suelo al techo hasta de una distancia de 10 metros de la fuente de calor, esto con leña, hasta 16, con pellet.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*