La guía PaTEA Salamanca ya está en la Oficina de Turismo

La Asociación Ariadna mantiene una veintena de encuadernaciones fabricadas por sus usuarios para que aquellas personas con TEA puedan conocer la ciudad. Y según la secretaria, Carmen Calvo, también puede considerarse como alternativa de ocio para familias con niños y extranjeros que estudien el idioma castellano

Sobre estas líneas, dos de los usuarios de la asociación y la directora del Centro de Día Los Cedros, María Ángeles Beltrán.
Sobre estas líneas, dos de los usuarios de la asociación y la directora del Centro de Día Los Cedros, María Ángeles Beltrán.

Muchas son las guías que se encuentran en librerías, puntos de venta o viajes, hoteles, quioscos… para conocer la ciudad de Salamanca, pero pocas están adaptadas para personas con TEA (Trastorno del Espectro del Autismo). Por este motivo la Asociación Ariadna le ha puesto remedio y ya se pueden adquirir en la Oficina de Turismo, así como en la propia sede de la calle Juan de Garay 8.

En la asociación, continuamente acogen a estudiantes universitarios para hacer prácticas. Así es como hace un par de años fue a parar a la entidad Eva Vidal, que cursó Trabajo Social y, por aquel entonces, era alumna de un máster sobre autismo. Cuando Eva acabó el periodo de trabajo con el Centro de Día Los Cedros de la Asociación Ariadna, quiso tener un detalle con los usuarios y les regaló una guía de Salamanca que había hecho ella misma. Carmen Calvo Méndez, la secretaria de la entidad y madre de uno de los chicos con TEA que pertenecen a la asociación, descubrió un día el pequeño regalo y le pareció una “muy buena idea” que se podía llevar a la práctica. Así que los integrantes del centro se pusieron manos a la obra y sacaron un primer prototipo de guía allá por el mes de noviembre de 2018. Lo presentaron en Turismo y “les encantó”, confiesa Carmen Calvo.

La publicación consta de información básica sobre la ciudad y puntos de interés, además de una breve historia de sus monumentos. También propone actividades lúdicas, como ir pegando en la página de al lado los medallones de la Plaza que se han visto, o cómo son las puertas de tal o cual edificio… “El mapa del inicio y la agenda de organización fueron dos de los detalles que añadimos al primer prototipo”, confiesa Carmen Calvo. Y es que la agenda de la organización de la jornada no puede faltar a la hora de comunicarse con las personas con TEA. No es más que un diario mediante pictogramas de lo que se va a hacer durante el día.

“Los juegos que se proponen o la manera de comunicar que hemos contemplado sirve, también, para interactuar con niños y hacerles partícipes de lo que van viendo. Incluso, también ayuda a aquellas personas que están aprendiendo castellano y se les refuerza mediante este tipo de imágenes”.

El diseño, las fotos y los textos son producto de la antigua estudiante Eva Vidal, pero la mano de obra es exclusiva de los usuarios de la Asociación Ariadna; desde el corte y pegado, hasta el plastificado. “Hacer las guías es una manera de que ellos vean que lo que están haciendo tiene un objetivo, unos frutos y una utilidad”, declara María Ángeles Beltrán, directora del centro.

“Estamos barajando la posibilidad de fabricar una guía de la provincia”

Así es como surgió la guía ‘PaTEA Salamanca’ que, desde noviembre, se pueden encontrar en la Oficina de Turismo unos siete y, en la actualidad, tienen previsto enviar otros trece. “La verdad es que ha tenido muy buena acogida en Salamanca. De hecho, en el centro, ya hemos vendido cinco”, revela Beltrán.

Por 15 euros, Salamanca cuenta con otra forma de ver y sentir la ciudad. “El objetivo no es sacar dinero, porque se tarda bastante en hacer una guía, no competimos con una imprenta, esto es todo manual y hay chicos a los que les tienes que guiar la mano…”, revelan. La recaudación irá destinada para que la asociación siga desempeñando su función de apoyo a estas personas y sus familias. Además, barajan la posibilidad de realizar una guía de la provincia junto con la Diputación de Salamanca.

‘PaTEA Salamanca’ responde como iniciativa a la empleabilidad de los usuarios de Ariadna que también se dedican a colocar terrazas de bares, clasificar ropa, juguetes, libros o colocar el desayuno en algún que otro hotel de la ciudad. “En cualquier sitio que nos dejan trabajar, les estamos agradecidos”.

Los usuarios de los centros de día aportarán un 20% menos a la entidad

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*