12.4 C
Salamanca
sábado, junio 19, 2021

Un paseo por la Salamanca más literaria

Lo más leído

La evidente y grandiosa monumentalidad de la ciudad de Salamanca ha provocado que, a lo largo de la historia, haya aparecido en numerosas novelas, algunas completamente básicas para entender la literatura española de todas las épocas. Desde el blog experiencias con arte, nos ofrecen un interesante paseo por algunas de las mejores obras en las que Salamanca actúa un personaje más.

La Celestina

Esta novela es la más antigua cronológicamente, escrita por Fernando de Rojas en 1499. Su título original es La Tragicomedia de Calisto y Melibea, en la que se narra el rechazo de Melibea al amor de Calisto, para lo que el enamorado recurre a la Celestina. Uno de los escenarios predilectos de la novela es el Huerto de Calisto y Melibea, unos jardines con vistas a las Catedrales y la ribera del río Tormes. Allí se cree que De Rojas ubicó el lugar de encuentro de los protagonistas, y su trágico desenlace del cual no hablaremos más por si es posible a estas alturas hacer algún spoiler.

El Lazarillo de Tormes

La siguiente obra magistral de la literatura que transcurre por estas calles es “La Vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades” En este caso, no se conoce a su autor y esta obra anónima lleva maravillando a niños pequeños y grandes  desde el año 1554. Está narrada en primera persona por el Lazarillo desde su más tierna infancia hasta la llegada a la vida adulta. Su vida como pícaro de la calle, las duras pruebas que tiene que superar y la agudeza con la que se ve obligado a crecer por su propia supervivencia, convierten al Lazarillo en la primera novela picaresca.

El Licenciado Vidriera y La Cueva de Salamanca

No podemos obviar en nuestro ranking a uno de los más grandes escritores de nuestro país, Don Miguel de Cervantes Saavedra, que siempre tuvo un vínculo muy estrecho con la ciudad de Salamanca. El Licenciado Vidriera forma parte de las doce novelas ejemplares de Cervantes, que se caracterizaban por un tono idealista y moralizador. En la novela dos estudiantes de Salamanca se encontraban a orillas del Tormes a un niño que se prestaba como sirviente a quien le permitiese estudiar en la universidad.

La Cueva de Salamanca, escrita dos años más tarde que la anterior novela, tiene un tono mucho más burlesco y habla de la cueva de la ciudad en la que según la leyenda impartía clases el diablo. La Cueva de Salamanca no es una novela en sí misma, sino un entremés que escribió Cervantes para una pieza teatral.

El estudiante de Salamanca

Y del maravilloso siglo XIX tenemos la novela de José de Espronceda que se ubica precisamente en el ambiente universitario de la ciudad, el estudiante de Salamanca. En su momento fue muy rompedora y toda una novela de vanguardia. En su argumento se incluye el mito de Don Juan Tenorio, efectos de ficción como la visión del propio entierro y la mujer transformada en un esqueleto. Esta novela en verso incluye novedades muy arriesgadas para la época, como la mezcla de géneros y el cinismo exacerbado de su protagonista, Don Félix de Montemar. Un “segundo don Juan” mujeriego, irreligioso y arrogante que no tiene desperdicio.

Más Noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas noticias

Uso de cookies

De conformidad, tras la entrada en vigor de la Ley 9/2014 General de Telecomunicaciones y su afectación en el artículo 22 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web-, propias y de terceros, con la finalidad de recabar información de entrada o identificación de usuarios; reproducción y carga de formularios y/o plug-in de contenido; publicitarias; estadísticas; entre otras.

ACEPTAR
Aviso de cookies