La OTAN se reúne en Salamanca para debatir sobre sensores de defensa

El Colegio Fonseca acogerá las citas hasta el 10 de mayo para dilucidar las nuevas técnicas relacionadas con el procesamiento de datos

La alianza militar intergubernamental OTAN ha elegido a la Universidad de Salamanca como espacio para celebrar reuniones científicas sobre tecnologías de sensores aplicados a la defensa. Concretamente, se reunirán esta semana en el Colegio Fonseca. La Dirección General de Armamento y Material del Ministerio de Defensa ha organizado este encuentro impulsado por el departamento de Organización de Ciencia y Tecnología de la OTAN (STO, por sus siglas en inglés).

Este miércoles, 8 de mayo, junto con los días 9 y 10, tendrá lugar la 43ª reunión del Panel sobre Tecnologías Electrónicas y de Sensores (SET, por sus siglas en inglés), cita a la que sólo podrán asistir representantes oficiales de las naciones OTAN.

Sin embargo, los representantes gubernamentales ya se han reunido en Salamanca tanto el día 6 como el 7 de mayo. Esta primera reunión fue la denominada SET-265 ‘Compressive Sensing applications for Radar/ESM and EO/IR imaging‘. El seminario forma parte de las actividades que se enmarcan en la programación del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca para el año 2019.

La primera cita tuvo un carácter abierto y agrupó a expertos científicos y técnicos pertenecientes al mundo académico y de investigación, a empresas y a organismos de defensa. Permaneció abierta a la participación de expertos de los 29 países de la OTAN, a los que se les sumaron algunas naciones invitadas como Australia, Suecia, Suiza y Finlandia.

El encuentro tuvo como objetivo revisar el estado del arte de las técnicas de ‘Compressive Sensing’ (CS) aplicadas a distintos tipos de sensores de defensa (radar, electro-ópticos, etc.), así como identificar los desafíos técnicos aún a resolver para orientar la investigación futura. ‘Compressive Sensing’ es una tecnología emergente relacionada con la adquisición y procesado de señales que ofrece la posibilidad de reducir de forma drástica el volumen de datos a procesar, y permite, así, la obtención de mayor cantidad de información a distancias más lejanas. Estas técnicas tienen importantes aplicaciones tanto en el ámbito civil como en el de defensa.

Enrique Cabero, vicerrector de Política Académica y Participación Social de la Universidad de Salamanca, intervino en la inauguración junto con los tres investigadores que lideran el grupo SET-265, los profesores Laura Anitori (Países Bajos), Todd Du Bosq (Estados Unidos) y Marco Martorella (Italia).

Una estudiante de la Universidad gana el XIV Concurso de Traducción San Jerónimo 2019 de las Naciones Unidas

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*