El conocido arquitecto Julio Touza dará forma a un complejo de 100 viviendas protegidas que se levantará en El Marín

JARDINES DEL MARÍN sale al mercado como un proyecto de viviendas protegidas en régimen de protección pública y gestión cooperativa

Imagen virtual del proyecto Jardines del Marín.
Imagen virtual del proyecto Jardines del Marín.

Jardines del Marín es nombre del nuevo proyecto de vivienda social que se va a construir en Salamanca en los próximos 20 meses  y que han presentado este jueves sus promotores. Se trata de un complejo de residencial que se levantará junto al río Tormes, en el área de El Marín. La encargada de ejecutar este proyecto inmobiliario es  la gestora de cooperativas de viviendas, SERPROCOL; y el famoso arquitecto Julio Touza, el encargado de dar forma al complejo. Precisamente ha sido el propio Touza, junto con el presidente de la gestora, Pedro Ladrón de Guevara, quienes han explicado los detalles de la edificación.

El futuro residencial -compuesto por 48 viviendas en una primera fase y 96 viviendas en total- está ideado por el prestigioso arquitecto Julio Touza Rodríguez. Sus más de 2.000 proyectos desarrollados abarcan todos los ámbitos de la arquitectura y, además, ha sido pionero en España en la introducción de propuestas y técnicas arquitectónicas orientadas a la mayor eficiencia energética y a un ahorro del consumo en el mercado de vivienda protegida.

El complejo, inspirado en la forma serpenteada del río Tormes y la luz natural de la dehesa salmantina, estará ubicado en el barrio del Marín, una de las zonas con mayor proyección urbanística de la ciudad. Jardines del Marín surge como efecto del proyecto Tormes+, el plan de desarrollo urbano que tiene como objetivo revitalizar la ribera del río y contribuir con la expansión y el desarrollo de la ciudad.

La promoción conará con piscinas y pistas de pádel.
La promoción contará con piscinas y pistas de pádel.

Estética moderna y calidades

“El proyecto facilitará el desarrollo social de Salamanca, ya que permitirá el acceso a un hogar en propiedad a jóvenes y familias salmantinas que no pueden optar a una vivienda libre. La construcción de cerca de cincuenta viviendas también dinamizará la vida en la ribera del Tormes y le dará un pequeño impulso económico”, explica Pedro Ladrón de Guevara, presidente de SERPROCOL.  “Jardines del Marín pone de manifiesto que es posible desarrollar proyectos inmobiliarios de vivienda protegida, de gran belleza estética y con las mejores calidades y acabados del mercado”, concluye.

 “Abre la Salamanca histórica a la ciudad moderna, que crece y se extiende”

Así describe Julio Touza, con sus propias palabras, el nuevo complejo residencial salmantino: “Una fachada clara y luminosa, unas amplias zonas comunes ajardinadas… todo con la mirada puesta en el río Tormes y en su generoso entorno verde, abriendo la Salamanca histórica a la ciudad moderna que crece y se extiende, y que proyecta una arquitectura contemporánea, equilibrada, sostenible y adaptada al entorno”.

 Para Touza, la belleza de la arquitectura reside en su eficacia y en la garantía de ser un ejemplo para el buen vivir de sus moradores, buscando la armonía y el equilibro entre el medio ambiente y el entorno urbano.

48 viviendas protegidas de gestión cooperativa

El proyecto de SERPROCOL contempla la construcción de 48 viviendas protegidas en régimen de protección pública y gestión cooperativa. En concreto, se levantarán 36 de 3 dormitorios y 12 de 2. Todas exteriores, muy luminosas y con doble orientación. Los nuevos hogares -con superficies que oscilan entre los 60m2 y 80m2– dispondrán, además, de amplias zonas comunes con jardines, piscina, pistas de pádel y área de juegos infantiles.

Las viviendas, “con precios muy accesibles”, explican los promotores, se podrán adquirir desde 122.000 euros, incluyendo garaje y trastero.

JARDINES DEL MARÍN sale al mercado como un proyecto de viviendas protegidas en régimen de protección pública y gestión cooperativa. Las viviendas del nuevo complejo residencial -que tendrán el mismo nivel de calidades que la vivienda libre- se pondrán a la venta con unos requisitos muy asequibles para la gran mayoría de la población: ser mayor de edad, contar con unos ingresos máximos familiares de 44.000€ (un único miembro) a 48.000€ (5 o más); no tener otra vivienda en propiedad.

En cuanto al régimen de pago que presenta el régimen de cooperativa, “respecto a otros modelos de gestión, y que puede suponer ahorros del 10-15% en el precio final”,aseguran.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*