La nieve podrá caer en Salamanca

La sensación térmica de frío por debajo de los cero grados se hará notar sobre todo en el ala este de la provincia, caerá el mercurio y lloverá antes de terminar la semana

Nevada en la Plaza Mayor de Salamanca. FOTO: ARCHIVO DGRATIS Salamanca.
Nevada en la Plaza Mayor de Salamanca. FOTO: ARCHIVO DGRATIS Salamanca.

La capital del Tormes y provincia caminan desde hace días entre temperaturas mínimas. Los salmantinos no salen a la calle sin el ya ritual de abrigo, bufanda, gorro y guantes. Y es que aunque se ha hecho esperar el mal tiempo ha llegado pisando fuerte. Si hace una semana la provincia entera entraba en alerta amarilla por la ola de frío polar, la nieve llegará a Salamanca.

Al menos, los principales portales de Internet indican que la nieve no se hará de rogar la semana que viene. En lo que respecta a esta semana, las temperaturas mínimas podrían variar un grado de aumento de cara al fin de semana. Sin embargo, las mínimas descenderá hasta los menos 2 grados del domingo. Preludio, de un clima ‘atemperado’ de nieve.

El mercurio se moverá entre los 7 y 9 grados con probabilidad de hasta un 65% de precipitaciones para este viernes, 18 de enero. Aparecerán en forma de lluvia a lo largo de la tarde. El sábado, 19 de enero, amanecerá cubierto y lluvioso. Será el domingo cuando la sensación térmica de frío por debajo de los cero grados se hará notar. Esta situación se percibirá, sobre todo, en la capital del Tormes y el ala este de la provincia. Peñaranda de Bracamonte, Alba, Béjar y Guijuelo sufrirán los estragos de un temporal que no hará más que empeorar.

Nieve a partir de los 800 metros

A partir de los 800 metros, la nieve se hará notar, según los principales portales de Internet (Accuweather, El tiempo y Aemet). Serán las jornadas del martes y el miércoles, 22 y 23 de enero, cuando Salamanca podría verse en vuelta en copos de nieve. No obstante, en la zona de la Covatilla comenzará antes, ya desde el sábado por la mañana.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica, “los frentes atlánticos comenzarán a afectar nuestras latitudes” y las lluvia se hará persistente en buena parte del país. A partir del lunes, se producirá una intensa entrada de viento de componente norte con un acusado descenso del mercurio. La nieve podría situarse de entre los 800 a los 1.000 metros de altitud sobre el nivel del mar.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*