Lo que no pudo ser el 23 de abril, que sea mañana y con descuento incluido

0
549

El pasado 23 de abril aún estábamos pasando lo peor de la horrible primera fase de la pandemia global de coronavirus. En todo el país, pero también en Salamanca, donde el número de muertos aumentaba de manera exponencial sin ofrecer señal alguna de alivio. Con la población confinada en sus viviendas no hubo posibilidad de celebrar nada. Por supuesto, tampoco el Día del Libro, que cada 23 de abril se celebra en toda España, conmemorando la muerte ese mismo día de dos genios de la literatura universal: Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Han pasado tres meses y, pese a que la amenaza de los rebrotes revolotea sobre nuestras asustadas cabezas, salimos a la calle, con mascarilla por supuesto, y realizamos nuestras compras habituales; también en las librerías.

Mañana, 23 de julio, está programada la campaña nacional #TodoEmpiezaEnUnaLibrería y las librerías salmantinas, al menos las asociadas en la Asociación de Comercio ASECOV, integrada en Confaes, participarán en ella ofreciendo descuentos de hasta el 10 por ciento a todos aquellos lectores que durante el día de mañana adquieran un libro. Es el mismo descuento que se realiza cada 23 de abril, cuando las librerías de la ciudad llenan de cultura los soportales de la Plaza Mayor.

El vicepresidente de AESCOV, José Luis Delgado, recordaba que “el 23 de abril celebramos el Día del Libro donando lotes de ejemplares al Hospital Clínico Universitario de Salamanca”, y anunciaba que “mañana, queremos celebrarlo en las librerías con todos los salmantinos”. Según Delgado, el de las librerías ha sido uno de los sectores en Salamanca que mejor ha soportado los efectos perjudiciales del COVID-19, ya que el confinamiento “ha permitido que muchos salmantinos retomen el hábito de la lectura”. Esta circunstancia ha ayudado a mantener las ventas de los últimos meses. “Se ha notado de manera especial en la venta de libros y puedo constatar que muchos títulos han estado durante semanas agotados por la demanda”.

Sin embargo, el impacto negativo que la pandemia de coronavirus ha tenido a nivel nacional ha sido “enorme”. De hecho, las principales asociaciones de libreros, editores y distribuidores, calculan unas pérdidas de 1.000 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here