La salmantina Mayté Maldonado y su ambicioso plan para acabar con los males del mundo

0
47

La increíble historia personal de la salmantina Mayte Maldonado ya la pudieron saborear los lectores de DGratis antes que casi nadie allá por el invierno de 2015, cuando aún existía la entrañable y genuina versión en papel de este medio de comunicación. Recuerdan, ¿verdad? Una mujer que, a día de hoy, no sabe el año en el que nació, en su DNI figura 1937 y en su pasaporte estadounidense 1944, y que tampoco conoció jamás a su padre. Lo que sí que recuerda es la absoluta miseria que le rodeó en sus primeros años de vida, entre las localidades salmantinas de Rollán y Vega de Tirados, y la vergüenza con la que trataban de ocultarla por ser hija de madre soltera.

Sin embargo, a base de trabajo y con una imbatible combinación entre su físico privilegiado y su talento innato para los negocios, prosperó en el mundo del espectáculo en la noche madrileña de los años sesenta hasta que cruzó el Atlántico para ser renombrada como Mayté y acaparar una impresionante fortuna económica.

Sin embargo, todo cambió a partir de febrero del año 1991. Un agresivo cáncer de mama la tenía postrada en una cama de la prestigiosa clínica Mayo, en Rochester, cuando en un intento desesperado por encontrar algo a lo que agarrarse, algo que le salvara la vida, vio la imagen de Jesús de Nazaret, que se le apareció en un pasillo del hospital, y de la que no se ha separado en las últimas tres décadas. A partir de aquel momento, su historia de lujos y excesos pasó a un segundo plano para reconducir su existencia hacia un único objetivo: transmitir el mensaje salvador de Nuestro Señor Jesucristo.

Desde aquel mismo instante, la salmantina Mayté Maldonado comenzó a analizar el mundo de la política mundial y constató que el planeta se encontraba en un auténtico callejón sin salida. No fue hasta 2013, el año en el que el Espíritu Santo eligió al Papa Francisco para liderar la Iglesia católica, cuando Mayté tuvo la necesidad de plasmar, negro sobre blanco, todas las ideas que le llevaba años transmitiendo el propio Jesucristo. “Me quedé helada cuando vi que el propio Papa decía las mismas cosas que yo pensaba”, reconoce la salmantina.

Esas ideas ven ahora la luz en “Apocalipsis 2021”, una obra en la que Mayté Maldonado analiza los tres grandes problemas de la humanidad actual, la hambruna, los efectos del calentamiento global y la emigración forzada, da un repaso a la influencia de los políticos del mundo en esta terrible coyuntura, “ellos son los verdaderos culpables, con su corrupción rampante y su falta absoluta de conciencia”, y desvela su plan para evitar el fin de los tiempos.

En esta solución del problema ocupa un puesto predominante el Papa Francisco, “la única persona creíble y sin mancha del mundo”, y los principales billonarios del mundo, a los que Maldonado pide una parte de su fortuna para garantizar la continuidad de nuestra especie. “Yo sé que ellos son los máximos donantes en la actualidad, pero la mayor parte de sus ayudas se quedan en el camino porque no están organizadas. Lideradas por el Papa Francisco, con su red de misiones distribuidas por todo el planeta, llegarían a buen puerto”, comenta la salmantina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here