El histórico Helmántico cumple sus bodas de oro sin fútbol

Cincuenta años contemplan al mítico estadio Helmántico, inaugurado tal día como hoy, 8 de abril, pero de 1970, para acoger los encuentros de la tristemente desaparecida Unión Deportiva Salamanca. Hasta ese momento, y desde su fundación en febrero de 1920, la UDS, denominada en sus primeros años de vida como Unión Deportiva Española, jugó sus partidos en el campo de El Calvario, ubicado en los terrenos que actualmente ocupa la Estación de Autobuses de la ciudad.

Pero aquel recinto se quedaba pequeño y en 1968 el presidente unionista, el portugués Augusto Pimenta, decidió embarcarse en la aventura que cambiaría para siempre la historia de la vieja Unión. Impulsó a su Junta Directiva para que comprara 150.000 metros cuadrados en los terrenos conocidos como “Prado Panaderos” y por ellos pagó 6’5 millones de pesetas.

El proyecto fue diseñado por los arquitectos Antonio García Lozano y Fernando Población del Castillo, que viajaron hasta Lisboa para inspirarse en el estadio del Restelo, el feudo de Os Belenenses, el aparejador fue Vicente del Río y las construcciones las realizó Gil Cacho. Después de dos años de trabajos, el 8 de abril de 1970 el estadio Helmántico abrió sus puertas para acoger un encuentro amistoso entre la Unión Deportiva Salamanca y el Sporting Clube de Portugal. El partido concluyó en empate sin goles. Como curiosidad, los socios de la UDS pagaron 75 pesetas por la entrada, mientras que los no abonados se tuvieron que rascar el bolsillo el doble.

En aquella temporada 69-70, el Salamanca jugaba en Segunda División y el primer gol en el nuevo feudo unionista no llegó hasta el día 26 de ese mismo de abril. Calero marcaba para la UDS ante el Real Valladolid, pero la campaña acabó con el club de vuelta a la Tercera División.

Estreno a lo grande en Primera

El Helmántico albergaría el primer partido de la historia de la Unión en Primera el 8 de septiembre de 1974. Álvarez, por partida doble, marcaba para doblegar al Elche, en lo que sería el comienzo de la gloriosa época del Salamanca en la máxima categoría con jugadores como Joao Alves, Sánchez Barrios, Jorge D’Alessandro o Carlos “Lobo” Diarte en sus filas.

Antes incluso de ese fecha, el Helmántico acogió el primer partido internacional de su historia, el 5 de mayo de 1971, un España 3 – Turquía 1, clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Munich. Luego vinieron más, aunque para los anales quedarán el España 3 – China 0, del 26 de marzo de 2005, que sirvió para que Sergio Ramos debutara con la selección española, y el 3-1 ante Lituania de octubre de 2010, que supuso el primer partido de España en suelo nacional después de haber conquistado el Mundial de Sudáfrica.

Después de 12 temporadas en Primera División, con partidazos de leyenda ante Barça, Atleti o Valencia y con jugadorazos como Giovanella, Míchel Salgado, Pauleta o Stelea, El Helmántico vivió su tarde más triste el 19 de mayo de 2013 con el último partido de la Unión Deportiva Salamanca tras más de 93 años de historia.

Lo que sucedió después ya es por todos conocido. La subasta y la compra, por 1 millón de euros, por el empresario mexicano Manuel Lovato. En la actualidad, en El Helmántico disputa sus partidos el CF Salamanca UDS, encuadrado en el Grupo II de la Segunda División B del fútbol español. Aunque ahora mismo, por la terrible pandemia de coronavirus que nos asola, no hay ni fútbol en el siempre cuidadísimo tapete verde de la carretera de Zamora.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*