Freixo, un espectáculo para los sentidos

La ciudad lusa es uno de los municipios más importantes para descubrir su historia y leyenda pero, también, para disfrutar de su gastronomía en una de las ferias más reconocidas: Sopas e Merendas

sopa freixo

La villa de Freixo de Espada à Cinta es, sin lugar a dudas, uno de los municipios más interesantes para el viajero salmantino que se precie. Su historia, que en algunos de sus episodios se funde con leyenda, está cargada de grandes hazañas y de capítulos protagonizados por personajes ilustres, tanto españoles como lusos. Por su ubicación geográfica, municipio de frontera, ha sido escenario de enfrentamientos constantes y batallas memorables. Un ejemplo de ello, es la que mantuvieron los habitantes de Freixo, allá por el siglo XIII con el infante don Alfonso, hijo de Fernando III de Castilla. En aquélla época, fueron capaces de hacer frente y defender con gran valentía el municipio consiguiendo romper el cerco y expulsando a los castellanos.

Freixo es una villa llena de historia y ésta puede ser revivida y disfrutada por el visitante al recorrer sus calles llenas de portadas y ventanas ‘manuelinas’ o las antiguas murallas y torre aún medieval. Lo mismo sucede al visitar la iglesia, al pasear por la Encruzilhada, por la Rua das Flores, por el Valle, el Castaño o el Outeiro. Cada uno de sus rincones llevan al viajero a rememorar acontecimientos pasados.

De su nombre, Freixo da Espada à Cinta hay diversas explicaciones. Unos dicen que tuvo su origen en el nombre de un hidalgo godo ‘Espadacinta’; otros, en el blasón de un hidalgo leonés que tenía un fresno (freixo) y una espada; o en la leyenda que dice que don Dinis, el rey de Portugal, cuando fundó la localidad en el siglo XIV, “ató su espada a un fresno, antes de apoyarse en el árbol para descansar”.

Freixo, situado en la región con denominación de origen del Duero, adquiere una belleza especial en primavera. En esta época los almendros están en flor y se puede admirar el paisaje en todo su esplendor, desde lo alto de la Peña Durão, el más bello e imponente mirador de la comarca, desde donde se vislumbra una zona que se extiende más allá de la frontera española. Esta bella localidad fronteriza situada a 117 kilómetros de Salamanca y junto al Salto de Saucelle se encuentra enclavada en el Parque Natural do Douro Internacional (el equivalente a los Arribes del Duero españoles). En los últimos años ha sufrido una profunda renovación con el objetivo de captar más turismo.

En el calendario de otoño de la villa portuguesa de Freixo de Espada à Cinta, hay marcada con rojo una cita gastronómica inexcusable para los enamorados de Portugal, de su gastronomía, de sus pueblos más auténticos, de sus paisajes… Sopas e Merendas regresa este año -del 2 al 4 de noviembre– con la misma fórmula, pero con un aliciente más: el I Encuentro de Cerveceros Artesanales. Lo que significa que estarán presentes fabricantes caseros del zumo probablemente más consumido en el mundo, la cerveza. Será una buena oportunidad para descubrir sabores diferentes, ligados a pequeñas producciones.

Están apuntados también a la cita los restaurantes de Freixo, que harán memoria de cómo se elaboraban antaño las sopas e merendas para ofrecer a los comensales una magistral interpretación de los sabores de siempre. Cualquier evento que se precie en Freixo es aprovechado para mostrar con orgullo y promocionar los manjares que producen estas tierras fronterizas, agradecidas por el microclima que las cubre y por las aguas del Duero que las riega. Además, hay que considerar los expositores regionales de embutidos, almendras, miel, pan, aceite… un espectáculo para los sentidos.

Sopas y Meriendas 2018

Ayuntamiento de Freixo de Espada à Cinta optimiza la economía de la restauración y hostelería, con el evento que cumple con la tradición gastronómica de la comarca, donde pontifican los sopas y tortas. Del 2 al 4 de noviembre, Freixo de Espada à Cinta realiza la unión más genuina y tradicional de la cocina en sopas y meriendas.

Además de los restaurantes y comedores integrados en la carpa sopas y meriendas, localizada en jardín de la seda, también hay expositores de productos regionales, asociados al de cultivo del olivo, embutidos, almendras, miel, pan, entre otros. El programa de evento cuenta también con un baile de música popular, caza al jabalí y un teatro de comedia.

Con la finalización del evento, el Ayuntamiento plantea, además de resucitar a elementos característicos de la gastronomía local, impulsar el turismo gastronómico y la economía asociada a la industria del catering y hospitalidad.

 

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*