Las filologías más desconocidas de la USAL, una formación con alta tasa de inserción laboral

Los Estudios Hebreos y Arameos, los Estudios Italianos, los Estudios Árabes e Islámicos, o los Estudios Portugueses y Brasileños, entre otros, abren las puertas a un mercado trabajo poco explotado por los alumnos de la institución salmantina

Fachada principal del Colegio de Anaya.
Fachada principal del Colegio de Anaya.

La Universidad de Salamanca es reconocida internacionalmente como un referente del saber. Ochocientos años de historia y más de 2.000 estudiantes matriculados en su amplia oferta de Grados durante el presente curso académico, lo abalan. Sin embargo, a lo largo de esta trayectoria no han faltado los cambios como, por ejemplo, aquellos referidos a las áreas de conocimiento más atractivas para el nuevo alumnado. Si en el pasado, la institución fue cuna de grandes literatos como Miguel de Unamuno, Luis de Góngora o Fray Luis de León, lo cierto es que en pleno siglo XXI los estudiantes muestran una mayor predilección por las ciencias.

Grados como los de Estudios Italianos, los Estudios Árabes e Islámicos, los Estudios Portugueses y Brasileños, o Estudios los Hebreos y Arameos están notando este viraje en las preferencias de los más jóvenes. Prueba de ello son las cifras de las nuevas matriculaciones que han registrado en el ejercicio 2018/2019, las cuales oscilan entre la veintena de alumnos, en el caso de los primeros mencionados, hasta los dos estudiantes, en el caso de los Estudios Hebreos y Arameos. Una situación que, de acuerdo con el Vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad de Salamanca, Efrem Yildiz Sadak, obedece al bache generalizado que están sufriendo las humanidades en todo el mundo.

A ello se suma el difícil acceso que presentan estos estudios al encontrarse ausentes en los programas didácticos de la Educación Secundaria. “El desconocimiento de estas lenguas durante los años previos al acceso a la universidad, tiene como consecuencia que la información no llegue a su debido tiempo”, afirma.

No obstante, el hecho de que cuenten con un menor número de alumnos, puede resultar un aliciente para los futuros universitarios. Según explica Yildiz Sadak, esta situación permite un trato y una formación “completa directa e íntegra”, que se traduce en una elevada tasa de empleo para los egresados. “Algunos de los titulados por la Universidad de Salamanca en Estudios Arameos y Hebreos son directivos de grandes agencias de comunicación o corresponsales en embajadas de Oriente. Otros, han preferido decantarse por el periodismo internacional, ya que su preparación les ha ayudado a interpretar correctamente los acontecimientos que suceden en esa parte del mundo”, asegura.

‘Sistema Candelabro’

Otro de los incentivos que puede inclinar la balanza a la hora de elegir estas enseñanzas, en detrimento de otras disciplinas mayoritarias, es el llamado ‘Sistema Candelabro’ que ofrece la Facultad de Filología del Estudio Salmantino. Con este nombre se denomina a la estructura troncal que comparten todos los grados durante dos primeros años de la titulación. Así, la formación básica se imparte de manera transversal, además de la básica filológica (Segunda lengua, Lingüística General, Teoría de la literatura, entre otros) y un catálogo común de asignaturas optativas con contenido generalista e introductorio.

El objetivo de este sistema es que el alumno pueda confeccionar su currículo combinando las diversas posibilidades que le ofrece el diseño conjunto de planes en la primera mitad de sus estudios. De esta forma, es posible confeccionar el elenco de asignaturas de Grado orientándolas hacia una vertiente más lingüística, más literaria o más cultural, dependiendo de los intereses personales.

Por las mismas razones, la Facultad de Filología también favorece la transferencia de créditos entre las diversas titulaciones. Así, un alumno que esté cursando el Grado en Estudios Hispánicos, por ejemplo, puede formarse, paralelamente, en otras lenguas, sin que esto suponga volver a matricularse en asignaturas ya superadas.

El ‘Sistema Candelabro’, además del completo currículo que ofrece la Universidad de Salamanca, ha logrado dar a conocer la calidad filológica de la institución más allá de las fronteras de nuestro país. Como asegura el Vicerrector de Relacionaes Internacionales, Efrem Yidiz, “la formación de nuestros alumnos es de las mejores, no solo en España, sino también en el ámbito europeo.”

Alumnado extranjero

Con el objetivo de dar una mayor visibilidad a la Universidad de Salamanca en el mundo, la institución está llevando a cabo diferentes acciones de promoción, que persiguen atraer a aquellos jóvenes estudiantes que se desean formarse en el extranjero.

Como afirma Yidiz, la tendencia negativa que presenta actualmente la demografía española es una de las preocupaciones del Estudio Salmantino. “No podemos esperar que se produzca un milagro y las cifras cambien. Tenemos que promover la USAL fuera de los confines de la Península Ibérica”, asegura. Y es que según datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, nuestro país registró, en el primer semestre de 2018, el menor número de nacimientos desde 1941.

Por el momento, estas estrategias de promoción están dando sus frutos. En el curso académico 2018/2019, filologías como los Estudios Hebreos y Arameos, y los Estudios Portugueses y Brasileños cuentan con una alta tasa de alumnado perteneciente a otros países, alcanzando un 40% y un 31’82%, respectivamente. De cara al futuro, las previsiones de la Universidad de Salamanca se centran en seguir creciendo, tanto en alumnado nacional como extranjero.

Salidas profesionales

Los Estudios Hebreos y Arameos, los Estudios Portugueses y Brasileños, los Estudios Italianos, y los Estudios Árabes e Islámicos comparten las salidas profesionales que se enumeran a continuación:

– La Enseñanza de español como lengua extranjera.
– Literatura Española e Hispanoamericana, Teoría de la Literatura y Literatura Comparada.
– Estudios avanzados en
Filosofía.
– Estudios en Asia Oriental (Especialidad 1: Estudios Coreanos. Especialidad 2: Estudios Japoneses. Especialidad 3: Asia Oriental General).
– Estudios Ingleses Avanzados: Lenguas y Culturas en
Contacto.
– Las TIC en Educación: Análisis y Diseño de Procesos, Recursos y Prácticas Formativas.
– Lógica y Filosofía de la Ciencia.
– Textos de la Antigüedad Clásica y su Pervivencia.


Olha Shemelyak/Alumna del Grado en estudios Hebreos y Arameos en la Universidad de Salamanca

Olha Shemelyak, delante de la fachada del Edificio Juan del Enzina (Anayita).
Olha Shemelyak, delante de la fachada del Edificio Juan del Enzina (Anayita).

El primer curso del Grado en Estudios Hebreos y Arameos ha contado, durante el 2018/2019, con dos nuevos matriculados. Uno de ellos ha sido la ucraniana Olha Shemelyak que, tras finalizar Traducción e Interpretación en la Universidad de Valladolid, decidió descubrir estas lenguas antiguas a través de la formación que ofrece la Facultad de Filología de la USAL. “Yo no sabía nada de hebreo ni de arameo cuando comencé pero ambas me parecían muy interesantes. Durante mi anterior etapa universitaria, me enseñaron a traducir textos, pero no se ahondaba en su origen, por lo que quería aprender más sobre ello”, comenta acerca de los motivos que la impulsaron a matricularse en este Grado.

En cuanto a la formación que ha recibido a lo largo de su primer curso académico, Olha sostiene que está muy satisfecha con los avances que ha realizado en solo unos meses. “La verdad es que me ha encantado. Al ser solo dos en el aula, es como estar en unas clases particulares y los profesores son muy atentos y cercanos. Por ejemplo, Vega María García, responsable de la asignatura Lengua Aramea, es una gran profesional. Empezamos su materia con el abecedario y ya hemos traducido un texto con la ayuda del diccionario’, afirma.

De cara a su futuro profesional, Olha aún no ha tomado una decisión firme. “Quizá haga el doctorado”, se plantea. Sin embargo, esta es sola una de las opciones posibles, a las que permite acceder la formación por la que se ha decantado. “Creo que hay un gran desconocimiento en torno a este Grado. La gente no lo sabe, pero tiene un número elevado de salidas laborales”, explica. “Animaría a los futuros universitarios a que se informen y a que no se dejen intimidar por las palabras hebreo y arameo.”

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*