La venta de viviendas en la capital, a la carta

A pesar de que el mercado de la vivienda en Salamanca ha crecido en el primer trimestre del año, la mayor parte de las transacciones se circunscriben a inmuebles de segunda mano. Las nuevas promociones se localizan, especialmente, a las afueras

Promoción de viviendas en construcción en Huerta Otea.
Promoción de viviendas en construcción en Huerta Otea.

La venta de viviendas en Salamanca continúa en ascenso, respecto al primer trimestre del año, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, INE. Este período finalizó con el mayor número de operaciones cerradas de los últimos ocho años. Si bien, explica el presidente de la Asociaciación de Empresarios de la Construcción, AESCON, Juan Manuel Gómez, el crecimiento es discontinuo y se refiere, sobre todo, a la vivienda de segunda mano. “La vivienda usada tiene su mercado y evoluciona a un ritmo constante, aunque en los años de la crisis se acusó un aumento de las ventas, por la bajada de los precio y la urgencia por vender de algunos propietarios”.

En lo que se refiere a vivienda de nueva construcción, los datos del INE indican que entre enero y marzo, de las 800 viviendas vendidas, sólo el 15% correspondió a inmuebles nuevos. Y es que, recalca el presidente de AESCON, la actividad constructiva en la capital está muy reducida y se limita a media docena de promociones. Dentro de la ciudad, la obra más significativa se encuentra en la plaza España, donde se levanta una veintena de viviendas de lujo.

Construcción del edificio España, situado en la plaza que lleva su mismo nombre.
Construcción del edificio España, situado en la plaza que lleva su mismo nombre.

“Esta promoción va dirigida a un público muy concreto, que siempre tiene opción de compra y que se decidirá en función de las prestaciones que le ofrezca el inmueble”, aclara Gómez. Aparte de este proyecto, destaca otro bloque en las inmediaciones de la avenida de Italia. “Estos inmuebles se venden bien. Perfil de este comprador son matrimonios mayores que han vivido a las afueras o en pueblos,y buscan un piso céntrico”, indica José Manuel Gómez.

Pero el volumen mayor de vivienda se edifica en los nuevos barrios a las afueras de la ciudad. Ciudad Futuro, en la prolongación de Huerta Otea, donde ya se levanta la segunda fase de una gran promoción de apartamentos. También en esta zona se eleva otro bloque de un nuevo complejo residencial de 48 pisos. Se trata de viviendas en régimen de protección pública y gestión cooperativa, que ha sido diseñado por el popular arquitecto Julio Touza.

Continúa también ampliándose el barrio de Vistahermosa, aunque en el término municipal de Aldeatejada. Viviendas unifamiliares y pisos a los que se unen nuevos edificios dedicados a servicios para el vecindario.

Y, en la carretera de Valladolid, junto al colegio San Agustín, el complejo con el mismo nombre, donde ya están a la venta los pisos del tercer edificio residencial. En la zona de La Fontana y entre Santa Marta y Carbajosa también se dejan ver las grúas, con obras puntuales.

A demanda

En definitiva, como apunta el representante de AESCON, “se va construyendo poco a poco y no porque no haya demanda, sino porque las parejas jóvenes no pueden hacer frente a una hipoteca, con las condiciones de la Ley hipotecaria recién aprobada”. “El comprador tiene que tener ahorrado el 20% del valor del inmueble o aportarlo durante la ejecución de las obras”. Además, explica Gómez “los bancos son mucho más exigentes a la hora de conceder préstamos,”.

Un panorama al que no ayuda a solventar el nivel actual de los salarios. Y es que el coste de vida en España sigue creciendo. Así lo refleja la variación del IPC anual que, en 2018, volvía a ser positiva, concretamente se incrementaba un 1%. Y en lo que respecta a la vivienda, la variación ha seguido la misma tendencia. Y uno de los principales factores que explica esta realidad es que el precio de las casas se ha encarecido a un ritmo mucho más rápido que el poder adquisitivo de los españoles”, explica Beatriz Toribio, directora de Estudios de Fotocasa.

Por su parte, la responsable de comunicación del portal InfoJobs, añade que “a pesar de que el empleo se recupera, los salarios apenas se mueven”.

Precio, al alza

El precio de la vivienda en la ciudad de Salamanca en el primer trimestre de 2019 se situó en 1.443 €/m², lo que representa un incremento interanual del 8%. En lo que llevamos de año, la vivienda se ha revalorizado un 0,9% en la ciudad respecto al cierre del ejercicio anterior. En 2018, el dato acumulado a estas alturas del año reflejaba un descenso del 7,3%.

Récord en 2007

El valor medio de las casas en Salamanca ciudad alcanzó su máximo histórico en el tercer trimestre de 2007. Desde entonces, el precio ha experimentado un ajuste acumulado del 39,7%.

Alquiler

En los dos últimos años, la cantidad de sueldo mensual destinado al pago del alquiler ha crecido 2,9 puntos. Así, en 2016 los españoles debían destinar el 31% de su nómina mensual para pagar un piso de alquiler de 80 metros cuadrados; en 2017 se destinaba un 33,5% y, el pasado año, el 33,9%.

Cinco años para comprar vivienda

El precio medio de la vivienda de segunda mano en España se situaba, en diciembre de 2018, en los 1.869 euros el metro cuadrado, con un incremento del 7,8% respecto a diciembre de 2017 (1.733 euros). Eso significa que, teniendo en cuenta el salario bruto promedio de 2018 (23.478 euros anuales) y el precio de un piso de 80 metros cuadrado, cuyo precio medio es de 149.539 euros, los españoles tardarían 6,4 años en pagar una vivienda de compra, siempre y cuando destinaran íntegramente su salario bruto anual.


¿Cómo afecta la nueva ley hipotecaria?

Con la normativa en vigor, los gastos de registro, notaría y las primeras copias del notario corren a cargo del vendedor

El pasado día 16 de entró en vigor la nueva Ley de Crédito Inmobiliario, que después de tres años de negociaciones y tramitaciones introduce una serie de cambios en el proceso de contratación de los créditos para vivienda.

La nueva ley hipotecaria obliga a las entidades a asumir los gastos de notaría, gestoría y registro, lo que permitirá a los clientes ahorrar una media de entre 500 y 1.000 euros.

Lo más destacado

Entre las novedades más destacadas, el texto establece que desde ahora serán los bancos y no los clientes los que tendrán que hacerse cargo del pago de las primeras copias del notario, los gastos del registro y los de la gestoría; habrá un abaratamiento de los intereses de demora y de amortización anticipada; y aumentan los meses de impago antes de que se ejecute un crédito. La norma también elimina las cláusulas suelo. La dación en pago será voluntaria y solo se aplicará si lo establecen las partes. Otra novedad es que se endurece el inicio del procedimiento de desahucio.

Para que una entidad pueda ejercer su derecho de vencimiento anticipado, las cuotas impagadas deben superar el 3% del capital concedido o 12 cuotas mensuales si se produce en la primera mitad de vida de un préstamo, y el 7% del capital concedido o 15 cuotas mensuales si ocurre durante la segunda mitad.

Este retraso en la recuperación de la deuda impagada para los bancos podría traducirse en un cierto endurecimiento de las condiciones crediticias, sobre todo en las aplicadas a los clientes con un mayor perfil de riesgo.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*