Una veterana con muchas tablas

A punto de cumplir los 98, Teresa González puede presumir de ser la veterana del grupo de teatro Armonía, en el que ha representado decenas de personajes y hasta se ha atrevido a cantar

Teresa González, cuarta por la izquierda en la fila inferior, rodeada de sus compañeros de Armonía Teatro.
Teresa González, cuarta por la izquierda en la fila inferior, rodeada de sus compañeros de Armonía Teatro.

Teresa González es uno de los 16 miembros del grupo Armonía Teatro, un colectivo de veteranos que lleva 15 años disfrutando su tiempo de ocio sobre las tablas. Lo hacen de la mano de Honorio Ros, un profesor dedicado en cuerpo y alma a sus alumnos: a los pequeños —en el taller de teatro del colegio La Milagrosa— y también a los mayores.

Pero hoy corresponde escribir sobre Teresa por dos razones de peso. La primera, porque celebra su cumpleaños el 15 de octubre; y la segunda, porque cumple, nada más y nada menos, que 98.

Sirva por tanto el artículo como homenaje a esta mujer, repleta de vitalidad y rebosante de ilusión, que ha descubierto con los años que lo suyo es el espectáculo. Comenta su profesor, Honorio, que trabaja con disciplina, que aprende los papeles sin dificultad, que se mueve en el escenario con un desparpajo, propio de una profesional y que nunca olvida su parte del guión.

Teresa González, con uno de sus guiones entre manos.
Teresa González, con uno de sus guiones entre manos.

Fue a partir de la jubilación de su esposo, a los 65, cuando comenzó con el teatro. “Ya participaba en un coro. Me gustaba mucho cantar y también hacía bailes tradicionales, pero sufrí una caída y el médico me recomendó que no forzara la cadera”, explica la nonagenaria. Se acercó a la música y al teatro a través de la asociación de mayores de Garrido y después de ‘Tierra Charra’.

Teresa trabajó como pantalonera en la empresa Celso García, “hasta que su marido enfermó”. “Era operador de cine, en el ‘España’ y también llevaba las películas a Baños de Montemayor los fines de semana. De soportar lluvias y humedad, enfermó de pulmón. Hasta entonces, él también participaba en los bailes, tocaba la percusión”, recuerda la veterana.

Para esta mujer, como para el resto de los que participan en la agrupación teatral, los ensayos son un modo de compartir el tiempo con los demás. Además, de manera divertida y saludable “mantiene sus cabezas activas”. “Tienen que aprender textos y ser capaces de reproducirlos en un contexto determinado. Esto es fabuloso para las personas de edad avanzada”, explica Honorio y corrobora Teresa, quien asegura que “esta actividad, no solo la obliga a salir de casa con un objetivo y con ganas, además hace que tenga una responsabilidad colectiva, aprender los diálogos en su casa”.

Teresa y sus compañeros de reparto, como los artistas que son, realizan una gira anual que les lleva por diferentes puntos de la de la capital (centros de mayores, asociaciones vecinales, colegios…) y también de la provincia. El año pasado subieron al escenario en una docena de ocasiones. “Lo hacemos de manera altruista, sólo pedimos que nos faciliten medio de transporte cuando se trata de algún pueblo. Nosotros llevamos nuestro propio escenario móvil”, comenta el director de la agrupación.

Obra

Estas semanas han comenzado los ensayos de un nuevo sainete, “El parque de María Risa”, de José Cedena. En esta obra, Teresa González ostenta el personaje de la madre, que se empeña en casar a su hija ‘solterona’. La obra se pondrá en escena el próximo mes de noviembre en el centro de mayores Tierra Charra, con motivo de las fiestas de su patrón.

Teatro Armonía

La agrupación que lidera Honorio Ros nació en el año 2010 en el centro municipal Tierra Charra. A este colectivo se unieron más tarde los participantes de otra iniciativa de veteranos amantes de este arte y que se reunían en el centro de mayores de Padre Cámara. En la iniciativa participan personas como Teresa, que ronda los 100 años y también otros que acaban de pasar de los 50, lo que favorece una interesante convivencia intergeneracional, que en ocasiones se enriquece con la participación de los alumnos de La Milagrosa.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*