Sanidad propone incentivos para los profesionales que trabajen en puestos de difícil cobertura

El Decreto Ley tiene como objetivo, además de regular las medidas para el reconocimiento y la provisión de puestos de difícil cobertura en el ámbito de Atención Primaria, regular la productividad de los profesionales, fomentar la fidelización de los licenciados especialistas en medicina familiar y comunitaria, y la puesta en marcha de servicios de transporte a la demanda en los casos necesarios

Médico de Atención Primaria.
Médico de Atención Primaria.

El déficit de médicos de familia y pediatras de Atención Primaria genera una serie de dificultades a la hora de cubrir algunos puestos de trabajo en determinadas zonas. Municipios lejanos, con una población dispersa o con un bajo número de pacientes asignados, son solo algunas de las características territoriales y demográficas que dificultan su cobertura. Para intentar paliar este problema, la Consejería de Sanidad propondrá a la Junta de Castilla y León la aprobación de un Decreto Ley de medidas urgentes.

Estructurado en cuatro títulos, este Decreto tiene como objetivo, además de regular las medidas para el reconocimiento y la provisión de puestos de difícil cobertura en el ámbito de Atención Primaria, regular la productividad de los profesionales. Sin olvidar fomentar la fidelización de los licenciados especialistas en medicina familiar y comunitaria y la puesta en marcha de servicios de transporte a la demanda en los casos necesarios.

Incentivos económicos y una mayor flexibilización

El Decreto Ley propuesto por la Consejería de Sanidad recoge diversas medidas incentivadoras destinadas a los sanitarios que trabajen en puestos de difícil cobertura. Entre ellas, se incluye el reconocimiento de garantía asistencial, especialmente para las categorías con déficit de profesionales. Este complemento será de 6.000 euros anuales para los pertenecientes al grupo A1; de 1.300 anuales para los del A2; y de 300 euros anuales para las categorías C1 y C2, así como para otras agrupaciones profesionales.

Este complemento será de 6.000 euros anuales para los pertenecientes al grupo A1; de 1.300 anuales para los del A2; y de 300 euros anuales para las categorías C1 y C2, así como para otras agrupaciones profesionales

Otras de las medidas que comprende son la flexibilización del horario y la disponibilidad en los llamamientos temporales de interinidad en las bolsas de empleo temporal, siempre que el profesional lleve más de un año desempeñando el puesto. Además, el Decreto Ley apuesta por valorar como mérito en la carrera profesional el ejercicio de los mismos, considerándose como cooperación con el Servicio de Salud. Cabe mencionar también que estos profesionales disfrutarán de la prioridad en la partición en las actividades de formación, y la prioridad de los centros e instituciones sanitarias a los que estén adscritos puestos de difícil cobertura en los proyectos pilotos o de investigación.

Para calificar un puesto como de difícil cobertura se tendrán en cuenta diversos factores. La distancia desde el centro de salud al hospital de referencia; y el tiempo semanal empleado en los desplazamientos son solo algunos de ellos. Asimismo, también se tendrá presente el grado de dispersión geográfica y los accesos adversos. Según estos criterios, se puntuarán los puestos y se declararán, en su caso de difícil cobertura. Para ello, deberán contar con una puntuación igual o superior a siete puntos con los baremos establecidos.

¿Quieres ser el primero en comentar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*